SAMIA KARIME | Inteligentemente feliz | ROBERTO GARZA | Mayo 2022

En México hay un divorcio entre géneros literarios: Hugo Alfredo Hinojosa

Por: Roberto Uriel Torres - POSTA
Fotografía: Cortesía POSTA

Hugo Alfredo Hinojosa.

En México hay un divorcio entre géneros literarios: Hugo Alfredo Hinojosa

De visita en Monterrey para presentar su libro “King Kong Cabaret” en la Feria Universitaria UANLeer, el dramaturgo reflexionó sobre la poca lectura de textos dramáticos en nuestro país, pues asegura hay una “estrechez mental y de mercado”.

A pesar de ser un género literario que fue y sigue siendo la base para distintos lenguajes creativos, como los audiovisuales, la dramaturgia en México no es tan leída como en otros países, sino que se le voltea a ver solo cuando la obra ya está montada, reflexiona el autor Hugo Alfredo Hinojosa.

De visita en Monterrey para presentar su libro “King Kong Cabaret” en la Feria Universitaria UANLeer, el dramaturgo reflexionó sobre la poca lectura de textos dramáticos en nuestro país, pues asegura hay una “estrechez mental y de mercado”.

“King Kong Cabaret”, publicado por la UANL, es un libro que compila las obras de teatro “Deshonra”, “Fariseos” y la homónima que da título al tomo. El autor señala que son piezas inspiradas en la realidad mexicana, que abordan el discurso social y político de México.

¿Hay personas interesadas en leer dramaturgia como tal o cree que prefieran ir a ver la obra ya montada?

Yo conozco, y no es exageración, muchas personas de la tercera edad que le leen mucha dramaturgia, porque es una reminiscencia de cuando escuchaban radio novelas, entonces como que están muy acostumbrados al asunto del diálogo, entonces leen mucho dramaturgia. Si me preguntas si existe un mercado literario para la dramaturgia, yo te puedo decir con todo el dolor de mi corazón que no, sin embargo la dramaturgia también se puede apreciar de la misma forma que la poesía, que el ensayo o la novela. 

¿Crees que pueda resultar incómodo para las nuevas generaciones leer dramaturgia, por esto que mencionas de la estructura de descripción, situación, personajes, diálogo, etcétera?

Yo creo que no, porque al final de cuentas es otra forma de leer, un estilo, si lees poesía por qué no puedes leer dramaturgia, y acuérdate que mucho el ejercicio de lector está en la imaginación, entonces yo creo que es un ejercicio más de trabajo para tu imaginación, estar rebotando de un diálogo a otro, no le veo mayor complejidad. Si ya haces el intento o la labor de leer narrativa, hacia la dramaturgia no pasa nada.

El problema está, que es un problema, de difusión acerca del teatro tal cual como género que se puede leer o disfrutar, porque inmediatamente todos piensan que es nada más para el escenario, no, si no, no leyéramos a Shakesphere, no leyéramos a los griegos, no leyéramos a Molière, entonces más que nada debería de trabajarse una estrategia de lectura del teatro.

Percibimos el teatro ya cuando está montado...

Es muy probable qué exista un mercado para la dramaturgia pero nadie lo está atacando, y como todo en el mundo, necesitarías una buena estrategia de marketing, de penetración, para también cambiar el chip de los lectores, pero bueno eso ya dependerá de quien lo haga.  

¿De las editoriales? 

Exactamente.

Libro “King Kong Cabaret”


No estamos leyendo dramaturgia 09 y percibimos el teatro ya montado, ¿habrá alguna responsabilidad de alguien, las autoridades de cultura o las editoriales, o de los mismos escritores y escritoras por difundir justamente la dramaturgia?

Sabes qué pasa, mira, no voy a criticar a nadie para no sacar astillas, pero por ejemplo tienes a grandes autores de narrativa, no voy a decir nombres, que de pronto les da la loquera, perdón por la crítica, de escribir teatro, y escriben una obra de teatro y la publica la editorial grande, pero porque es ese autor que ellos consideran que todo el mundo va a leer, entonces por qué no apostar por toda la gente que está escribiendo dramaturgia, que créeme que hay grandísimos talentos.  

