HERNÁN GALINDO | La vida es fugaz y el teatro más | FÉLIX RIVERA | Noviembre 2022

MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Por: Roberto Garza
Fotografía: Cortesía Martín Achirica



MARTÍN ACHIRICA 
Eutanasia para vivir

Eutanasia significa poner fin al sufrimiento y al dolor, una palabra que sin duda impacta, por la inmediata relación que tiene con la muerte. 

En interesante entrevista, el antes empresario del mundo del espectáculo y ahora escritor y conferencista Martín Achirica, nos compartirá su nuevo libro ‘‘Eutanasia para vivir’’, una visión distinta de la muerte y un reflejo al espejo de 360 grados, que nos retará a hacer un alto en el camino, para alentarnos a sobrevivir y saber vivir abrazando la conciencia del morir.

¿Quién es Martín Achirica? 

 “Sabes que todavía no sé quién es, ya que estoy en el proceso de conocerlo. Hay unas partes de él ya más sanadas, que ya no les tengo tanto miedo, pero hay otras que sigo descubriendo”.

“Viví 27 años en el mundo del espectáculo, en un mundo aparentemente extraordinario. Sin embargo, cuando ‘volteas la tortilla’ para encontrar en lo ordinario, lo extraordinario; te reencuentras, te reconoces y dejas de ser el que tú creías que eras. Porque a veces pesa tanto el personaje que creas a lo largo de los años, que ya no eres tú, sino el personaje que tienes que seguir manteniendo en fondo y forma; de tal suerte, que cuando te quitas ese uniforme (no porque sea malo, sino porque ya cumplió su ciclo), experimentas una verdadera libertad”.

“Estudié la Carrera de Comunicación. Debo de presumirte que la terminé en casi 9 años, debido a que me enfoqué a trabajar desde entonces y se me dificultó poderla terminar antes”.

“Las fichas se movieron mágicamente en esa parte de mi carrera, ya que a los 19 o 20 años, me tocó estar en la cumbre de la popularidad siendo yo uno de los precursores del movimiento Rock en tu Idioma junto con el señor Enrique de Noriega, director de BMG Ariola. En México, en aquel entonces, se escuchaba sólo la música en inglés y escuchar música en español, parecía que no era elegante. Me confrontaba el tener qué aceptar eso y máxime cuando al estar en España, me daba cuenta que los jóvenes de allá se estaban divirtiendo escuchando la música en su idioma. ¿Por qué en México estamos con esta cosmovisión norteamericana, cuando nuestra esencia es latina?”  

“Así es como empezamos a hacer ‘Rock en tu Idioma’ con BMG Ariola. Recuerdo que no nos dejaban entrar a la televisión. Recuerdo haber estado horas en la antesala con el señor Raúl Velazco, quien me decía ‘Martín, sé que estás con este interés en el Rock, pero el Rock no es lo que necesitamos para los jóvenes, no tiene un mensaje positivo, mejor busca el Pop’. Recuerdo después haber estado con Alejandro González, uno de los principales directivos de Coca Cola, que no sé si finalmente aceptó mi propuesta porque le gustó, o para que lo dejara ya en paz, siendo así como hicimos los comerciales de la Ola Rock de Coca Cola. De ahí se vino un éxito enorme con bandas como Sombrero Verde, Radio Futura, Enanitos Verdes y Soda Stereo”.

“En ese entonces, al estar yo estudiando segundo semestre, acepté un importante puesto en la principal cadena de televisión y en menos de 48 horas ya estaba de gira con un grupo llamado FLANS, viajando por todo América y empezando así la ‘travesura’ de cara a la música”.

Martín Achirica

“Eutanasia para vivir’ no es un libro escrito, es un libro vivido”

Sin embargo, dicha “travesura” duró 27 años, ¿cierto? 

“Es correcto, ya que poco después me sedujo la radio y con Martha Aguayo, hicimos un programa que se trasmitió a nivel nacional llamado “Etcétera”, que resultó ser bastante dinámico y divertido”.  

“En esa época abrí también algunas discotecas y bares, donde comenzó la abundancia de cosas aparentemente extraordinarias. Sin embargo, el estar viviendo tan cerca del ego es complejo. De hecho, mis dos primeros socios en ese mundo ya no están, ya que fueron seducidos por los excesos y las adicciones”.

