ALEX STAM | Siempre hacia adelante | ROBERTO GARZA | Agosto 2022

La sequía y la crisis climática | IRMA IDALIA CERDA | Agosto 2022

Por: Irma Idalia Cerda
Fotografía: Especial


La sequía y la crisis climática

Cuando el otro día vi en las noticias que una señora le decía al reportero de televisión que tenía cuatro meses sin agua, me dieron ganas de llorar. Esta es la realidad en qué vivimos, ya no importa en qué colonia o sector, ya todos los nuevoleoneses experimentamos al menos de tres días sin una gota de agua.

Ya nos estamos adaptando a esta situación que hizo olvidarnos hasta del COVID, porque estamos preocupados y al pendiente de la hora que va a llegar el agua a nuestras viviendas, que si va a venir la pipa, o si habrá en las tiendas agua embotellada, etcétera.

Imagínense los que han estado sin el suministro de agua durante cuatro meses, como la señora que entrevistaron hace poco, y como ella hay muchos ciudadanos más, que tienen que ingeniárselas para conseguir el vital líquido.

Desde comprar el tinaco hasta ir a una toma ubicada en determinado punto en el que hay que hacer fila para llenar las tinas, botes, garrafones, que la gente lleva en sus vehículos, carritos del super, “diablitos” y triciclos de carga, pero quienes no tienen nada de eso, deben transportarlas por sí mismos, y en tal caso, si eres un hombre fuerte no te pesará hacerlo, pero sí eres mujer o un adulto mayor, es poco probable que puedas acarrear suficiente agua en dichos recipientes.

La escasez de agua es la cereza del pastel que no se nos antoja comer porque con los problemas de transporte, inseguridad, violencia y los que se derivan de todo esto como: insomnio, ansiedad, depresión; y agréguenle llegar tarde o faltar al trabajo, suspender compromisos, porque ¿cómo vas a ir sin bañarte a una fiesta, boda, o lo que sea?

Ah! y eso sin contar la temperatura de 35 o 38 grados que se registra aquí en nuestra bella Sultana del Norte, por eso no me extraña que niños (y adultos también) se metan a las fuentes de algunas plazas o como lo hicieron hace un mes en el Paseo Santa Lucía en el que varios regiomontanos se lanzaron al canal como un acto de protesta por los cortes del suministro de agua en nuestro estado.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, transmitió el domingo 24 de julio un mensaje en el que habló sobre la crisis climática que también padecen los habitantes del resto de la República Mexicana, así como los norteamericanos y europeos.

“Hay ciudades en sequía extrema: Mexicali, Ensenada, Hermosillo, Guaymas, Nogales, San Luis del Río Colorado, Nuevo León (la mitad de los municipios en sequía excepcional, otros en extrema y algunos afortunados, en moderada)”.

“La crisis climática existe no sólo en Nuevo León, no sólo en el noreste de México, existe a nivel mundial; se está acabando la lluvia, se están derritiendo los polos y Joe Biden, el presidente de Estados Unidos, acaba de destinar 2 mil 300 millones de dólares para enfrentar este cambio climático tan solo, en su país. 

Simplemente y sencillamente estamos pagando todo el abuso que por décadas y siglos le hicimos al mundo; la naturaleza nos está cobrando factura y nos lo dice a gritos”, y dentro de este discurso, en lo que estoy de acuerdo con él, es en la parte en la que dice que somos responsables por no haber administrado adecuadamente los recursos naturales. Que esto nos sirva de lección, así sea.

irma_idalia@hotmail.com