JAVIER VILLANUEVA & ALBERTO HERNÁNDEZ | Inche Kai Che | GABRIEL ARENAS | Junio 2022

Silencios que duelen en el alma | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Junio 2022

Por: Miguel Ángel Arritola
Fotografía: Especial


Silencios que duelen en el alma

De visita en Monterrey para afianzar una colaboración con la Galería Armario 916, el artista sonorense platicó acerca de la exposición que ofrecerá en ese espacio y, por supuesto, de sus procesos creativos.

Las Rastreadoras de El Fuerte son un grupo de madres de personas desaparecidas en el norte de Sinaloa que, ante la ausencia de las autoridades, salen dos veces a la semana con picos y palas en busca de los restos de sus hijos; un testimonio del abandono del Estado, las agresiones del narco, la indiferencia de la sociedad y el dolor, pero también de la fuerza y valentía que mantiene unidas a estas mujeres, y de su empoderamiento para movilizar a la sociedad en la organización comunitaria.

Y José María Espinosa, director del documental “Te nombré en silencio” aborda con profesionalismo este tema que impera ya en todo México.

Es un documental fuerte, muy actual...

“Sí, sobre todo por lo que está pasando ahorita en Monterrey. Este largometraje documental que se llama “Te nombré en el silencio”, es la historia de las Rastreadoras del Fuerte, es un grupo de madres que buscan a sus hijos desaparecidos en el norte de Sinaloa, armadas con picos y palas, para buscarlos al desierto y al monte y básicamente es lo que es esta película. Esta película es una radiografía de la búsqueda es una radiografía del dolor, es una radiografía del amor que se tienen y que se profesan entre ellas, las rastreadoras, eso es más o menos englobado un poquito la película”.

Me llamó la atención que tú das una luz de esperanza al final de la jornada.

“La realidad es algo que encontré. Uno cree que sabe de qué van los grupos, cómo se relacionan entre ellas, qué tipo de cosas hacen, cómo viven, pero no nos esperábamos esto, tanta luz, tanta luminosidad dentro de un grupo, yo creo que ese es el valor de la película, esa dualidad, está ahí el dolor, está ahí la pérdida, está ahí la angustia, pero también están esas ganas de vivir, está esta esperanza está esta resiliencia, está el empoderamiento de estas mujeres, que termina siendo esperanzador y hasta poético”.

El estar dentro del campo, estar con ellas, ¿qué te marcó?, ¿qué te dejó a ti?

“Muchísimas lecciones de vida. Aun cuando ellas tienen estas cargas y cuestas gigantescas, pueden hacer todo esto, pueden seguir viviendo, pueden reír, pueden tomarse unas cheves, pueden contar chistes colorados, pueden salir a bailar, y eso a mí me deja una gran lección que es saber de alguna manera cómo enfrentarte con las tragedias. Como seres humanos todos vamos a tener tragedias inevitablemente en nuestras vidas, y ellas me han enseñado la entereza, el valor que se necesita para enfrentar todo esto que nos va a tocar eventualmente, obviamente en mayor o menor grado las tragedias, pero yo me quedo con esas lecciones de cómo vivir”. 

¿De todas esas historias cuál es la que más te pudo, la que más te dolió?

“Yo creo que la de Myrna. la del personaje principal, la del líder del grupo. Y por qué ella, por la historia de ella es un caso aparte, en el sentido que, dentro del documental, se dice que, hasta ese punto, ella encontró 90 cuerpos, y el único que no encontró completo fue el de Roberto. Hay una tragedia gigantesca de que ella tiene que seguir y seguir e ir yendo al lugar donde encontró para cada vez encontrar diferentes pedazos de su hijo, diferentes huesos. Por eso en el documental para mí la parte más dolorosa es justamente esa, cuando vuelven ahí y se encuentran; ese día fue desgarrador para nosotros, para el crew, de verla a ella, una mujer tan fuerte, tan resiliente, quebrarse de esa manera, al encontrar partes de su hijo”. 

¿Cuántas veces te quebraste durante la filmación?

“Muchísimas, muchísimas, yo soy una persona hiper sensible, no hay manera de sacarle la vuelta a ese dolor. Yo creo que mi catarsis fue a través del llanto, no te podría numerar, pero fueron más de 15, más de 20, sobre todo en los testimonios, cuando estas enfrente de una rastreadora y te está contando qué es lo que pasó con su ser querido, y estás viéndola a los ojos, sintiendo su angustia, sintiendo todo este dolor. Yo creo que también la labor como director es absorber un poco para tener una probadita de lo que están sintiendo ellas. A veces es insostenible ese dolor”. 

