MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

SERGIO VILLARREAL & JOSUÉ GUILLEN | Expresión Expresión sin límites | ROBERTO GARZA | Julio 2019

Por: Roberto Garza
Fotografía: Josué Guillén



SERGIO VILLARREAL & JOSUÉ GUILLEN
Expresión Expresión sin límites

Sergio Villarreal es sin duda uno de los más grandes exponentes de las artes plásticas en nuestro país, siendo Josué Guillen uno de los artistas jóvenes con mayor proyección. A continuación una interesante charla con dos generaciones de talento, expresión y genialidad.

¿Cómo fueron sus inicios en las artes plásticas? 

Sergio Villarreal: “Desde muy pequeño tuve muchos estímulos por parte de mi abuelo paterno, que me sacaba al patio a ver la forma de las nubes, las manchas en las paredes y el brillo de las hojas de los árboles. Esa fue la primera educación estética que tuve y lo que me motivó a seguir dibujando y pintando desde muy joven”.

“Todo ese sobre-estímulo que recibí, me ayudó a que en pri - maria fuera el niño que mejor dibujara en las clases y que en secundaria, inclusive un maestro de dibujo me pidiera que yo enseñara a mis compañeros, convirtiéndome a los 13 años de edad en maestro de dibujo. Todo eso me motivó a buscar en las bibliotecas, libros de pintura para documentarme y aprender más, ya que sentía un gran compromiso por enseñar al igual que un placer por seguir aprendiendo”.

“A los 16 años me inscribí en el turno nocturno del Taller de Artes Plásticas de la UANL, ya que durante el día tenía que trabajar como auxiliar de contador para apoyar económica - mente a mis padres, al igual que para comprar mis materiales y libros de pintura”.

“A los 18 años le digo a mis padres que ya no quería seguir trabajando como oficinista. Ellos al escuchar eso, “pusieron el grito en el cielo”, ya que pensaron que por esa decisión, mi iba a morir de hambre y no sería capaz de seguirlos apoyando económicamente. Los tranquilicé diciéndoles, que me dieran oportunidad de demostrarles que podía salir adelante haciendo lo que sabía hacer, que en ese entonces eran retratos de personas, caricaturas y paisajes”.



Josué Guillén: “Encontré mi vocación desde niño, al sentir una gran satisfacción al momento de pintar y dibujar. El descubrir todas esas sensaciones me encaminó a decidirme por conver - tirme en pintor”.

“Empecé a llenar de figuras, formas y colores todo lo que me era posible, recorriendo poco a poco el sendero místico del arte y participando también en concursos, exposiciones y presen - taciones dentro y fuera del país. Al paso de los años, empecé a notar que lo que yo hacía le gustaba a la gente, inspirándome a seguir produciendo, pero sin dejar a un lado mi objetivo de trascender a través de la pintura”.

¿Qué lo motivó a adentrarse en el tema del arte y la pintura?

Sergio Villarreal: “La gran motivación que tiene el ser humano por adentrarse a la pintura o a cualquiera de las artes, es el deseo de acercarse verdaderamente a la belleza. La belleza esta cerca de nosotros siempre, pero por la velocidad en la que vivi - mos en estas sociedades consumistas, nos volvemos un tanto distraídos y nos es difícil consumirla, palparla, disfrutarla y gozarla. Cuando uno aprende desde muy pequeño que la belleza la puedes encontrar en una flor, en una piedra, en un pájaro, en una mariposa o en la hoja de un árbol, te vas haciendo como degustador y un adicto a la misma”.

“El arte te lleva a una vida más plena, más feliz, a una vida en donde todo tu entorno lo pasas al tamiz de la belleza, observándola en las cosas más simples de la vida. El arte te permite también entrar a la esencia e intimidad de las personas, a observar su alma y te da la oportunidad de poder mejorar el universo”.

¿Cómo se dieron sus primeros ingresos económicos? 

Sergio Villarreal: “Saliendo a las calles y plazas a dibujar. Lo hacía en la Plaza Zaragoza, en la Plaza Hidalgo, en la Alameda y en el Obispado. También visitaba cantinas y bares, donde tuve la oportunidad de dibujar miles de retratos de personas, siendo eso la mejor enseñanza que pude haber tenido. El estar viendo tantos rostros, sus parecidos, sus luces, sus sombras y el carácter de cada uno de ellos, me dio un gran aprendizaje que me permitió captar el alma de la persona en cada retrato”. 

“Después empecé a viajar muchísimo por todo el país, a la Ciudad de México, Guadalajara, Acapulco, Veracruz y a las fron - teras del norte de la República Mexicana. A todos esos lugares me llevaba la tabla de dibujo, para poder ganarme la vida y seguir apoyando a mis padres. En ese entonces ya me estaba ganando el doble o el triple de lo que me ganaba como auxi - liar de contador, demostrando que yo podía subsistir haciendo dibujo y pintando”.

