MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

¿Audiencia, público o espectador? Parecen sinónimos… No lo son | EDUI TIJERINA CHAPA | Diciembre 2020

 

Sin audiencia no hay medios

¿Audiencia, público o espectador? 
Parecen sinónimos… No lo son

Todos somos público, pero no siempre espectadores o audiencia

Los términos PÚBLICO, ESPECTADOR y AUDIENCIA, tienen, sin duda, una relación muy estrecha. Tanto, que muchos los utilizan como sinónimos, especialmente al referir en lo general a quienes asisten a algún espectáculo, un evento o atiende transmisiones de radio, TV o plataformas. Sin embargo, a la hora de revisar las características de los grupos a los que se conectan, encontramos las diferencias.

Todos somos PÚBLICO de algo, con el potencial de recibir cualquier oferta de información o entretenimiento que haya sido armada para presentar a la generalidad.

ESPECTADOR deriva del latín Spectare -observar- y tiene que ver con quienes asisten personalmente a un evento, no con los que lo siguen por los medios.

AUDIENCIA (del latín Audire -escuchar-) conecta con todos aquellos que reciben contenidos desde un canal masivo; específicamente radio o televisión, incluso internet, aunque ésta, en sí, no sea un medio sino una plataforma en la que convergen las adecuaciones en digital de los “tradicionales” y que han atomizado la concentración de individuos que dedican sus atenciones.

Cuando alguien comenta sobre “Medición de Audiencia” habla del conteo o estimado proporcional de personas que están al pendiente de determinado material. Se refleja en el tan famoso Rating, que es en lo que los departamentos de ventas se basan para vender espacios publicitarios.  

Entre más audiencia se tenga, más caro se cobra el tiempo (espacio en página, en caso de impresos) a los anunciantes. Esa es la razón por la que todo mundo pelea por tener los números más altos, no es tanto que les preocupe la gente que les sigue, sino porque de ello aumentan o bajan sus ventas.

Lo anterior aplica para estaciones abiertas. Si hablamos de servicios por suscripción, encontramos que éstos se mantienen, precisamente, con las cuotas que pagan sus afiliados.

El abanico de la AUDIENCIA depende de variables como la sociología, psicología, edad, sexo, educación, hábitos, roles sociales, aficiones o potencial de identificación:

POTENCIAL: Todos los que tengan la posibilidad de conectarse con el material.

NICHO: El que, por perfil, se vincula directamente e identifica con mayor facilidad.

REAL: Conteo comprobado de seguidores.

ÍNDICE: Porcentaje de audiencia real respecto a la potencial.

TARGET: Grupo al que va dirigido el material, desde su concepción, combinando elementos que le interesan.

CUOTA: Distribución porcentual de audiencia real entre todos los medios.

También existe una clasificación basada en qué tan participativo es cada grupo: 

“Ignorantes”: No conocen la propuesta. “Esquivos”: La conocen, pero no están interesados.

“Indirectos”: La conocen a través de terceros.

“Directos”: Participan activamente.

“Fieles”: Conocen, participan y difunden.

El comportamiento de las audiencias suele estar condicionado por el medio y pueden orientarse a la participación ACTIVA -responden de inmediato a lo que reciben- o meramente PASIVA -se limitan a observar y guardar la información-. 

Sea cual sea el tipo de receptor, medio y/o contenidos, una cosa es cierta: la audiencia determina la solidez y permanencia de los emisores. En otras palabras: “Sin audiencia… no hay medios”


Edui Tijerina Chapa
edui_tijerina@yahoo.com 
Twitter: @EduiTijerina 
Instagram: @eduitijerinachapa  

Escritor, dramaturgo, guionista, asesor y analista de medios. Autor de numerosas piezas teatrales y de scripts para películas como “Cantinflas”, “Juan Diego” y “Jesús de Nazaret”