MONTSE BENASCO | Arte: la llave para salir de la caja | EDUI TIJERINA | Junio 2024

Editorial: Esos pequeños cambios que hacen la diferencia | ROBERTO GARZA | Enero 2024

Esos pequeños cambios que hacen la diferencia

Los valores y el cambio de hábitos como clave para convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Sin duda, el comienzo de un nuevo año siempre va acompañado de una reflexión, un aprendizaje y un impulso a lograr algo que nos convierta en mejores personas.

Generalmente, nos autoasignamos en ese proceso, el cumplimiento de objetivos para el año en curso. Objetivos que en una mayoría de las ocasiones ni cumplimos, ni seremos capaces de cumplir, o que, peor aún, ni abonan al cambio que queremos lograr.

Es por esto, que me gustaría compartirles un par de aprendizajes, que me hicieron dimensionar verdaderamente todo lo anterior: 

El PRIMERO se refiere al talento y a los valores necesarios para lograr el éxito. Les platico que en una charla reciente que tuve con Nili Brosh, considerada como una de las mejores guitarristas femeninas de su generación, me mencionaba algunos valores que ella consideraba claves para lograr el éxito. Mientras cualquiera pudiera imaginarse valores relacionados con el talento, las habilidades y las prácticas extenuantes, ella mencionaría la importancia de presentarse a tiempo, de llegar preparada, comportarse de manera profesional y más importante, ser una buena persona. 

Definitivamente esto tiene mucho sentido, ya que a la gente le gusta trabajar con personas que muestren respeto, estén preparadas, sean adaptables, sean buenas por naturaleza y se relacionen fácilmente. Al final del día, a la gente le gusta estar con personas que pudieran convertirse en sus amigos, independientemente de que no cuenten con grandes talentos o habilidades.

El SEGUNDO se refiere a la importancia de enfocarse en los pequeños cambios. Muchas veces, uno no dimensiona la importancia de modificar o mejorar esos pequeños puntos, que en suma pueden lograr grandes cambios.

En la cultura laboral japonesa, por ejemplo, existen los llamados Short Kaizen, que son pequeñas mejoras que se implementan en períodos cortos de tiempo dentro de un proceso, pero que, al ser sumados con muchos otros, logran una transformación dentro de la organización. Filosofía que forma parte fundamental del denominado TPS o Sistema de Producción de Toyota, base del éxito de dicha armadora japonesa.

Cabe destacar, que si hacemos la analogía y esas pequeñas mejoras las enfocamos a nuestros hábitos, seríamos capaces de convertirnos en mejores personas y, por tanto, en una mejor versión de nosotros mismos.

Lo interesante aquí, es que esto no es difícil, al contrario, es muy sencillo si nos enfocamos en identificar cuáles son nuestros hábitos, tanto los que debemos eliminar, los que debemos construir, así como en el proceso o sistema que debemos seguir para realizar lo anterior. Y precisamente sobre esto, me recomendaron un excelente libro escrito por James Clear titulado Hábitos Atómicos, que habla del proceso a seguir para lograr lo anterior y que quizás pudiera ser un buen regalo para este año que recién comienza. 

Aprovecho para desearles un excelente inicio de año a todas y todos ustedes queridos lectores. 

 robgarza@att.net.mx