Josué Guillen: “Debuté profesionalmente a los 18 años con mi primer exposición individual y de ahí empecé una gran aventura que estuvo llena de subidas y bajadas en el tema económico. Cabe recalcar que el ser una persona insistente y aguerrida me funcionó también para conservar y saber invertir esas primeras percepciones”. 

Sergio Villarreal Uribe 

Artista nuevoleonés nacido en 1948. Realizó sus estudios en el Taller de Artes Plásticas de la UANL, participando también en el taller del maestro José Luis Cuevas y obteniendo diplomados en Art Students League of New York y en National Academy of Design of New York. Ha participado en más de 100 exposiciones en recintos culturales a nivel nacional e internacional, siendo considerado también como uno de los artistas de más extensa y sólida producción en la plástica contemporánea.


“En las artes plásticas, ocurre un ritual mágico, en donde el artista transforma la materia a través de sus pinturas y la convierte en algo bello y valioso, así como un gusano que se convierte en mariposa” 
- Sergio Villarreal

¿Cuáles fueron sus influencias en las artes plásticas? 

Sergio Villarreal: “Fui muy influenciado por la pintura rena - centista, barroca y después por la impresionista, con todas sus corrientes figurativas que fui aprendiendo a través de los años”. 

Josué Guillen: “Picasso, Diego Rivera, Van Gogh, Klimt, Mondrian y Toulouse Lautrec, por ser pintores que fueron en contra de todos, para demostrar que podían lograr lo que se propusieran”.

¿Qué es lo que está motivando a las nuevas generaciones a adentrarse en el mundo de las artes?

Sergio Villarreal: “El deseo de vivir una vida con más dosis de belleza, donde pueda existir una mejor comunicación. Los jóvenes que practican las artes, se dan cuenta que se convierten en personas más cálidas, empáticas y sensibles ante la vida. Desgraciadamente, siento que la juventud se está alejando mucho de tener una empatía con las demás personas. Esto debido a las redes sociales, a los teléfonos celulares, a los juegos electrónicos y a toda la nueva tecnología, que aun siendo una herramienta maravillosa, no se está usando adecuadamente”. 

Josué Guillen: “A las nuevas generaciones siento que las motivan diferentes cosas, entre ellas la fama y el éxito. Tie - nen la necesidad de que la gente los veo y los reconozca. Sin embargo, habrá quienes también tengan motivos más pro - fundos y personales, mostrándonos el interior de cada quien o plasmando ideas y propuestas nuevas con un sentido de apreciación importante. Creo que al final todos buscamos lo mismo, encontrar nuestro lugar en el mundo y consagrarnos como seres humanos”.

¿Cuál es el gran reto de la educación actual? 

Sergio Villarreal: “Hace unas semanas platicaba con el Dr. José Narro y con el Dr. Jesús Ancer, ex rectores de la UNAM y de la UANL respectivamente. Les comentaba que uno de los grandes errores en la educación actual, tanto en las universidades públicas como privadas, es que le están poniendo demasiada atención a la competitividad. ¿Qué es ser competitivo? Es cuando para destacar, tengo que “apachurrar” la cabeza de todos mis competidores. Las universidades actualmente nos están ayudando a competir, pero se les está olvidando enseñarnos a compartir. Una persona que compite no comparte, volviéndose egoísta, egocéntrico e individualista. El gran reto para nuestra educación actual, es enseñarnos a compartir en lugar de competir”. 

¿Cuál ha sido el obstáculo más grande que ha afrontado para seguir pintando? 

Sergio Villarreal: “Cuando le dije a mis padres que me iba a dedicar a ser pintor, contestándome ellos que me iba a morir de hambre y a convertir en un “mariguano” y malviviente. Fue para mi un obstáculo, porque si no hubiera tenido el carácter para afrontar la situación, hubiera terminado haciendo lo que ellos me pidieron. De haber sido así, yo estuviera ahorita ya jubilado de alguna empresa, por haber trabajado ahí durante 30 o 40 años como contador”. 

Josué Guillen: “El obstáculo más grande fue el de independi - zarme casi de manera forzada. En mis inicios tuve que hacer muchos sacrificios para vivir del arte, ya que dejé de contar con el apoyo de mi familia, al ellos migrar a otro país. Afortunada - mente, me he rodeado de grandes seres humanos que nunca me han dejado caer”.

“Los obstáculos me han permitido darme cuenta que nunca voy a dejar de pintar y que de una u otra manera, la conexión que he logrado con la artes plásticas nunca la voy a perder sin importar los nuevos obstáculos que tenga que afrontar”.

¿Cuál ha sido el proyecto o logro más ambicioso que haya realizado? 

