MANUEL ALCARAZ | Un talento entre la luna y el sol | EDUI TIJERINA | Febrero 2023

La danza de la hipocresía y la homofobia | MIGUEL ÁNGEL ARRITOLA | Diciembre 2022

Por: Miguel Ángel Arritola


Te Invito a Ver la Televisión

La danza de la hipocresía y la homofobia

Título: My Policeman 
Protagonistas: Harry Styles, David Dawson, Rupert Everett, Emma Corrin 
Dirección: Michael Grandage 
Plataforma: Prime Video

Para empezar y acabar pronto, “My Policeman” es un drama que danza entre la hipocresía y la homofobia.

“My Policeman” es una cruda historia de amor que pone en la mesa el tórrido y secreto romance entre el policía Tom Burgess (Harry Styles) y el galerista Patrick Hazelwood (David Dawson) en la década de 1950 en Brighton, Inglaterra. 

Pero en esta “pecadora” relación amorosa hay una tercera pieza, la de la discordia; Marion Taylor (Emma Corrin), esposa de Tom, la que pone en un hilo frágil el desenlace dramático de los dos enamorados.

My Policeman” de Michael Grandage está basada en la novela de 2012 de Bethan Roberts quien se inspiró en la relación de 40 años entre el novelista inglés EM Forster y el policía Bob Buckingham, así como la esposa de Buckingham, May.

“My Policeman, como bien dije, no es una historia de amor “rosa”, no, es una cinta que abraza el drama sin compasión, con una temática fuerte y sin dobleces, donde pareciera que todos tienen dos caras ante la vida, ante el destino y ante la intimidad.

La novela se ampara en el “indiscreto” diario de Patrick en el que detalla su romance con Tom y una carta confesional escrita por Marion años después.

El largometraje plantea la relación entre Tom Burgess, Marion Taylor y Patrick Hazelwood en la década de 1950 en Brighton, Inglaterra, para después llegar a finales de la década de 1990.

“My Policeman” arranca en la etapa juvenil de sus personajes donde vemos a un hermoso y vigoroso Harry Styles en su rol de policía, para luego ser maltratado en la interpretación años después por Linus Roache, quien no evoca en nada al “original”.

Y por las mismas andamos con un distante Patrick (Rupert Everett), en edad adulta; Gina McKee como Mariones es otro caso en su fase de mujer mayor.

La brecha de los personajes al pasar el tiempo es abismal y no hay, simplemente, manera de pensar que estén interpretando el mismo papel.

Pero es en el vaivén narrativo de “My Policeman” donde radica lo atractivo la historia; el amor entre Tom y Patrick de la década de 1950 a la de la década de 1990 no es la misma: ahora es más intensa, aunque con más laberintos que resolver.

Ambos desafiaron a la sociedad.

Uno y el otro lucharon por consolidar su amor.

Él y él buscaron la manera de perpetuar su relación homosexual en una sociedad cretina que castigaba con cárcel esta clase de sentimientos entre dos iguales.

En “My Policeman” todo está deliciosamente cuidado, el vestuario, la música; la escenografía, y las constantes escenas de amor entre Tom y Patrick, que son tan intensas como apasionadas.

Harry Styles está divino como policía; su belleza y porte justifican su rol; su tierna carrera como actor va muy bien.

David Dawson está a la altura, justo y seductor.

Emma Corrin como la esposa de Style es inocente, tierna y convincente.

Me reservo los comentarios de los actores que asumieron la etapa adulta de la historia; y no es que lo hicieron mal, es que tal vez no fue la mejor selección, aunque amé el trabajo de Rupert Everett, irreconocible. Debo decir que durante toda la trama de “My Policeman” no hay un consuelo feliz para ninguno de los tres y eso, hasta cierto punto me inquietó…y mucho.

Está en Prime Video y le doy un 10 ROTUNDO por ser una película valiente y reveladora.