MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

“...Y si alguien pregunta por mí, díganle que estoy empezando a vivir” | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Septiembre 2019

Por: Miguel Angel Arritola
Fotografía: Miguel Angel Arritola


“...Y si alguien pregunta por mí, díganle que estoy empezando a vivir”

Llegar a las 100 representaciones de “La Higuera” fue todo un acontecimiento para Alfonso Carlo, director, productor y escritor de esta obra que la noche del domingo 11 de agosto en Foro Arcadia tuvo su develación de placa.

Doña Esperanza sigue ahí, postrada en un sillón, viendo hacia La Higuera, con la esperanza de que cuando menos un día, un buen día, le dé un fruto.

Y su vida trascurre así, clavando su mirada en ese ventanal, el mismo que da justo a ese árbol muerto, marchito, carente de vida, estéril, como su vida.

Y su vida trascurre así, clavando su mirada en ese ventanal, el mismo que da justo a ese árbol muerto, marchito, carente de vida, estéril, como su vida.

Fue una función cargada de sentimientos encontrados tanto del público como de los actores.

Los asistentes disfrutaron de una estupenda obra cargada de humor y de drama y con un mensaje muy importante: Vivir y sentir.

En tanto los actores, dieron lo mejor de sí para que esa noche fuera inolvidable y a decir de la ovación de pie que recibieron al final de la puesta, ¡vaya que lo lograron!

Salvo el constante llorar de unos niños en la sala que entorpecían y rompían con la magia momentos brillantes de la obra, “La Higuera” fue un montaje espléndido en todos los sentidos.

Veva Cuervo le dio nuevos matices a Doña Esperanza e hizo su personaje más humano, más desolador y más entrañable.

La parte cumbre de esta puesta es cuando Doña Esperanza dice: “...Y si alguien pregunta por mí, díganle que estoy empezando a vivir”. esto, al enfrentar una desgarradora soledad que derrumba todo su ser.

Veva Cuervo tuvo dominio total de escenario al igual que las estupendas actuaciones de Olivia Barbosa-Orta,Kevin Treviño, Cristobal Alanis y Susy Alanís.

En “La Higuera”, Alfonso Carlo de manera astuta y sutil, pone en una balanza la fragilidad de la fe religiosa del ser humano, se burla de las clases políticas y sociales y sobre todo de la doble moral, todo ello para llegar al final y desnudar la fragilidad de Doña Esperanza, de sus miedos, sus angustias y su temor de una vejez en solitario, en el olvido total de sus seres queridos, en una vejez llena de fantasmas y auto reproches que no sabe ya cómo enfrentar.

“La Higuera” llegó a sus 100 representaciones en Foro Arcadia ante un público que supo aquilatar con una gran ovación el talento y esfuerzo de todo el elenco artístico, el cual estuvo de lujo.