MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Viaje insólito | LUGI GOGA | Septiembre 2020


Viaje insólito

En el viaje se viven cosas que deben ir asimilándose de una manera consciente, observando dicha experiencia desde un punto de vista neutro.

En esta ocasión, escribiré sobre un tema que quizás sea nuevo para muchos, pero para otros seria como recordar una famosa película de los 80’s llamada Viaje Insólito; con la gran diferencia, de que no se viajaría en una nave diminuta a través de los órganos del cuerpo humano, sino a un lugar enigmático donde radica la entidad suprema que todo ve y crea. Lugar de donde somos parte y en donde todos estamos interconectados. Un punto en lo más recóndito de nosotros mismos, pero a su vez en lo más lejano de esta galaxia.

Nuestro viaje inicia inmediatamente cerrando nuestros ojos, vemos como pasan los pensamientos que están dando vueltas, sentimos como nos vamos adentrando poco a poco a nuestro propio ser, donde nos damos cuenta que tenemos el poder de desplazarnos a lugares muy extremos e inimaginables para nuestra realidad, tal como el sitio donde está el ‘Gran Atractor”, quien posee una suprema energía, similar a la de un agujero negro, pero con un sentido positivo hacia la creación y evolución. Sin embargo, quiero destacar que también existe el caos, que es exactamente lo opuesto. 

En este viaje insólito, también se percibe la fuerza extrema del “Gran Observador”, que crea todo lo que percibimos con su gran energía. Él está siempre atento a todos los universos de esta realidad y a los paralelos, porque para él, el tiempo y el espacio no existen, sólo el presente eterno, donde la energía e información de esta realidad forman los hologramas por esta combinación. Este proceso ocurre a través de un complejo juego de rayos láser responsables de crear todo lo visible para nuestra vida, un verdadero viaje insólito de una experiencia de conciencia circunscrita a esta realidad.

La experiencia llamada “Vida”, es donde acumulamos información y tomamos conciencia de nuestras propias vivencias. Experiencias con las que vamos expandiendo nuestro propio territorio de conciencia, que crece de acuerdo a lo que vivimos y a la edad de cada persona. Toda esta información acumulada, se guarda en la gran nube de la llamada conciencia absoluta, donde están las historias de todas las civilizaciones de todos los tiempos.

En este viaje, se viven cosas que debemos ir asimilando de una manera consciente, observando dicha experiencia desde un punto de vista neutro y sin juicios, para que sea únicamente la energía conciencial de la misma acción, la que sea acumulada por nuestra alma, como una situación asimilada sin involucrar ningún tipo de ego. 

El viaje empieza a ponerse más interesante conforme éste se va viviendo día a día y se experimentan cosas nuevas. Es como si fuéramos observadores de todo lo que nos rodea y destapamos poco a poco la realidad, que no es la que vivimos, sino de la que venimos. A medida que vamos encontramos el verdadero camino, el viaje pasa a ser el mejor viaje de nuestra vida, de donde tal vez ya no quieras regresar a esta realidad.


Luis González “Lugi Goga” 
ing.luis.gonzalez.g@gmail.com

Ingeniero Civil con especialidad en Desarrollo e Innovación Empresarial por el ITESM. Ha participado en diferentes proyectos con base en ingenierías de valor y optimación de procesos.