Sergio Villarreal: “El haberle dado continuidad a las artes plás - ticas durante todos estos años, investigando, experimentando, equivocándome y aprendiendo. Estando totalmente seguro de ello, porque he vivido entregado, con muchas satisfacciones y convencido de que lo que me resta de vida, tendrá que seguir siendo así”.

Josué Guillen: “Mis logros más importantes aun están en pro - ceso y comenzaron en el momento en que me supe rodear de las personas correctas, que al día de hoy se han convertido en importantes pilares para mi. El poder exponer cada vez más mis obras y el haber encontrado una estabilidad económica viviendo solamente de la pintura, componen mis primeros y grandes logros”. 

¿Actualmente está exponiendo en el extranjero? 

Sergio Villarreal: “Actualmente estoy exponiendo 32 de mis obras en la República Checa, específicamente en la ciudad de Pilsen. Por ser una exposición itinerante, esas obras se moverán a Berlín y a otras ciudades alemanas durante todo el próximo año. Finalmente serán expuestas en Italia, España y Francia en el año 2021”.

¿Qué es lo que hace más valiosa la obra de un artista? 

Sergio Villarreal: “Sin lugar a dudas la honestidad del artista. Cuando el que la crea no hizo aquella obra únicamente pensando en lo que se iba a ganar de dinero por ella. Creo que el que hace eso, no es verdaderamente un artista, porque esta pensando primeramente en el beneficio económico que le va a dejar su trabajo. La belleza no se deja atrapar por una “cifra”, razón por la cual una obra se convierte en valiosa, cuando es creada de una manera honesta y con una entrega total hacia la misma”.

“En las artes plásticas, ocurre un ritual mágico, en donde el artista transforma la materia a través de sus pinturas y la convierte en algo bello y valioso, así como cuando un gusano se convierte en mariposa”.

Josué Ulises Pérez Guillen 

Artista plástico nacido en 1995. Estudió dibujo y pintura de manera autodidacta, demostrando desde los 14 años amor por el dibujo y la pintura. Con 23 años de edad, ya ha expuesto alrededor de nuestro país en muestras colectivas e individuales. Su talento lo condujo a ser el primer mexicano en exponer en el consulado de Estados Unidos, obteniendo excelentes críticas.


“Con los años, empecé a notar que lo que yo hacía le gustaba a la gente, inspirándome a seguir produciendo, pero sin dejar a un lado mi objetivo de trascender a través de la pintura”
- Josué Guillen

 ¿Cómo debe desenvolverse un Pintor en la sociedad actual? 

Sergio Villarreal: “Primeramente no debe ser “snobista”, pretender ser interesante, querer recibir el aplauso o salir en las portadas de las revistas sin tener mérito para ello. Es como las señores que toman dos o tres clases de pintura y a las dos semanas ya están organizando una exposición en la Colonia del Valle y metiéndose en las asociaciones de artistas plásticos de la ciudad.

“A mis alumnos muchas veces los bajo del “macho” porque creen que tomando clases conmigo durante unas semanas, van a llegar a ser famosos, salir en las revistas de arte y convertirse en importantes pintores. El gran error de muchos artistas plásticos actualmente, es que quieren ser importantes antes de ser buenos”.



¿Qué armas requiere un artista plástico para alcanzar el éxito? 

Sergio Villarreal: “Un artista plástico debe ser un buen dibujante para convertirse en un buen pintor. El que no sabe dibujar, no se podrá convertir en buen pintor. Es como un cirujano que quiere realizar una operación sin saber de anatomía o un poeta que no sabe de gramática y ortografía”. 

“Un artista también debe ser estético, filosófico, ético y moral. Lo estético viene siendo la teoría de la artes plásticas, porque la estética teoriza sobre la belleza y la fealdad. La filosofía nos es necesaria para poder entender mejor la vida y todo lo que nos rodea. Cuando un artista penetra en esos conocimientos estético-filosóficos, realiza sus obras con mayor profundidad. Un ejemplo sería cuando se pinta a una persona. Si el artista tiene la capacidad de adentrarse en ella, entender su carácter, su psicología, su esencia y sus preocupaciones, la va a pintar de una mejor manera”.

Josué Guillen: “Sin duda alguna la perseverancia, paciencia, vocación, originalidad y autenticidad. Todo lo anterior te ayuda a que nadie te contamine y a nunca detenerte, para que tarde o temprano el éxito llegue inclusive sin que lo esperes. El saber mantenerte siempre motivado y no perderle el amor a tu vocación, es también esencial para todo artista plástico.

¿Qué legado le gustaría dejar a Sergio Villarreal? 

Sergio Villarreal: “Me gustaría dejar un ejemplo de constancia en lo que se refiere a lo que uno cree, en este caso el arte. Si uno es congruente, paciente y tolerante en el proceso de seguir produciendo arte, se convierte en un ejemplo para las nuevas generaciones”.