“En mi caso afortunadamente no tuve problemas de drogas o alcohol, pero desgraciadamente sí tuve adicción al trabajo y a olvidarme de mí. Comencé una empresa que daba servicios de logística a Televisa, donde nos tocaba presentar hasta el 70% de las telenovelas que se realizaban en esa cadena, inclusive llevamos la logística del Festival Acapulco y de Señorita México por más de 8 años”. 

“Después me buscaron para llevar logísticas especializadas para líderes del mundo, como Su Santidad Juan Pablo II, Su Santidad Dalái Lama, Mijaíl Gorbachov y David Rockefeller”.

Libro ‘Eutanasia para vivir’.


¿Siendo tan exitoso en el campo de la industria de Entretenimiento, qué te hace migrar a temas de desarrollo y trascendencia humana?

“Me llevó la confrontación. Cuando estás en esos núcleos de poder y llega la confrontación de los sistemas a nivel cultural, religioso y político, te haces un cuestionamiento muy profundo sobre si tú quieres seguir siendo parte de ese sistema o por el contrario quieres salir del mismo y empezar de otra forma. Recuerdo que la primera pregunta que me hice fue si Dios existía y qué era Dios”. 

“Hoy cumplo 19 años de ‘desaprender’. Me puse a leer a Jacobo Grinberg, me di a la tarea de observar otras religiones, de conocer el budismo y de estudiar la Biblia, entre muchos otros temas. Así fui descubriendo varias cosas que tenía yo que desaprender. Las tradiciones milenarias de los chamanes mexicanos y de Sudamérica, me hicieron ver el respeto a la tierra y la sabiduría de los animales, apasionándome así por el desaprender’’.

“Al darme cuenta que el vivir todo lo que yo pensaba era extraordinario, no me daba paz, ni plenitud, ni tampoco me liberaba de adicciones al trabajo y a la vida social glamurosa; fue cuando me cansé y empecé a ‘desaprender’. Sin embargo, también cuando empecé a ocuparme de mí, fue cuando empezaron a ocurrir traiciones, abusos y robos en mi negocio. Cuando me empecé a dedicar más a mí, fue cuando la gente aprovecho el momento para destruir lo que eran mis negocios exitosos”.

“Ahí fue donde ocurrió el cambio total, cuando decido compartir con el prójimo, todo lo que yo había aprendido para encontrarme a mí mismo, porque en ese entonces yo ni me conocía. Después de haber vivido todo lo que me había tocado vivir, quería compartirle a la gente que no se olvidaran nunca de ellos, que no se olvidaran nunca de su esencia”.

“Viví 27 años en el mundo del espectáculo, en el mundo de lo que es aparentemente extraordinario”

Platícanos por favor acerca de la clínica para el alma

“Todo empezó cuando hicimos unos protocolos con un equipo multidisciplinario, para presentárselos como propuesta al Hospital Español, que aceptó que tuviéramos una clínica para el alma. La propuesta era que fuera un espacio de medicina integrativa, que respetara a los médicos, pero que al mismo tiempo también incluyera lo ancestral”. 

“Hay padecimientos como una menopausia, donde la medicina alópata ya no puede hacer más. Ya no puede dar más hormonas.

Entonces deben considerarse otros elementos como aprender a respirar, aprender a meditar y aprender a volver a comer. Es posible que la mujer pueda tener momentos de una segunda juventud maravillosamente”.

“Y es así como colocamos la clínica y empezamos a recibir personas y a tratarlos de manera integral desde hace casi 4 años”


Entiendo que acabas de presentar tú libro ‘‘Eutanasia para vivir’’, ¿cuál ha sido la reacción hasta el momento del público con tú obra?

“Me costó mucho trabajo escribirlo, ya que ‘Eutanasia para vivir’ no es un libro escrito, es un libro vivido. Con todo respeto para los libros de autoayuda, yo no soy nadie para dar consejos ni para enseñarle a la gente que se autoayude. Entonces, mi pregunta fue cómo compartir un libro de lo que yo había entendido y no con un enfoque de maestro o de fórmulas, sino más bien desde la esencia”. 

“Si yo hubiera escrito un libro de anécdotas de artistas y famosos con los que trabajé, te aseguro hubiera sido muy popular, pero hubiera sido un libro muy barato, donde yo me hubiera prostituido para agarrar popularidad y regresar a quien yo era antes. Todo por el simple afán de jugar con el morbo de las personas para que el libro se vendiera”.

“Y dije: vamos a sacarle la esencia a lo que vi en artistas, a lo que vi en líderes, para que como seres humanos aprendamos de estas personas. Dicen que para que tu artista favorito deje de ser tu artista favorito, debes conocerlo. Y no porque sea malo, sino porque la imagen que creó tu mente de él, se desmorona y te das cuenta que es otro ser humano igual que tú e inclusive con más problemas que tú”.

