MONTSE BENASCO | Arte: la llave para salir de la caja | EDUI TIJERINA | Junio 2024

Vacuna Patria a debate científico, dice Dr. Éctor Jaime | RAÚL MONTER ORTEGA - DETONA | Febrero 2024


Vacuna Patria a debate científico, dice Dr. Éctor Jaime

“La ciencia sin prudencia es como un barco sin timón; avanza, pero puede perderse en la tempestad de la urgencia.” - Anónimo

Recientemente, se han producido varias versiones sobre la autenticidad científica de la vacuna Patria, aprobada por COFEPRIS, por ello decidí platicar con el Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba.

Les comparto nuestra conversación:

RMO: Gusto saludarte, Éctor, ¿podrías compartir el origen de este debate científico de la vacuna “Patria”?

EJRB: Claro que sí, con gusto. En breve, se estará publicando una carta dirigida a la opinión pública suscrita por académicos, investigadores y médicos de amplio prestigio como el Dr. Francisco Moreno, haciendo un análisis crítico de la aprobación de “Emergencia” de la vacuna “Patria” en México en época de post-emergencia COVID-19 que por supuesto suscribí y lo argumento.

RMO: Es decir, ya existe argumentación que acredita este análisis científico.

EJRB: Así es, déjame abundar en ello. La pandemia de COVID-19 ha sido un catalizador sin precedentes para el desarrollo científico y la innovación en salud pública. Un ejemplo es el estudio de fase 1 de la vacuna NDVHXP-S -llamada Patria por el inquilino del Palacio-, iniciado por la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai. 

Este estudio representa un paso fundamental en el camino de una vacuna: validar su seguridad e inmunogenicidad en un grupo controlado de voluntarios sanos y vacunados.

La vacuna, libre de adyuvantes y conservadores, promete ser una herramienta adicional en la lucha contra la COVID-19, habiendo demostrado ya un perfil de seguridad aceptable y una inmunogenicidad potente en ensayos previos realizados en Tailandia, y se hicieron también en Vietnam, Tailandia y Brasil.

RMO: ¿Qué son los ensayos clínicos y qué fases conlleva?

ELRB: Los ensayos clínicos se dividen en distintas fases, cada una con su propósito crítico. La fase 1 se centra en la seguridad y la respuesta inmune; la fase 2, en la eficacia y dosificación óptima; y la fase 3, en la confirmación de la eficacia y el monitoreo de efectos adversos en una población más amplia. 

Solo tras superar satisfactoriamente estas etapas, una vacuna puede considerarse para aprobación regular o de emergencia por las autoridades sanitarias.

RMO: Por lo que intuyo, es que no se cumplieron con estas fases.

EJRB: La situación en México con la vacuna Patria plantea serias interrogantes. La vacuna, basada en la investigación inicial de Mount Sinai, fue adquirida para estudios clínicos en México por la empresa privada Avimex.

A pesar de la transparencia y rigor mostrados en los ensayos internacionales, el proceso en México ha carecido de la publicación de los resultados de las fases 2 y 3, un paso crucial para validar la eficacia y seguridad del biológico.

RMO: Entonces, ¿por qué la COFEPRIS la aprobó?

EJRB: La aprobación de emergencia de la vacuna Patria por parte de COFEPRIS, sin la evidencia científica publicada que respalde las fases 2 y 3, y post-emergencia sanitaria declarada por la OMS, ha generado comprensible alarma en la comunidad científica y médica.

La emergencia sanitaria justificaba ciertas flexibilidades en la aprobación de vacunas; sin embargo, una vez levantada, la rigurosidad y el cumplimiento de los estándares establecidos deben prevalecer.

RMO: Una vez, prevalece satisfacer el deseo político y protagónico del presidente, sin respetar los protocolos técnicos y cuenticos. ¿Verdad?

EJRB: La ciencia y la ética médica dictan que solo los biológicos que han demostrado ser seguros, de calidad y eficaces, mediante ensayos clínicos debidamente registrados y publicados, deben ser administrados a la población.

