GABRIEL DURÁN | El cine como ventana de nuestro verdadero yo | EDUI TIJERINA | Febrero 2024

Personajes con caducidad | EDUI TIJERINA | Febrero 2024

Sin audiencia no hay medios

Personajes con caducidad

De amiguitos tiernos a psicópatas asesinos

Probablemente vieron, o al menos se enteraron, del reciente lanzamiento de una película de horror titulada “Winnie The Pooh: Blood and Honey” (“Sangre y Miel”) en la que el tierno osito come-miel se presenta como un ente desquiciado, sediento de venganza, que, luego de sentirse abandonado por Christopher Robin, comienza a matar a diestra y siniestra a todos los que se acercan a su zona del bosque.

¿Qué pasó ahí? ¿Cómo fue posible que alguien tomara un clásico para, así nomás, dar un giro al perfil dulce y tierno y convertirlo en asesino serial? Les cuento remitiéndome a que este caso tiene que ver con un tema de vencimiento de derechos que dejó un espacio legal para que pudieran explotar el personaje con una personalidad totalmente diferente a la que le había caracterizado. 

Esta situación encendió las alertas de la reconocida empresa de entretenimiento Disney que, sin duda, quiere proteger a toda costa a los demás personajes de su catálogo, comenzando por sus máximas figuras, las dos más identificables, como los son Mickey Mouse y Minnie Mouse. 

Desde la primera vez que Mickey Mouse apareció ante el público, allá por 1928, en la animación titulada “Steamboat Willie”, se ha ligado como imagen de la compañía. Pero sucede que los derechos reservados de esas primeras imágenes (las de la película referida) han caducado, por lo que desde el pasado 1 de enero del presente año pasaron a ser del dominio público y cualquier persona puede usarlas, compartirlas, interpretarlas, reeditarlas y readaptarlas a como su creatividad y/o intereses le marquen, sin necesidad de solicitar permiso o cubrir algún costo. Por cierto, ¿ya vieron a Mickey en promociones del controvertido “Tren Maya” del sureste mexicano?

Cabe señalar que el tema de los derechos caducos no aplica a las versiones modernas de los personajes, que siguen estando bajo la protección de derechos y propiedad intelectual. Por otro lado, esas primeras versiones de la pareja de ratones Disney, no son las únicas obras que, al cumplir los 95 años de derechos reservados marcados por la Ley de los Estados Unidos, pasan al dominio público. También están los libros “The House of Pooh Corner”, de A.A. Milne, “Orlando” de Virginia Woolf, “El Amante de Lady Chaterley” de D.H. Lawrence y la comedia romántica de Charlie Chaplin titulada “El Circo”.

Volviendo al tema de los personajes señalados, resulta importante aclarar que lo que no se puede hacer es desarrollar productos que hagan creer de manera equivocada que se están comprando o consumiendo los de la compañía del ratón, pues eso sí sería incurrir en engaño y, justamente, es lo que el registro de marca busca evitar. De manera que cualquier uso de estos personajes que dé la idea de que pertenecen a la marca original, todavía implicaría riesgo de problemas de derechos reservados.

Dicho en otras palabras: Aunque Mickey, Minnie y Winnie sean del dominio público, The Walt Disney Company mantiene la marca registrada, que es una protección distinta a la de los derechos de autor. Sólo hay que cuidar que el proyecto en que se usen no se parezca en nada a ninguno desarrollado por Walt Disney.

Lo anterior explica por qué, para sacar la vuelta a cualquier implicación legal, a los realizadores cinematográficos les está resultando mucho más fácil generar tramas de horror o terror que alejen lo más posible a los personajes de cualquier uso que se les haya dado hasta ahora. 

Así, muy pronto podremos ver en pantalla “La Ratonera de Mickey” (“Mickey’s Mouse Trap”), un slasher combinado con comedia negra en el que el papel principal lo lleva un asesino disfrazado del popular ratón. Dirige Jamie Bailey y estelarizan Callum Sywyk y Sophie McIntosh.

Por ahora, un llamado a revisar muy bien lo que verán, sobre todo si van acompañados por pequeños, porque el hecho de que tengan personajes típicamente infantiles como protagonistas no implica, necesariamente, que sean para público infantil.


Edui Tijerina Chapa 
edui_tijerina@yahoo.com.mx 
Twitter: @EduiTijerina 
Instagram: @eduitijerinachapa 

Escritor, dramaturgo, guionista, asesor y analista de medios. Autor de numerosas piezas teatrales y de scripts para películas como “Cantinflas”, “Somos invisibles” y “Jesús de Nazaret”