ADRIANA WILLIAMS | Actriz regia con piel de elefante | EDUI TIJERINA | Enero 2022

Propósitos y pronósticos | IRMA IDALIA CERDA | Enero 2022

Por: Irma Idalia Cerda
Fotografía: Especial


Propósitos y pronósticos

El 2022 ya está a la vuelta de la esquina, y seguramente cuando lean estas líneas ya lo hayamos recibido igual que a los demás años, con la acostumbrada cuenta regresiva, el brindis, las uvas, la lista de propósitos de año nuevo y deseando con todo el corazón que el nuevo año sea menos difícil que los anteriores.

Pero, como este será el tercer año que trae un virus bajo el brazo (ómicron, variante del coronavirus), estamos a la expectativa de lo que pasará, y si habrá que considerar hacer más modificaciones en nuestro estilo de vida, como nos hemos tenido que adaptar gracias a la pandemia en los últimos dos años.

Es obvio que eso de que: “este año me inscribo en el gym”; “después de la rosca inicio la dieta”; “ahora sí me animo al reto de ahorro que vi en YouTube” y otros propósitos que hacemos, no tendrían mucho sentido porque de un tiempo para acá nuestra rutina ha cambiado de poco a muchísimo.

Por ejemplo: aunque se abrieron los gimnasios, pues de todas maneras hay que tener muchas precauciones y más con las nuevas medidas de control; y en cuanto a la dieta, se puede hacer, pero hay que tomar en cuenta que con menos presupuesto es complicado y el poder comprar los alimentos más indispensables, es per se una meta cumplida.

Y qué decir del ahorro. Tendríamos que ser demasiado organizados para poder meter a la alcancía la cantidad que diariamente nos pide el plan de ahorro de 52 semanas, pues inicia con 10 pesos y termina con 520; y si, parece simple, siempre y cuando no tengamos ningún tipo de imprevistos como ir al médico de emergencia, hacer una reparación en la casa que no estaba programada, pagar un excedente en los servicios de agua, luz y gas, por mencionar algunos.

Por otro lado, también hay que poner atención a los pronósticos- y no precisamente del clima- se advierte que habrá una crisis económica generalizada, lo cual no es sorprendente, porque desde finales del 2021 empezamos a notar que ya hay un aumento en productos de la canasta básica, y anunciaron que subirá el precio de la gasolina, refrescos y cigarros.

Tenemos claro que hay que hacer ajustes, pero aun tratando de hacer “malabares” con el sueldo a veces no alcanza, así que nos vamos olvidando de comprar ropa, de ir a restaurantes, de viajar, en fin, cada quien aplica a su situación lo que tenga que hacer para lograr un equilibrio en sus finanzas.

Y hablando de pronósticos, según Bill Gates, la ola de ómicron debería durar tres meses y la pandemia podría terminar en 2022. En su blog “GatesNotes” el magnate comparte: “La buena noticia es que ya no es necesario persuadir al mundo de que detener una pandemia es importante. Espero que veamos un amplio apoyo para los esfuerzos de preparación para una pandemia y planeo pasar mucho tiempo defendiéndolos. Esta es la cosa más grande e importante en la que voy a trabajar en 2022.

“Actualmente estoy escribiendo un libro que saldrá en algún momento del próximo año, que establece mi plan para asegurarme de que COVID-19 sea la última pandemia”.

Ojalá fuera cierto lo que dice el millonario estadounidense, pero mientras tanto tenemos que seguir cuidándonos de ómicron y de cualquier otra variante para evitar que nos tome por sorpresa. Creo que más que propósito para este año nuevo, tengo una petición: que seamos fuertes para enfrentar los retos y que al mismo tiempo nos dé la oportunidad de darnos un respiro, porque ya queremos que sea un año “normal”. ¡Que la esperanza prevalezca en el 2022, así sea! 

irma_idalia@hotmail.com