VERO MARCOS | El arte de transformar positivamente a la gente | ROBERTO GARZA | Mayo 2024

Editorial: ¿Cuándo la música dejó de emocionarnos? | ROBERTO GARZA | Febrero 2024

¿Cuándo la música dejó de emocionarnos?

¿Será que ahora el mercado se ha orientado en crear música con la capacidad de solo vender, sin importar el producto?  

¿Cuándo dejamos de emocionarnos al escuchar un nuevo tema musical?

¿Será debido a la sobreexposición musical, en un mundo donde tenemos cada vez más acceso a una cantidad infinita de música de diversas plataformas?

¿Será por la repetición desmesurada de estilos populares que nos ha llevado a una fatiga auditiva y a perder el interés por la música en general?

Estos cuestionamientos son solo parte de una respuesta que tiene un trasfondo todavía más profundo y que se prestaría a un interesante debate.

Y precisamente fue así, que tras una buena charla con el reconocido director y productor musical Juan Carlos Paz y Puente y con el músico y compositor egresado de Berklee College of Music, David Garza, pude constatar que efectivamente mucha de la música que actualmente escuchamos es incapaz de crear una conexión emocional con su público.

¿Será que ahora el mercado se ha orientado en crear música con la capacidad de solo vender, sin importar el producto? Sin duda, un análisis general de algunos géneros musicales, claramente nos ayudaría a entender lo anterior sin problema alguno.

En este contexto, es Interesante también destacar, que tanto Juan Carlos como David, confirmaron esa necesidad de provocar una emoción a través de la música, impulsar ese lado artístico, que, en ocasiones, no siempre va alineado al lado comercial y que representa la esencia de la música misma. Algo que ellos ya están fomentando a través de su sello discográfico.

¿Entonces la música dejaría de ser negocio? No precisamente, el arte está en poder balancear la propuesta musical, con el fin de que esta pueda realizar también esa conexión emocional con el público y no solamente entretener.

Ante esta situación surge la pregunta obligada, ¿Y qué podemos hacer nosotros como público? 

Definitivamente, ampliar nuestros horizontes musicales a través de la exploración de nuevos géneros y artistas, ya que este tipo de prácticas son capaces de despertar nuevas emociones en la persona.  

También, favorecer a la música que logre, a través de sus letras y melodías, conectarnos a la misma, ya que seguramente tiene un gran trabajo detrás de su composición, grabación y producción.

Adicionalmente, debemos volvernos más exigentes con lo que escuchamos, documentarnos sobre las propuestas que consumimos, enfocarnos a la música sin distracciones y más importante, nunca dejar de emocionarnos al encontrar esos momentos dentro del fascinante mundo de la música. 

 robgarza@att.net.mx