MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Realidad diseñada | LUIS GONZÁLEZ | Mayo 2021

Realidad diseñada

Las ideas serán entonces la materia prima para crear una nueva realidad

El poder crear una realidad diseñada a nuestros deseos, desde un punto de vista “material”, es como para los antiguos alquimistas, poseer la piedra filosofal para convertir plomo en oro; con la gran diferencia de que podemos diseñar la realidad a nuestra medida, siempre y cuando se completen todos los elementos necesarios para que ésta se manifieste en nuestra vida. 

Uno de los elementos básicos para su diseño, son las ideas de mejora, que frecuentemente nos llegan al cerebro para innovar o perfeccionar aspectos enfocados a un bien común ya sea personal o social.

Las ideas serán entonces la materia prima para crear una nueva realidad, ya que su efecto transformador conlleva un cambio de paradigma y consecuentemente un cambio en todo el ámbito de influencia. Y es precisamente como viendo esas áreas de oportunidad en nuestro entorno, que podremos emprender acciones conscientes que nos permitan avanzar.

Es aquí donde aparece otro concepto básico, que se refiere a tomar siempre las decisiones desde el corazón, ya que éste es mejor consejero que nuestro cerebro, que a través de su conexión con nuestra consciencia absoluta, es capaz de tomar las mejores decisiones.

Normalmente las personas de actitud positiva y proactiva, están constantemente creando realidades alternativas, algunas pudieran ser factibles y otras no, sin embargo, lo importante es la intención de trabajar a prueba y error, a fin de conseguir el resultado deseado. Y es que a través de este proceso, se fortalece la convicción y la certeza de lo que se desea, apareciendo así un nuevo concepto, que nos habla de la lucha de la persona por sus ideales, hasta que éstos son concretados. Es importante recalcar, que la consciencia sin acción, no logrará el cambio, ni el nuevo diseño de vida que se pretende.

Cuando tenemos la conexión con la conciencia absoluta y ponemos en acción nuestros proyectos, aparece mágicamente el “poder transformador de los recursos monetarios”. El dinero no sabe, no piensa y se mueve hacia donde los intereses de quienes lo poseen lo dirijan. Si se mueve con decisiones tomadas desde el corazón, se podría transformar en una efectiva herramienta de creación de realidades individuales y colectivas, que elevarían el nivel de vida de una comunidad completa. La correcta comprehensión de la función del dinero, convierte la economía en un círculo virtuoso, en donde el apoyo de los unos a los otros, abona a una nueva y mejor realidad para todos.

Y es así como los recursos financieros de millones de personas en todo el mundo, suman a un propósito de cambio evolutivo y positivo, siendo éste el último concepto necesario para completar nuestra realidad diseñada y la manera más eficaz para dirigir el próspero futuro de nuestra sociedad.


Luis González “Lugi Goga” 
ing.luis.gonzalez.g@gmail.com

Ingeniero Civil con especialidad en Desarrollo e Innovación Empresarial por el ITESM. Ha participado en diferentes proyectos con base en ingenierías de valor y optimación de procesos.