MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

La guerra no solo se combate en el campo de batalla | ANDREA DÍAZ | Noviembre 2020


La historia detrás del héroe

La guerra no solo se combate en el campo de batalla

Su vida no está documentada puntualmente, sin embargo, se sabe que su casa fue centro de operaciones conspirativas alrededor de 1810.

¿Has escuchado hablar de Gertrudis Bocanegra? Yo tampoco hasta hace horas. María Gertrudis Bocanegra (1765-1817) fue espía y estratega independentista criolla. Hija de españoles, Gertrudis (pa’la banda) tuvo acceso a una educación que la mayoría de las mujeres de su época tenían prohibida, incluso las que poseían una posición económica privilegiada. Dicen que uno es lo que come, pero aún más importante: ¿no somos lo que leemos? Desde una edad (peligrosamente) temprana estuvo en contacto con ideas de revolución y de libertad. Las palabras de Voltaire y Rousseau sobre la Ilustración, sembraron en ella la posibilidad del cambio, y, ¿es posible volver a cerrar los ojos cuando ya se abrieron y se detectó el dolor común?

Con libros y empatía, Gertrudis logra deshacerse de la venda de privilegio que a veces entorpece la vista. Atestigua, como todos, la discriminación contra las demás castas, aquellos horrores de los que ella se sabe exenta, y no desvía la mirada.

Miguel Hidalgo no inventó la independencia, ni fue el único que tuvo ideas revolucionarias, al contrario de lo que diga la SEP. La vida de Gertrudis no está documentada puntualmente (a fin de cuentas, era mujer), sin embargo, se sabe que su casa fue centro de operaciones conspirativas, y que, alrededor de 1809, fueron descubiertos y aprehendidos algunos de sus compañeros. Ella no; no en ese momento. Cuando Hidalgo pasa por Michoacán en 1810 camino a Guanajuato, su esposo, Pedro Advíncula de la Vega, y su hijo se unen al ejército independentista. Lamentablemente, murieron en batalla algunos meses después.

A pesar de la tragedia (o precisamente por ella), Gertrudis encontró otras formas de militar en el ejército independentista. Junto con uno de sus yernos, Gaona, un soldado insurgente, logra mantenerse activa: proveía alimento, dinero, armas y, aún más urgente, información. Haciendo uso de la invisibilidad que da ser mujer, Gertrudis se dedica a llevar noticias y datos a diferentes puntos de la zona de Pátzcuaro, lo que permite que se cree una red de comunicación entre diferentes frentes, aspecto clave para la planeación de batallas. 

Sin embargo, es descubierta y detenida en 1817. La interrogaron, torturaron y sentenciaron muerte, pero no lograron sacarle información de sus compañeros o sus planes. Gertrudis Bocanegra participó en la guerra como las mujeres antes y después de ella: entaconada, engalonada y en silencio.



Andrea Díaz 

Nacida en Victoria, Tamaulipas y Licenciada en Letras por la Universidad de Monterrey. Se ha desarrollado principalmente en los ámbitos de las causas sociales, la violencia de género y la filosofía del lenguaje.