¿Qué te inspiró a manejar ese nombre en el libro?

“Eutanasia significa poner fin al sufrimiento y al dolor. Significa poner un fin cuando estás desahuciado, que era como yo me sentía. Me sentía como si ya no tuviera razón la vida. Es por eso que decido dejar de ser el personaje que yo era por elección y circunstancia”.

“Había 3 opciones: La primera era quitarme la vida, la cual nunca consideré, la segunda era quedarme en depresión o muerto en vida y la tercera era morir a todo lo que fui, a todas mis creencias y a todo el glamour. Era el volver a la vida en la vida misma”.

“Jesús le dijo a Nicodemo, ‘es necesario morir para ser feliz y que vuelvas a nacer’. Y La Biblia lo dice en 2 Corintios 5:17 ‘, si tú mueres y vuelves a nacer, todo es nuevo y todo lo anterior es pasado, nueva criatura eres’. Y así lo vi en el budismo, en el taoísmo, en el judaísmo y en el islamismo, experimentándolo también en carne propia. Cuando vuelves a nacer, es cuando se abren tus alas y te vuelves visible a lo que realmente elijes ser”.


¿El libro está dirigido a cierto público en particular?

“Está dirigido a toda aquella persona que quiera ser feliz, definiendo a la felicidad como estar en paz, ya que independientemente de tus circunstancias, si estás en paz, es que eres feliz”

“En mi trayectoria he visto a ancianos de 22 años y a jóvenes de 90 años. También he visto a millonarios y famosos, profundamente infelices, al igual que personas extremadamente pobres que son muy felices y están en paz”.

“Eutanasia para vivir’ es un libro práctico, pragmático y complejamente sencillo”

¿Cómo sintetizarías ‘Eutanasia para vivir’?

“Es un libro práctico, pragmático y complejamente sencillo”. 

“Es importante entender que la muerte no se contagia, ya que todos estamos contagiados. Ya contamos también con una sentencia de muerte; nos vamos a morir y en dos generaciones nos van a olvidar. A la muerte no hay que tenerle miedo, ya que la tenemos asegurada”.

“Hay que entender también que la vida es un milagro. Matemáticamente no se puede explicar que tú y yo existamos, es un milagro el que estemos viviendo esta experiencia que se llama vida”.

“Debemos también aprender a perdonar y en la medida de que lo hayamos hecho bien, se convertirá en el mejor termómetro de la cercanía a esa fuente infinita de amor a la que llamamos Dios”.

“El perdón no es dual, ya que tú no necesitas que nadie te perdone. Lo que necesitas es arrepentirte de lo que no has hecho ordenadamente, para no volverlo a hacer. La culpa y el sacrificio que algunas religiones nos han inculcado es ‘basura’, ya que el perdón honesto viene de un arrepentimiento para llegar como dicen los hebreos, al ‘nunca más’. El perdón de lo que te ofendió el otro, es algo que ya no debe interferir para que salgas adelante. El único que gasta energía en la cólera, la rabia y la venganza por lo que te hicieron eres tú, porque los otros ya están en la playa tomándose una cerveza”.  

“También nos han hecho creer que es bueno ser pacientes cuando enfermamos, lo que es una gran mentira. Si tú has enfermado físicamente, mentalmente, emocionalmente o espiritualmente, lo menos que debes ser es paciente, debes ser actiente, activarte en valentía”.

“También el libro habla de que nos conozcamos a nosotros mismos, con la misma valentía de reconocer en humildad lo incapaces que somos en ciertas áreas. Nuestros padres hicieron lo mejor que pudieron, pero cuántas veces te quedas atribuyéndole a tus padres que no hicieron ciertas cosas o que las hubieron podido hacer mejor. Esa es una gran mentira, porque la compasión hacia todos lados, se convierte en entender que todo lo que te sucedió en tu pasado que no te gustó, se convierte en el principal maestro para tu vida futura. Si tuviste un padre alcohólico, él se convirtió en tu maestro para ahora no le hagas pasar malos ratos a tus hijos”.

“El libro se aleja del ‘échale ganas’, del ‘tú puedes’, del ‘sé optimista’; por el contrario, el libro te provoca y te convoca a ser valiente”. 

¿Pudiéramos decir que tu amor por el presente hace que veas distinto al futuro?

