MONTSE BENASCO | Arte: la llave para salir de la caja | EDUI TIJERINA | Junio 2024

Editorial: La cultura como base de desarrollo | ROBERTO GARZA | Diciembre 2023


La cultura como base de desarrollo

La Cultura es quizás el único vehículo capaz de convertir a México en un país desarrollado

Nos guste o no, México sigue siendo un “país en vías de desarrollo” por muchas razones, entre ellas, por la falta de infraestructura, por los bajos niveles de seguridad y por la volatilidad política. Sin embargo, quizás la razón más importante y una que generalmente no se menciona, sea por el no apostarle a la Cultura para su desarrollo.

Es triste ver como seguimos sin darnos cuenta, que, a través de la inversión, promoción y valoración de nuestra Cultura, podemos impulsar al desarrollo económico y social de nuestro país. ¿Por qué? Porque al promover la educación en Cultura desde una temprana edad, se fomenta al pensamiento crítico, la creatividad y el desarrollo de las habilidades necesarias que requieren nuestros jóvenes para enfrentar los retos del siglo XXI. Adicionalmente, la educación en Cultura fomenta la tolerancia, el respeto y la inclusión, contribuyendo a una sociedad más balanceada y equitativa. 

Por otra parte, en México aún seguimos viendo a la Cultura como un centro de costos y no como uno de utilidad; digamos que no diseñamos proyectos o programas culturales, capaces de retornar el monto de la inversión realizada.

¿Dentro de qué ramas estarían estos programas o proyectos culturales?

1. Desarrollo de las Industrias Creativas - Proyectos dentro del ámbito del diseño, multimedia, videojuegos e innovación tecnológica entre otros, tampoco son impulsados de una manera institucional dentro de los entes públicos y privados, quitándonos la oportunidad de aumentar nuestra competitividad en el mercado internacional.  

2. Promoción del Turismo Cultural – Nuestro país resulta muy atractivo para los turistas internacionales, que buscan sitios arqueológicos, ciudades pintorescas, museos, festivales y otro tipo de eventos de cultura. 

Es importante mencionar que desafortunadamente, en la actualidad no se está aprovechando esta gran ventaja a cabalidad.

3. Impulso a las Artes – El arte a través de sus diferentes manifestaciones, se ha convertido en un excelente generador de ingresos. Proyectos dentro de las ramas del cine, música, danza y diseño, por ejemplo, se pueden convertir en grandes generadores de bienestar económico de un sector de la población.

Cabe destacar que países como Francia, Inglaterra, Japón, Italia y Corea del Sur, consideran actualmente a sus industrias creativas como esenciales dentro de la conformación de su Producto Interno Bruto (PIB), llevando décadas invirtiendo y trabajando en pro de su desarrollo.

Quizás ya sea tiempo de que empecemos a ver a la Cultura como la base, tanto de nuestro desarrollo como personas y sociedad, al igual que como detonante económico de nuestro país. ¿No cree usted?

robgarza@att.net.mx