MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

‘Isaac’: brutalmente maravillosa | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Septiembre 2021

Te Invito a Ver la Televisión

‘Isaac’: brutalmente maravillosa


Título: Isaac 
Protagonistas: Erika Bleda, Maria Ribera, Iván Sánchez 
Dirección: Ángeles Hernández, David Matamoros 

¿Qué sucede cuando el pasado llega de manera cruel, ambiciosa y devastadora?

¿Qué acontece cuando ese pasado arroja a este presente los deseos reprimidos que echan por tierra toda una vida forjada a base de mentiras, engaños y traiciones de un matrimonio que no es lo que aparenta?

“Isaac” es un filme español que reflexiona sobre las consecuencias de la maternidad subrogada, que habla con elegancia sobre el tormentoso amor de dos hombres atractivos y toca con acidez el poco valor que sus personajes se dan al amor y al orgullo propio.

La ópera prima de los directores Ángeles Hernández y David Matamoros es un delicado agasajo de actuaciones, de música, de fotografía y.…mucho más.

Los personajes de “Isaac” son poderosos, trazados de tal manera que uno sucumbe a esas pasiones que desbordan y que van desde la ambición, la soledad, la desdicha, hasta la del amor prohibido y arrebatado de dos hombres en la que sólo uno de ellos ama, el otro sólo utiliza.

Después de 20 años de no verse, Nacho (Pepe Ocio) y Denis (Iván Sánchez) se reencuentran en Barcelona y reactivan esa vieja amistad; ellos, en su juventud, tuvieron una historia de “amor” que en el presente poco a poco se intensifica hasta llevarlos a terrenos delicados y tormentosos.

En ese reencuentro, Nacho le confiesa a Denis que no puede concebir hijos con su mujer Marta (María Ribera).

Denis les propone a Nacho que su mujer, Carmen (Erika Bleda), sea la madre subrogada a cambio de que le preste un dinero que necesitan para cumplir su sueño: abrir un restaurante.

Nacho y Marta son un matrimonio burgués, con un buen status social en Barcelona, pero la felicidad no está de su lado porque no consiguen tener un hijo.

Denis y Carmen, son más de mente abierta, viven al día y su mayor sueño es el de conseguir dinero para abrir un restaurante.

Basada en la obra teatral “El día que nació Isaac”, de Antonio Hernández Centeno, el filme tiene un excelente equilibrio, aquí nada es gratis; música, actuación, dirección y, sobre todo, un ritmo atractivo en el que no hay margen desperdiciado.

“Isaac” trata con respeto la relación entre Denis y Nacho, y sus encuentros sexuales jamás caen en la vulgaridad ni en lo burdo.

Iván Sánchez está espléndido en su papel de hombre de moral muy relajada, que gusta que lo amen sin compromisos porque su capacidad para querer a otro o a otra, es nulo.

Pepe Ocio es veraz en su desempeño de hombre de negocios exitoso que vive doble vida, una, al lado de su esposa Marta y la otra, la del deseo irresistible que siente por Denis y que lo lleva a perderlo todo.

“Isaac” no es una película de sobresaltos, ni de escenas escandalosas que alteren los sentidos.

“Isaac” es como una buena copa de coñac que se tiene que disfrutar poco a poco, para al final caer en cuenta que en esta vida todo tiene un precio, bajo, alto, costoso, pero precio al fin.

En una escala del 5 al 10, “Isaac” alcanza un 10 por la elegancia en su fotografía, la finura en su música, las estupendas actuaciones de los protagonistas y por ese final tan a la “Making Love” que sacudió mis sentidos.