Con lo que está sucediendo en Monterrey, con tantas madres buscando a sus hijas en busca de una luz de esperanza, ¿no has pensado en hacer otro documental? La gente pide que alguien le de luz a ese dolor, que alumbren la apatía de las autoridades.

“Sí, por supuesto. Yo creo que nuestro país está enfermo; México está enfermo y los síntomas son esos, el feminicidio, el homicidio doloso, la desaparición forzada, el desplazamiento forzado, todo eso que nos aqueja como sociedad y de alguna manera, yo como sinaloense y como mexicano, me siento con la responsabilidad de abordar todo este tipo de temáticas, ahorita fue de la desaparición forzada, no sé si vuelva hacer una película de desaparición forzada por el bagaje emocional, por la afectación emocional que me trajo y también por que creo que hacerlo es como repetirme otra vez, tendría que ser desde un ángulo completamente distinto, pero sí me interesan todos los demás, me interesa el homicidio doloso, me interesa el desplazamiento forzado, el feminicidio, entonces hacia futuro habrá oportunidad de seguir aportando y seguir abordando estos temas para ponerlos sobre la mesa”.

¿Cómo ha sido la respuesta de la gente que ha visto este documental?

“Pues la más importante es la de Muyrna y la del grupo; , y es que ella me pone emocionar un poquito hablar de esto, porque lo que me dijo ella al terminar la película fue “este es mi legado”. Yo creo que eso habla muchísimo del esfuerzo que pusimos para hacer una buen película, para hacer una película auténtica, para que sea de alguna manera una película real, una película que sí hable de lo que pasa en los grupos, y la gente que está ajena a esta realidad pues están en shock de lo que está pasando en México, ero bueno, yo creo que al ver la película te hace crear una conciencia y empatía para con estas situaciones”.

¿Hubo miedo al arrancar el rodaje, miedo a enfrentarte a gente que quizás está detrás de todo esto?

“Hubo miedo solamente en ciertas circunstancias específicas. Cuando empecé lo hice sin miedo y terminé sin miedo en el sentido de que en el terreno cuando de alguna manera estás buscando o como dicen por ahí “estás calentando el terreno”. Hay ciertas situaciones que se presentaron por ejemplo cuando nos tiraron balazos una vez, cuando nos persiguieron a través de las rancherías cuando íbamos a hacer entrevistas, ahí es cuando entraba el miedo, pero no era un miedo paralizante, no era un miedo que digas tú “uy ya me voy de aquí”, no era un miedo donde te entra el pánico, más bien es un miedo que se siente pero que se controla, y de alguna manera y en lo personal, ese miedo te da más filo y hace que me concentre más para hacer lo que queríamos hacer, que es contar esta historia”.  

¿Qué viene después de “Te nombré en silencio”? 

“Ahorita estamos escribiendo una película que se llama “Bailando para no estar muerto”, es una ficción, vamos a pivotear un poco para descansar el corazón, con otro tipo de narrativa, aunque tengan que ver, es la historia de un adicto situada en la ciudad de Culiacán de donde soy originario, en la subcultura de la m música electrónica y también en un contexto de violencia, que no le podemos sacar la vuelta dentro de Sinaloa”.

Entérate

  • Las Rastreadoras de El Fuerte es un grupo que nació el 14 de julio del 2014.
  • Fue fundado por Mirna Nereida Medina Quiñonez y actualmente está constituido por más de 600 personas.
Conócelo

  • José María Espinosa es un director mexicano, nacido en 1989, en Culiacán, Sinaloa.
  • Estudió marketing en Monterrey
  • Estuvo interesado por el cine desde temprana edad. 
  • Espinosa se formó entre México y Estados Unidos y es fundador de la empresa Cinema del Norte, una productora independiente con el objetivo de descentralizar y promover la producción cinematográfica en el norte del país. 
  • Su primer trabajo como director y guionista fue el cortometraje “Whippet” (2015), mismo que tuvo éxito en festivales internacionales. 
  • Recientemente ha debutado en largometrajes con el documental “Te nombré en el silencio” (2022), mismo que sigue a un grupo de madre de personas desaparecidas en Sinaloa que, ante la ausencia de las autoridades, salen con herramientas propias en busca de los restos de sus seres queridos.