La falta de transparencia en la presentación de resultados de las fases 2 y 3 no solo pone en duda la eficacia de la vacuna Patria, sino que también podría representar un riesgo para la confianza pública en los programas de vacunación y la integridad de la salud pública en México.

RMO: La opacidad de las fases 2 y 3 obligan a que la COFEPRIS publique dichos documentos, “es correcto”. 

EJRB: Es imperativo que COFEPRIS y el Dr. Alejandro Svarch hagan públicos los datos de eficacia de la vacuna Patria para su escrutinio científico. El respeto a los principios éticos de la investigación y la práctica médica no es negociable, especialmente cuando está en juego la salud de la población. Las vacunas han salvado innumerables vidas, pero su éxito se basa en la confianza derivada de la evidencia científica y la transparencia.

RMO: Así las cosas, aquí hay un problema ético y científico, ¿podrías abundar?

EJRB: La aprobación de la vacuna Patria como uso de emergencia plantea un dilema ético y científico. Por un lado, existe la urgencia de proteger a la población contra el SARS-CoV-2; por otro, la necesidad de asegurar que cualquier biológico aplicado cumpla con los más altos estándares de seguridad y eficacia. En este cruce, la prudencia y la responsabilidad científica deben guiar las decisiones, garantizando que la salud pública se fundamente en la evidencia y no en la conveniencia o la presión.

La aplicación de una vacuna no verificada podría resultar en consecuencias adversas que van desde la falta de protección adecuada contra la enfermedad hasta la posibilidad de efectos secundarios no anticipados, minando así la confianza en las instituciones de salud y en la ciencia misma.

RMO: ¿En manos de quién cae esta responsabilidad?

EJRB: La responsabilidad recae sobre los hombros de los reguladores y autoridades de salud para no solo cumplir con sus obligaciones éticas, sino también para mantener el rigor científico que la pandemia ha demostrado ser posible bajo condiciones críticas. La aprobación precipitada de la vacuna Patria, sin la evidencia de las fases 2 y 3, podría ser percibida como un retroceso en estos avances, poniendo en riesgo no solo la salud individual sino también el progreso colectivo hacia la erradicación del COVID-19.

RMO: ¿Crees que COFEPRIS presentará los estudios completos?

EJRB: Es esencial que COFEPRIS y los desarrolladores de la vacuna Patria presenten los estudios completos y transparentes que avalen su uso. El diálogo abierto y el escrutinio por la comunidad científica internacional son pasos ineludibles para asegurar que cualquier vacuna introducida en la población cumpla con los criterios de seguridad y eficacia. En momentos donde la desinformación puede propagarse rápidamente, la transparencia se convierte en la piedra angular de la confianza pública.

RMO: ¿Cuál es tu conclusión?

EJRB: En conclusión, la integridad de la salud pública depende de la adherencia inquebrantable a los principios científicos y éticos. La vacuna NDV-HXPS, con su potencial demostrado, y la vacuna Patria, con sus interrogantes pendientes, representan dos caras de la misma moneda: la promesa de la ciencia y la prudencia de la práctica médica. México, y el mundo, merecen un compromiso inquebrantable con ambos. 

La comunidad científica y la población en general deben exigir la máxima transparencia y rigor en el proceso de aprobación de las vacunas, para garantizar que la salud pública se mantenga siempre como la máxima prioridad. Además, como diputado exigiremos desde el Congreso no se aplique ninguna vacuna que no cumpla con los estándares internacionales.

RMO: Muchas gracias, Éctor por compartir tu opinión y conocimiento, sobre este delicado tema que afecta la salud de los mexicanos.

Si desean estar en contacto con el Dr. Éctor, lo pueden hacer a través de sus redes sociales www.ectorjaime.mx X @ectorjaime FB doctorectorjaime


Raúl Monter Ortega
raul.monter46@gmail.com 
Instagram: @monterraul 
Facebook: monter.raul 

Coordinador de Campañas Electorales a nivel Federal, Estatal y Municipal. Editorialista, observador y activista de la vida política nacional. Promotor de las libertades constitucionales de los mexicanos. Es también Catedrático y vicerrector de la Escuela Superior de Procesos Electorales.