Si tú potencias a un autor de narrativa que escribe dramaturgia, le estás abriendo el camino, Si tú potencias a un autor de dramaturgia a escribir una novela, abres el mercado, y estamos muy mal como cultura, tenemos un problema casi histórico en ese sentido. Te pongo un ejemplo, si tú vas a Francia, Inglaterra, Alemania, España, Estados Unidos, hay dramaturgos que escriben películas, dirigen películas, escriben novelas, escriben poesía, lo que sea, nadie se queja porque es parte de la acción cultural; aquí en México es ‘oh, no, es dramaturgo, nada más teatro’, ni pensar que puede hacer cine, ‘no, cómo’, eso habla de una estrechez mental cultural, porque somos buenos para decir, por ejemplo, Tom Stoppard, dramaturgo y que escribió ‘Shakespeare Love’ y que dirige obras de teatro, y qué escribe novelas, por supuesto, pero ¿por qué Tom Stoppard para el mexicano o no?, estrechez mental y de mercado.

Por ejemplo Kenneth Branagh, que está muy presente por los Óscar...

Kenneth Branagh, que es actor, director, también poeta; (Harold) Pinter era dramaturgo, era actor, era cineasta, guionista, y nadie dice que está mal, y el mercado lo abres, pero aquí en México hay un divorcio fortísimo entre géneros literarios, y está mal, por qué no potenciar esos talentos, en lugar de pelearse, entonces ahí estamos mal nosotros como cultura. ¿Por qué como cultura?, porque aplaudimos lo que se hace afuera y somos incapaces de tratar de replicar, fortalecer, y enriquecer lo que hacemos adentro, entonces de ahí también surge una suerte de malinchismo, pero está en una suerte de estrechez mental nuestra como cultura. 

“Es muy probable qué exista un mercado para la dramaturgia pero nadie lo está atacando, y como todo en el mundo, necesitarías una buena estrategia de marketing, de penetración”

¿Cómo hacerle para que alguna persona se acerque a esto, qué puede encontrar una persona abriendo páginas de dramaturgia, cómo se pueden enamorar de la dramaturgia?

Te voy a contestar de una forma que puede ser muy obvia: vas a encontrar lo mismo que si abra un libro de poesía, que si abre un libro de novela, un libro de ensayos, vas a encontrar un mecanismo, vas a encontrar una guía, vas a encontrar una forma de que tu imaginación se abra a otras cosas, y es lo que vas a encontrar, pero tienes que dar la oportunidad, si no le das la oportunidad puedes tener en tus manos a Pinter o al propio Shakespeare, y vas a decir y esto no es para mí, pero si no le das la oportunidad como se la das a un libro de poesía, una novela, no pasa nada, el problema está en que como no se entiende qué es, y que, como dices tú, solamente pensamos que es para el escena, entonces automáticamente lo negamos, entonces tendremos que tener esa curiosidad por tratar de ver otras cosas.

La pregunta es por qué tenemos curiosidad hacia la poesía, la novela, etcétera, y no hacia el teatro, siendo que los fundamentos de todo lo audiovisual que ves parten de una estructura dramática, y la estructura dramática es teatro, tal cual, y eso es muy importante, fíjate, si tú ves una película, al guión de una película le quitas las acotaciones tal cual, y le dejas el diálogo, es una obra de teatro, o es una pieza dramática. ¿Cómo empezaron las primeras películas hace más de 100 años?, con obras de teatro en la cámara, entonces todo era lo mismo, el problema es que con el paso del tiempo y la sofisticación de los lenguajes, entre comillas, la gente va pensando que no es algo que pueda leer, y pues no, tienes que leerlo.

Yo creo que tendremos que hacer una labor todos para tratar de empujar esa agenda, acuérdate que las agendas funcionan en la medida en que todos unidos vamos empujando algo, entonces tendríamos que notar en eso algún potencial. Tal vez yo te diría, bueno, quizá los autores de narrativa más reconocidos deberían de ponerse a escribir teatro y a lo mejor así más gente se podría acercar, pero ahí caemos en otras cosas, de pronto se vuelve exótico, muchos autores reconocidos que se disponen a escribir dramaturgia, es por exotismo, más que por una necesidad, sino que llegan a un estado en el que dicen ya conquistamos esto ahora quiero esto, está excelente y es muy válido, pero no por exotismo, sino por necesidad, que es diferente.

Si lo haces por necesidad, entonces sí generas un verdadero cambio, si lo haces por exotismo es otra rayita al currículum.