SAMIA KARIME | Inteligentemente feliz | ROBERTO GARZA | Mayo 2022

“¡Toda la vidaaa!” | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Marzo 2022

Por: Miguel Ángel Arritola
Fotografía: Cortesía

Mauricio Ochmann y Fiona Palomo son padre e hija en ¡Qué DesPadre!

“¡Toda la vidaaa!”

Mauricio Ochmann y Fiona Palomo, protagonistas de “¡Qué DesPadre!”, ofrecen un trabajo fresco y atractivo en esta cinta dirigida por Pitipol Ybarra.

A ritmo de “¡Toda la vida!” en boca del cantante Alexander Acha, Pedro (Mauricio Ochmann), asume de manera desenfadada sus noches de fiesta.

“¡Qué DesPadre! “, que se estrenó esta semana en cines, a nivel nacional, es una divertida comedia mexicana en la que el destacado trabajo actoral y carisma de Ochmann son el gancho perfecto para atraer a la taquilla a un público fiel a su quehacer cinematográfico.

La nueva apuesta de Videocine es una historia cargada de un sentimentalismo noble, sin tanto drama, con dósis de buen humor y una frescura que se disfruta, sin contratiempo alguno, de principio a fin.

Dirigida por Pitipol Ybarra, con un guión de Adriana Pelusi y Rafael Gaytan, “¡Qué DesPadre! “ pone en la mesa la vida de Pedro, un cuarentón que ve paralizada su libertad desenfrenada cuando en una noche de copas, en su lugar favorito de ligue y en plena “party”, se le planta Aline (Fiona Palomo), quien dice que está buscando a su papá... y todo indica que ese papá es... ¡él!

Ante esto, Pedro se ve en la imperiosa necesidad de, no sólo asumir su responsabilidad como padre, si no lo más temido para él, asumir que ya es un “cuarentón” con canas y a punto de ser abuelo.

“¡Qué DesPadre!” pone sobre la mesa la crisis de los 40 en algunas personas.


Al igual que “Cásate conmigo”, (“Marry me”) con JLo y Maluma, “¡Qué DesPadre!” va dirigida a un público que gusta de la comedia alejada de albures baratos, aquí, el único objetivo es pasarla bien.

En “¡Qué DesPadre!” hay muchos factores a favor y el principal es la perfecta química entre Ochmann y Fiona Palomo; ambos hacen un estupendo trabajo a la par y, en solitario, tienen momentos entrañables y por demás jocosos.

Los personajes secundarios le dan un plus fantástico a la cinta, por ejemplo, la breve participación de un Héctor Suárez, poderoso y amo y señor de la comedia, así como la fugaz participación de una querida Anabel Ferreira.

Sandra Echeverría como la “pretendienta” de Pedro llena la pantalla, ella es todo candor y Juan Diego Covarrubias está adorable como el hermano de Ochmann.

El papel de Diana Bracho como la madre del protagonista es corto, pero sustancioso, al igual que el de Ana Claudia Talancón en su rol de ex de Pedro y madre de Aline.

La comedia llegó a los cines esta semana y es una buena opción para divertirse sin complicaciones.


“¡Qué DesPadre! “ es una película que tiene sus buenos momentos para hacer reír y ratos, de poner al público a pensar sobre los valores familiares.

Este largometraje está diseñado para divertir, para pasar un buen momento, con una historia que tímidamente envía el mensaje sobre cómo enfrentar la madurez de los 40.

A Mauricio Ochmann se le da y mucho, el explorar con éxito la comedia; cuando se adentra con singular facilidad al drama, no cae en la exageración y eso se agradece.

Sin duda alguna, en estos tiempos de pandemia y de crisis en todos los aspectos, cintas agradables y bien realizadas como “¡Qué Despadre! “ serán siempre bienvenidas.