MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Piel sana, el nuevo maquillaje | Enero 2021

Por: Redacción
Fotografía: Cortesía Ana Pineda


Piel sana, el nuevo maquillaje

Entrevista a Ana Pineda, Cofundadora de Sukin México

L a piel, el órgano más grande de nuestro cuerpo, nos protege del calor, del frio, de la lluvia y de agentes externos, se agranda y se comprime a lo largo de nuestra vida y a lo largo de los diferentes cambios que experimentamos en nuestro cuerpo. 

Es por eso que, cuidar de ella significa agradecerle por todo lo que hace por nosotros. El sentirnos cómodos con nuestro cuerpo en un estado sano se logra, por supuesto, por medio de alimentarnos bien y hacer ejercicio, pero también, por medio de una buena apariencia física. Y no nos referimos a una apariencia física sin imperfecciones, sino que nos veamos sanos de manera natural. 

¿Cómo comenzó tu pasión por el cuidado de la piel? 

Tuve la oportunidad de vivir en Japón durante 2 años y, en este viaje maravilloso, tuve la oportunidad de adentrarme en una cultura que jamás había imaginado poder vivir. Una la cultura de bienestar integral, del disfrute de lo natural y de la apreciación de lo simple pero funcional. Esto involucraba aprender a valorar y cuidar mi cuerpo desde adentro hacia fuera, incluyendo la alimentación, la meditación, hacer ejercicio y por último, cuidar mi piel en vez de cubrirla con maquillaje.  

¿Existe la piel perfecta? 

Si por perfecta nos referimos a piel sin textura, no existe algo así. Todas las personas tienen diferentes condiciones en su piel e inclusive la piel en jóvenes más sana, tiene cierto grado de textura. Por otro lado, nuestra piel pasa por diferentes etapas durante nuestro crecimiento, ya que nuestra piel refleja lo que ocurre en nuestro cuerpo desde adentro. Por esto, podemos tener alguna etapa de acné, alguna etapa de brotes, alguna etapa de resequedad, alguna etapa de oscurecimiento, o simplemente si nuestro estado emocional no está bien, podemos reflejarlo en nuestra piel y no verse sana. Lo que sí existe es una piel hidratada, una piel limpia, una piel sin manchas, una piel sana. No es necesario ir cada dos semanas al spa para poder obtenerla, puedes adoptar una rutina sencilla con productos buenos y naturales que te permitan limpiarla, hidratarla y protegerla. Parte de nuestra filosofía, en Sukin, es ver a nuestro cuerpo como parte de la naturaleza en la que nos encontramos. Somos otro ser vivo, somos otro grupo de células vivas; y así como los árboles crecen y son perfectos siendo imperfectos, teniendo tal vez algunas hojas secas, alguna cicatriz, alguna rama cortada, los humanos también llevamos esa perfección por medio de nuestras imperfecciones.

¿En qué régimen de belleza nos podemos guiar para obtener una piel sana y bonita? 

Definitivamente aprender de la belleza Japonesa, o J-Beauty, es algo que yo recomiendo ampliamente. Durante mi estadía en Japón, me di cuenta que las mujeres - que lucen una piel increíble - no le ponen mucho énfasis a traer un maquillaje cargado, a querer tapar cada uno de los poros con base pesada, ni a abusar del contouring; sino todo lo contrario, existe una cultura muy fuerte en cuidar primero su piel con mucha disciplina durante el día y durante la noche, para no tener que cubrirla por fuera con maquillaje.

Y esta filosofía me cautivó, me llenó de ilusión saber que si adoptábamos esta cultura en México, las mujeres podríamos tener más seguridad con nosotras mismas y sentirnos más cómodas saliendo día a día al natural. Las y los japoneses, tienen una cultura del cuidado de la piel integrado desde el cuidado del cuerpo en general, es decir, cuidan a su piel y a su cuerpo desde la alimentación (alimentación rica en proteínas y cereales, basada en peces, arroz, algas, verduras, no en azúcares ni grasas), desde el ejercicio diario (realizar trayectos cotidianos caminando o en bicicleta) y desde el respeto a la naturaleza aplicado en todo (valorar lo natural de manera sagrada lleva a los japoneses a procurar consumir y crear productos siempre apegados a lo natural, fresco y a todo lo que no es procesado).

Por otro lado, los regímenes y productos japoneses destacan por ser simples pero funcionales, fáciles de seguir, y procuran tratar principalmente manchas, arrugas y proteger a la piel de los efectos naturales de la exposición solar y el envejecimiento.

¿Cómo podemos cuidar nuestra piel de manera fácil? 

Nosotros recomendamos seguir una rutina japonesa, compuesta por 5 pasos: doble limpieza, hidratación, suero, humectación y protección. Si apenas vas a comenzar a cuidar tu piel o te gustaría simplificar tu rutina, no te preocupes, con que obtengas productos buenos para los 3 pilares principales, puedes llevar a tu piel a un estado sano. Los pilares son: doble limpieza, hidratación / humectación y protección. Haciendo estos pasos en frecuencia diaria, puedes ir viendo como tu piel mejora. 

Pon mucha atención a los ingredientes al comprar algún producto, escoge productos que no tengan alcohol, conservadores, que realmente contengan los nutrimentos para tu piel que vienen en el empaque, etc. Por último, adopta un hábito de siempre protegerte del sol, ya que la exposición solar es fuente de aparición de manchas y arrugas. Utiliza un protector solar con un mínimo de SPF50+ y, si no tienes, procura usar algún sombrero o cubrir tu rostro en trayectos diarios. 

Vernos bien, para las mujeres, va más allá de ponernos maquillaje, y el vernos bien de manera natural sí está en nuestras manos, día con día. El cuidado de la piel es para todos, lucirla sana y suave es fantástico pero, la mejor parte es, sentirte seguro en ella.

www.sukin.mx