“Totalmente. Si una persona no es verdaderamente capaz de amarse a sí mismo, no es capaz de amar a nadie y menos a Dios. Nos hemos olvidado de nosotros mismos. Yo me olvidé muchos años de mí, de lo que era dormir en paz con un celular apagado, de poder disfrutar a mi familia y de vivir el momento”. 

“Hoy, la pandemia principal está en las redes sociales. Qué bueno que tenemos seguidores, pero no debemos olvidar que el principal seguidor que debemos tener, somos nosotros mismos. ¿Cuántos famosos o influencers como se hacen llamar, para poder seguirse manteniendo, son presos del personaje que generaron ante las redes?”.

Martín Achirica durante la presentación de su libro.

“El cambio total ocurre cuando decido compartir con el prójimo, todo lo que yo había aprendido para encontrarme a mí mismo” 

¿Qué reacciones has tenido sobre el mismo contenido del libro? 

“Totalmente. Si una persona no es verdaderamente capaz de amarse a sí mismo, no es capaz de amar a nadie y menos a Dios. Nos hemos olvidado de nosotros mismos. Yo me olvidé muchos años de mí, de lo que era dormir en paz con un celular apagado, de poder disfrutar a mi familia y de vivir el momento”.

“Hoy, la pandemia principal está en las redes sociales. Qué bueno que tenemos seguidores, pero no debemos olvidar que el principal seguidor que debemos tener, somos nosotros mismos. ¿Cuántos famosos o influencers como se hacen llamar, para poder seguirse manteniendo, son presos del personaje que generaron ante las redes?”.

¿Qué reacciones has tenido sobre el mismo contenido del libro?

“Te puedo decir que este mundo dual entre el del espectáculo y el que tengo ahora, ha sido maravilloso”.

“Verónica del Castillo, hermana de Kate del Castillo, me compartió que en su familia habían experimentado la muerte en vida, para volver a tener paz”.

“Luis de Llano, que estuvo conmigo en la presentación del libro, me comentó que él había tenido que ‘matar’ al Luis de Llano ‘productor de televisión’, para que naciera el Luis de Llano de familia y en paz con su esposa e hijas”.

“Tiaré Scanda, después de leer parte del libro, me dijo que ella tuvo que matar a la actriz de telenovela, para que naciera la escritora que está tenido actualmente mucho éxito”.

“Carlitos Páez, quien escribió uno de los prólogos del libro y uno de los sobrevivientes del accidente aéreo de los Andes, tuvo que matar a ese sobreviviente de los Andes, para convertirse en un conferencista que habla a los jóvenes para que hagan lo necesario para hacer después lo imposible”.

“Amigas que fueron modelos importantes en los ochentas, me han dicho que han tenido que ‘matar’ a la modelo famosa, para convertirse en mujeres plenas”.

“Si una persona no es verdaderamente capaz de amarse a sí mismo, no es capaz de amar a nadie y menos a Dios”

¿Dónde podemos adquirir el libro ‘Eutanasia para vivir’? 

“Ya se encuentra en las principales librerías y tiendas departamentales. También se puede adquirir entrando a la página de Ediciones Urano, quienes lo envían directamente a tu domicilio”.

Contacto

 @martinachirica @spesclinicaa


Semblanza

MARTÍN ACHIRICA nació en México. Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Anáhuac (CDMX, México) y graduado en estudios de Alta Dirección por la Universidad de Stanford (California, EUA). 

Es un reconocido conferencista en temas de desarrollo humano y espiritualidad. Por 27 años se dedicó al mundo del espectáculo, el entretenimiento, la gastronomía y las relaciones públicas, ocupándose de la logística de importantes eventos nacionales e internacionales. También trabajó con los principales líderes del mundo como Mijaíl Gorbachov, David Rockefeller, Su Santidad Juan Pablo II y el Dalai Lama.

Inició un viaje de aprendizaje personal y espiritual que lo ha llevado a la India, Bután, Nepal, Europa Central y Sudamérica. Destacan sus estudios en Biblia y Torá, la práctica del budismo, judaísmo, chamanismo, taoísmo, meditación y yoga. Participó en la creación de la Fundación CIMA y es creador y fundador de SPES, Clínica del Alma. Es un hombre ocupado por el bienestar particular y social, cuyo objetivo es sensibilizar a las personas para permitirles redescubrir su relación con el milagro de su existencia, que no es otra cosa que volver a la vida en la vida misma. ‘Eutanasia para vivir’ es su primera obra publicada.