JADE | La voz más dulce del anime | EDUI TIJERINA | Septiembre 2022

Fotógrafo y Escritor de Mundos Imaginarios | GABRIELA ARENAS | Septiembre 2022

Por: Gabriela Arenas
Fotografía: Internet


Fotógrafo y Escritor de Mundos Imaginarios

Juan Rulfo como Gabriela Arenas fotógrafo, produjo una gran cantidad de imágenes que son testimonio de su conocimiento de México.

S in duda, cuando pensamos en Juan Rulfo, lo primero que nos viene a la mente es su obra literaria. Con solo dos libros El Llano en Llamas (1953) y Pedro Páramo (1955), llegó a ser considerado como el mejor escritor hispanoamericano, comparado con Kafka, Faulkner y Balzac, entre otros.

En Pedro Páramo nos habla de un universo, donde cohabitan lo misterioso y lo real, obra que ha sido considerada como una de las mejores novelas de la literatura contemporánea.

Pero lo que no todos conocen de Rulfo, es que fue también un gran apasionado de la fotografía. Como amante de los pueblos y la cultura indígena, supo capturar instantes de ese México que le tocó vivir.


Desde los 30’s y hasta los 60’s, como fotógrafo produjo una gran cantidad de imágenes que son testimonio de su conocimiento de México, sus regiones y sus habitantes.

Su trabajo fotográfico lo ha colocado en el panorama de la fotografía en México y América Latina. Sobre las imágenes de Rulfo, Susan Sontag, en su libro On Photography comenta, “Juan Rulfo es el mejor fotógrafo que he conocido en Latinoamérica”.

Hoy se sabe que antes de escribir, empezó a hacer fotografía alrededor de 1930. Las décadas de los 40’s y 50’s fueron las más proliferas de su vida, con una gran producción fotográfica, al igual que con dos de sus grandes obras literarias.

Su pasión literaria y fotográfica, la compaginaba con sus viajes como vendedor de neumáticos para la firma Goodrich Euzkadi, viajes donde siempre iba acompañado de su cámara Relleiflex.

De su afición por el montañismo, surgen muchos de sus proyectos fotográficos, como los paisajes en los que la naturaleza convive con la arquitectura y donde la presencia humana solo es sugerida.

Viajar fue lo que más nutrió su labor como fotógrafo, sin embargo, también incursionaría en el cine en esos años.



La relación de Juan Rulfo con el cine, fue más extensa de lo que el público en general conoce. Escribió argumentos y textos poéticos que sirvieron de base para las cintas: El Despojo, El Gallo de Oro y La Fórmula Secreta.

Además de guionista y de que algunas de sus historias fueron llevadas a la pantalla grande, Juan Rulfo también fue cine fotógrafo y asesor histórico. En la película, En Este Pueblo No Hay Ladrones, actuó a lado de Carlos Monsiváis, Arturo Ripstein, Luis Buñuel y José Luis Cuevas.

La arquitectura, la arqueología y el indigenismo, fueron el centro de sus libros, donde la fotografía, la vegetación y el paisaje, fueron también grandes protagonistas.

A partir de la literatura y la fotografía, Juan Rulfo construyó una dialéctica sobre una realidad, donde los personajes literarios e imágenes fotográficas se conjuntaron, para mostrar un mundo fantástico.

Al profundizar en su fotografía, es inevitable no relacionarla con las escenas de sus libros, a pesar de que el propio Rulfo insistió, en que se trataba de dos disciplinas diferentes e independientes en su vida. De alguna manera, sus imágenes han sido un medio para penetrar a su mundo literario.

gabyarenas1@gmail.com