MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Una leyenda viviente del R&B | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Marzo 2021


 
Discocrítica
Por: Miguel Ángel Arritola

Una leyenda viviente del R&B

Título del disco: “Spell My Name” 
Arista: Toni Braxton 
Género: R&B 
Calificación: ★ ★ ★ ★

Discreta, como lo dictan los nuevos tiempos de pandemia, Tony Braxton lanzó “Spell My Name”, un álbum con 10 temas en los que tuvo colaboraciones de lujo como el ex rey midas ,el compositor Babyface, la rapera Missy Elliott y esa brillante guitarrista H.E.R. 

“Spell My Name” se lanzó en agosto de 2020, justo cuando la pandemia había callado a la música y había puesto en pausa muchos proyectos de grandes artistas de talla mundial.

Pero Toni se la jugó y para bien, porque “Spell My Name” fue el suceso del 2020, porque “Spell My Name” le permitió discretamente abrir puertas en una industria musical que lucha por no agonizar.

Me enfrenté a un álbum magistral, hecho con una calidad interpretativa de altura, a lo que Toni Braxton nos tiene acostumbrados.

Desde que la escuché en Houston con su primer single, “Love Shoulda Brought You Home”, he seguido su carrera, esa carrera que la llevó a la cúspide la fama y del dinero y a esa misma carrera que la bajó hasta el mismísimo infierno y la hundió en bancarrota.

Pero esos son tiempos pasado, hoy la Braxton ofrece un trabajo musical que ha doblegado a los más estrictos críticos de música quienes la han señalado como la diva viviente del R&B.

“Spell My Name”, su décimo álbum de estudio, es un disco seductor, sensual e íntimo.

Basta escuchar a Toni en “Gotta Move On” en mancuerna con Gabriella «Gabi» Wilson, mejor conocida por su nombre artístico H.E.R.,para gozar de ese arte delicado y potente que eriza la piel.

“Saturday Night” va por el mismo camino de “Gotta Move On”, de mis favoritas de “Spell My Name”, el primer álbum que factura Toni dentro del sello discográfico Island Records.

Braxton es ama y señora en cuestión de amores, por ello en esa delicia llamada “Do it” hay que adorarla por la forma en que voz le da color a esa despedida de quien no fue lo suficiente hombre para amar.

“Dance” es para saltar a la pista de baile con esos ritmos algo setentero que evoca a la música disco. Seguro que, si no existiera “la sana distancia”, este track sería indispensable en las discotecas.

Además, “Dance” tiene ese aire fresco de una cantante que a los 52 años de edad luce divina y se escucha aún mejor a la hora de interpretar.

Ah, cómo adoré “Happy Without Me” en la que aborda la angustia y melancolía de una manera simplemente magistral, como toda ella.

En la portada del álbum luce altiva y segura de sí, me imagino que es una clara postura de desafío para decirle al mundo que quizá su tormentosa relación con el rapero Birdman ha terminado o podría terminar en cualquier momento, si no, ¿para qué grabar un álbum un tanto desolador como esperanzador como “Spell My Name”?

Regular        ★ ★ Bueno       ★ ★ ★ Muy bueno       ★ ★ ★ ★ Excelente