MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

“Es un hogar a la creatividad” | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Marzo 2019

Por: Miguel Ángel Arritola
Fotografía: Miguel Ángel Arritola


“Es un hogar a la creatividad” 

La noche del lunes, Casa Musa A.C, celebró su cuarto aniversario de hacer teatro serio y comprometido, para ello, el actor Alberto Estrella, quien fue el primero en pisar este escenario hace justo cuatro años, fue el padrino de la celebración.

Desde que se sentó en su butaca y arrancó la obra “El helado corazón de Desiré”, el actor Alberto Estrella se adentró de lleno a la historia de Darío (Erick Hinojosa) y Desiré (Diana Gutiérrez). 

No hubo momento en que dejara de seguir la obra.
Reía de manera generosa de las ocurrencia de los personajes y a la vez, se mostraba visiblemente complacido a la hora en que Desiré cantaba con suma elegancia piezas de algunos de los musicales de Broadway como “Cats” y “Los Miserables”. 

De vez en cuando, discretamente se llevaba la mano derecha a sus ojos para impedir que alguna lágrima traicionara sus emociones, pero eso fue imposible.

“Dicen que el actor debe controlar sus emociones en escena, pero a veces no se pue-de”, comentó Alberto Estrella al momento de finalizar la obra y subir al escenario para junto con todo el staff de Casa Musa, comandado por Hernán Galindo,ofrecer unas palabras de agradecimiento por ser el padrino del cuarto aniversario de este espacio.

Al referirse a “El helado corazón de Desiré”, escrita y dirigida por Hernán Galindo, el actor rompió en llanto al ver en escena un trabajo cargado de mucha empoción y pasión por parte de los protagonistas de la obra.

“Debo decir que hay una espléndida dirección de Hernán Galindo y unas perfectas actuaciones de Diana Gutiérrez y Erick Hinojosa. Te felicito Hernán, me sorprendes nuevamente, he visto obras de todos los géneros, piezas, comedias, melodramas, tragedias, obras didácticas, farsas y ahora, un semi musical”. 

Visiblemente emocionado, Alberto Estrella felicitó a Erick Hinojosa y Diana Gutiérrez por esa gran lección de cómo hacer teatro con amor y entrega.

“Ustedes con su trabajo en escena me dieron una gran lección de cómo se debe hacer teatro, y es con amor y entrega”.

Dijo que desde que piso Casa Musa, tuvo sentimientos encontrados.

“Al llegar aquí (Casa Musa) y ver desde la entrada los cambios que ha tenido este espacio, ver que de ser una casa se ha convertido en un tipo de hogar y lo que es más emocionante todavía, porque es un hogar a la creatividad me llena de gran felicidad”, expresó.

El actor alabó la manera magistral en que Erick y Diana llevan la obra y “culpó” al director de teatro, Rogelio Villareral, de haberle contagiado el llanto ante el trabajo de los dos actores.

“Estoy siendo melodramático y más cuando escucho a Rogelio Villarreal que está llorando”, comentó al momento de secar su llanto con un klennex que le pasó Vicky de la Piedra, como parte de la “utileria”; dijo la actriz a modo de broma.

“Veo una impecable dirección, a dos impecables actores, dan una gran lección de entrega y de amor a su trabajo y yo quisiera que el teatro siguiera transformando gente y que al salir aquí de una obra pudiéramos sentir de manera distinta”. 

Alberto Estrella recordó cuando dejó México para irse a vivir al extranjero. “Yo me fui creyendo que no iba a regresar a México y de pronto decidí que aquí era mi lugar, el sitio donde yo puedo hacer algo y el haber sembrado algo aquí me corrobora eso y siento que es verdad, que uno es útil en su lugar”.

Agradeció que en Monterrey siempre ha sido bien recibido. 

“Monterrey siempre me ha recibido con tanto amor que no tengo manera de agradecerlo, bueno sí, agradeciendo. Muchas gracias por esta noche de entrega, de humildad, de cariño y de amor al teatro, porque todo ello me fortalece, porque cuando se ama el teatro se ama la vida y la vida se alimenta de la vida nunca de la muerte ni de la desesperación”.

“ALBERTO ESTRELLA BENDIJO ESTE ESPACIO”: HERNÁN GALINDO 

Para Hernán Galindo, director de Casa Musa, A.C, el que Alberto Estrella estuviera como padrino esa noche en el cuarto aniversario representó todo un lujo.

“El teatro es un vehículo maravilloso para expresarle al mundo lo que algunos sentimos y cómo creemos que puede dejar algo para ser mejores seres humanos” dijo Galindo antes de subir al escanario a Alberto Estrella.

“Hace 4 años abrimos este salón que era todo blanco, era un salón que iba a ser solamente para hacer ensayos y para dar clases magistrales”, recordó Galindo.

“ Y tuvimos la buena ocurrencia y la bellísima amistad del señor Alberto Estrella que fue el primero que vino aquí y cuando él vio este salón dijo “Hernán, aquí puede ser un foro” y yo le dije “Alberto, estás loco, este es un salón de ensayos” y a tres meses después empezó a ser un foro”, agregó ante los aplausos del público que asistió al festejo en Casa Musa.

“Pero el señor Alberto Estrella, que queremos mucho y que es un gran actor internacional que ha puesto el nombre de México muy alto, se paró aquí y antes de dar su clase bendijo el espacio y eso siempre se lo voy a agradecer de todo corazón y por eso hoy también, a 4 años, está aquí con nosotros”.

Acto seguido, Hernan Galindo celebró en privado con todo el staff de Casa Musa y desde luego, con su invitado de honor, el actor Alberto Estrella.