VERO MARCOS | El arte de transformar positivamente a la gente | ROBERTO GARZA | Mayo 2024

Inteligencia artificial | EDUI TIJERINA | Mayo 2023


Sin audiencia no hay medios

Inteligencia artificial

Guionistas al Borde de un Ataque de Nervios.

Recientemente, la WAG (Writers Guild of America), que es el Sindicato de Guionistas en Estados Unidos, dio luz verde para recurrir a la Inteligencia Artificial como herramienta para la escritura de guiones. Esto, de inmediato, causó revuelo. No faltaron los que entraron en pánico, vaticinando que los que nos dedicamos a escribir guiones (tanto para ficción como no-ficción) quedaríamos a la deriva y si empleo. Otros, en cambio, y entre los cuales me incluyo, vemos la herramienta como eso, un mero apoyo, y no como un sustituto.

La IA estudia (y funciona) con algoritmos y complejos de ordenadores desde cuya combinación se pueden desarrollar y completar tareas que regularmente se logran desde la inteligencia humana.

En cuanto a la escritura de guiones, que requiere de la sensibilidad, inventiva y sentidos de progresión y ritmo del guionista, se espera que, a mediano plazo, esta herramienta genere buenas historias con documentos de guion bien estructurados y, sobre todo, “sin tanto rollo” en descripciones de escena ni en parlamentos o diálogos. Esto no significa que los resultados serán superficiales, sino que mostrarán la redacción de textos rebuscados y complejos, pero sin tener que echar mano de formas gramaticales intrincadas.

Atención: se señaló “se espera”. Por ahora, lo que este recurso hace es servir de buena ayuda para establecer o pulir ideas de base para el desarrollo de tramas, es decir, argumentos de referencia.

No hay nada qué temer. Si un guionista es bueno, seguirá siendo bueno. Si uno es malo, podrá apoyarse en la IA para mejorar. Habrá otros que ni con la lámpara de Aladino saldrán del hoyo. Todo es relativo. Al final del día, la herramienta jamás sustituirá al guionista porque, para empezar, somos más adaptables, flexibles y con sensibilidad puntual para dotar de algo que importa mucho en este tema: corazón.

¿Recuerdan la película “Ex Machina” del 2015? Fue escrita por Inteligencia Artificial. Si bien es cierto que no tuvo un marcado éxito en taquilla, tendríamos que tomar en cuenta que se debió a la poca, casi nula, promoción y a que su estreno fue en un reducido número de salas. Lo que sí es que su guion recibió críticas en las que se le acusó de ser genérico, con parlamentos cliché, giros poco atractivos o sorprendentes y, sobre todo, lento.

Las principales variables en las que los guiones escritos por humanos difieren de los generados por IA son: la extensión (la IA escribe documentos más cortos), el estilo y tono (reflejado en el lenguaje que se utiliza), el ritmo (velocidad o lentitud con que se van dando las situaciones para, en combinación, producir atmósferas y estado emocional específico en el lector, primero, y en el espectador, después) y la naturalidad o falta de ella en los diálogos.

Claro que conviene subrayar que estas mismas diferencias pueden listarse al comparar guionistas humanos buenos y no-tan-buenos. Digamos que la IA está en etapa de perfeccionamiento, para dejar en ella sólo “lo bueno y deseable” de un guionista talentoso.

En todo caso, si es que hay motivo para entrar en nervios, entonces sería para aquellos que no se esmeran en mantenerse actualizados, en practicar, escribir y reescribir y en enfocarse por estar al día de los cambiantes estilos narrativos y criterios de abordaje. Por otro lado, viendo el lado amable, hay que pensar en que una vez que la IA escriba un guion, se necesitará de un Script Doctor que ayude a inyectarle el “toque humano” para perfeccionarlo. 

Aunque nadie puede predecir con certeza lo que depara el futuro para los guionistas, lo que es indudable es que muchas de las etapas de los procesos creativos, propios de nuestra profesión, serán sustituidas por la IA y, tal vez, pensando en la velocidad en la que se desarrollan las nuevas tecnologías, se perfeccionen tanto que, entonces sí, tengamos que pensar en dedicarnos a otra cosa. 

Pero eso no será mañana, ni pasado. Ni el mes que viene. Todavía está por verse. Por si acaso, tratemos de no dormirnos en nuestros laureles y de pulir nuestro desempeño en el día a día. Más vale.


Edui Tijerina Chapa 
edui_tijerina@yahoo.com.mx 
Twitter: @EduiTijerina 
Instagram: @eduitijerinachapa 

Escritor, dramaturgo, guionista, asesor y analista de medios. Autor de numerosas piezas teatrales y de scripts para películas como “Cantinflas”, “Juan Diego” y “Jesús de Nazaret”.