DIEGO ALCALDE | Revalorización y exaltación de lo cotidiano | ROBERTO GARZA | Julio 2024

Dunas de Yeso en Cuatro Ciénegas: el paraíso blanco en Coahuila | GABRIEL ACOSTA - POSTA | Julio 2024

Por: Gabriel Acosta - Posta
Fotografía: Cortesía Posta

Dunas de Yeso en Cuatro Ciénegas: el paraíso blanco en Coahuila

Las Dunas de Yeso en Cuatro Ciénegas son un destino imperdible para los amantes de la naturaleza y la aventura. Aquí te compartimos lo que debes saber.

¿Alguna vez has soñado con caminar sobre un mar de arena blanca que parece nieve bajo el Sol? Entonces, las Dunas de Yeso en Cuatro Ciénegas, Coahuila, son el destino perfecto para ti. Este lugar ofrece un paisaje único y sorprendente.

 ¿QUÉ HACE ESPECIAL A LAS DUNAS DE YESO?

Las Dunas de Yeso son una maravilla natural formada hace millones de años. Lo que las hace únicas es su composición, ya que están hechas de cristales de yeso puro. A diferencia de las dunas de arena comunes, estas brillan bajo el sol y tienen una textura suave y fría al tacto, lo que las hace perfectas para una experiencia visual y sensorial inolvidable.

¿CÓMO LLEGAR A LAS DUNAS DE YESO?

• Desde Monterrey o Saltillo: Toma la carretera 57 hacia el sur hasta encontrar la desviación a Cuatro Ciénegas. 

• Desde Torreón: Toma la carretera 30 hacia el este, pasando por San Pedro y Sierra Mojada hasta llegar a Cuatro Ciénegas. 

• Desde Ciudad de México: Toma la carretera 57 norte pasando por San Luis Potosí y Matehuala hasta la desviación a Cuatro Ciénegas. 

• Una vez en Cuatro Ciénegas, las Dunas de Yeso están a unos 10 km al suroeste del centro del pueblo. Puedes llegar en coche o contratar un tour local.

¿QUÉ HACER EN LAS DUNAS DE YESO?

Las Dunas de Yeso son un lugar perfecto para explorar y disfrutar de la naturaleza. Estas son algunas actividades que se pueden realizar:

Fotografía: La luz del amanecer y el atardecer crea sombras y colores impresionantes en las dunas, perfectas para fotos increíbles. 

Picnic: Llévate algo de comer y disfruta de un picnic en un entorno inusual y tranquilo. 

Observación de estrellas: Si tienes la oportunidad de quedarte hasta la noche, el cielo estrellado en las dunas es una vista espectacular y sin contaminación lumínica.