HERNÁN GALINDO | La vida es fugaz y el teatro más | FÉLIX RIVERA | Noviembre 2022

Debuta mejor bailarín del mundo en Monterrey | PLÁCIDO GARZA | Octubre 2022

Irreverente

Debuta mejor bailarín del mundo en Monterrey

Deslumbra César Corrales, estrella del Royal Ballet de Londres, en la producción “El Corsario”, del Ballet de Monterrey.

Les platico: Nació en la CDMX hace 26 años y no volvió a su país natal… hasta ahora que pisó el escenario del Teatro de la Ciudad, gracias a los buenos oficios de Thiago Soares, director del BdM, a quien César conoció cuando el maestro brasileño se retiraba como primer bailarín de esa prestigiada compañía londinense, considerada el estado del arte del ballet.

En palabras de Thiago, a César se le reconoce como dueño de una técnica impecable, con un virtuosismo al que el cubano canadiense le imprime toda su pasión en cada paso. 

“Tiene una energía poderosa y contagiosa; es un bailarín muy completo; su personalidad es tan intensa como romántica; es carismático, versátil, seguidor de una disciplina férrea”, dice el maestro brasileño.

Aunado a ello, una gran sencillez y humildad, que se puso de manifiesto desde su primer contacto con toda la compañía del BdM, a la que elogió por su entrega y gran profesionalismo. 

En plática exclusiva que tuvo con DETONA expresó su felicidad por venir a bailar a estas tierras y confió en que sea la primera de muchas.

“Quiero bailar en todos los escenarios posibles de México”, dijo. Por lo pronto, apenas concluya su rol en esta producción de “El Corsario”, César volará de regreso a Londres, donde le espera una agenda cargada de presentaciones en Inglaterra, Italia y otros países.

PADRES DE CÉSAR FORMARON PARTE DEL BDM 

Gretchen Backhoff, consejera fundadora del BdM y columnista de DETONA, se refirió a las raíces de César, las cuales son profundas e incluso heroicas.

“Se puede decir que su talento lo lleva en la sangre. Sus padres son Taina Morales y Jesús Corrales, bailarines y maestros profesionales que se formaron en la Compañía Nacional de Danza de Cuba.

Partieron de la isla para participar como invitados en otras compañías y, su primera parada fue precisamente el BdM, en 1992, donde se establecieron como parte de la compañía.

Su experimentada técnica clásica, contribuyó al nivel de la compañía y fortaleció a nuestros muy jóvenes bailarines, dejando huella en nuestra historia”, me dice Gretchen. 

Su estancia continuó en México en la Compañía Nacional de Danza y César nace en 1996. Adquiere la nacionalidad mexicana, y pasados dos años se trasladan a Canadá, invitados por el Royal Winnipeg Ballet y Le Grands Ballets Canadiens, donde Jesús es nombrado bailarín principal/director y, Taina, maestra.

César aprendió a bailar en casa, observando a sus padres, improvisando pasos, piruetas y giros, y sin darse cuenta, ya estaba asimilando las bases de esta bella pero a la vez, rigurosa disciplina.

No tomó clases formales, aunque su madre lo llevó a sesiones de gimnasia/deportes para infundirle una disciplina.

Para hacer esto, esperó hasta los 11 años, cuando Taina consideró que ya estaba preparado para iniciarse y lo inscribió en la National Ballet School of Canada. 

DEBUTA EN MADAMA BUTTERFLY

A los 4 años formó parte de este ballet, con música de Giacomo Puccini.

Participó también en la película “Bailamos”, protagonizada por Jennifer López. Al ser parte del National Ballet of Canada, fue seleccionado para estelarizar el musical “Billy Elliot”, que alcanzó muchísimas presentaciones en los teatros de Chicago y Toronto.

Cesar fue llevado por su madre a Oslo, Noruega, donde fue maestra en la Royal House. Para ganar experiencia en el escenario se inscribió en las competencias de mayor calado en esta disciplina, como Le Prix de Lausanne -a los 15 años- y empezó a prepararse para el Youth America Grand Prix.

Recibió ofertas de numerosas compañías y eligió el English National Ballet, donde contó con la dirección de Tamara Rojo y Loipa Araujo, quien está relacionada con el BdM, pues fue maestra de la compañía en sus inicios y contribuyó notablemente a la formación de los jóvenes bailarines. 

César llegó a ser bailarín principal en el ENB y son memorables sus “solos” en Birbanto, en “El Corsario”; Mercutio, de “Romeo y Julieta”; Albrech, en “Giselle”; Franz, de “Coppelia”; Hilarion, en “Giselle”, de A. Khan, así muchas otras danzas rusas. 

César ha ganado el Ëmerging Dancer Award y el National Dance Award for Outstanding Male performance por “El Corsario” 

En 2018 fue invitado por el Royal Ballet como solista principal y tres años después fue ascendido a bailarín principal, el sueño de todo bailarín. 

En esa etapa conoció a Thiago Soares, quien se desempeñaba como primer bailarín de la compañía, y a su retiro llegó a Monterrey como director artístico de Ballet de Monterrey.

EL CORSARIO Los tres actos de este ballet, inspirado en un poema romántico de Lord Byron y con música de Adolphe Adam, Léo Delibes, Cesare Pugni, Riccardo Drigo.

La presentación en Monterrey contará con una pieza original de Caleb Ruiz, maestro pianista del BdM, que los asistentes podremos apreciar en el segundo acto, al inicio de la escena de la gruta.

“El Corsario” fue estrenado en la Ópera de París en 1856, con coreografía de Joseph Mazilier, que fue modernizada por Marius Petipa. 

Aunque la partitura musical pertenece a Adam, el pas de deux de Petipa que se presenta en esta época, fue musicalizado por Riccardo Drigo.

EL MACHO 

Este ballet se basa en la preponderancia masculina sobre la femenina. Pero la versión de Thiago empodera a la mujer, como se aprecia en varias escenas, como la de las bailarinas disparando con sus armas a los hombres.

Otro sello del director brasileño es la inclusión de gritos y arengas de la compañía, para emular a las porras o barras del futbol, al fin carioca el director del BdM. La puesta en escena en Monterrey permitió ver a un César Corrales entrando de lleno en su papel de Ali, en el resto del elenco. 

A pesar del poco tiempo que tuvo para ensayar con la compañía, se acopló al ensamble y para nada se dio los aires de estrella que muchos otros de menor rango que él se dan, en esta y otras disciplinas.

El vestuario, la escenografía, la producción toda, fuera de serie.

Los músicos de la Orquesta Sinfónica de NL, en el foso, amarrados a la trama, siguiendo -sin verlos- a los bailarines como producto de la diestra batuta del maestro cubano Roberto Hernández, quien se aventó varios diálogos cerrados en los ensayos con Thiago y con el mismo César.

THIAGO TRATA A TODA LA COMPAÑÍA COMO SI FUERAN SOLISTAS

Este es el estilo del director brasileño. Trata y considera a todos sus bailarines con la categoría del trabajo que realizan. 

Como producto de ello, vi en esta producción -como en todas las anteriores- a bailarines disfrutando lo que hacen y ese es el primer paso para lograr los mejores desempeños.

CAJÓN DE SASTRE 

“Felicidades a todo el staff del BdM; al patronato, conformado por su presidenta honoraria y fundadora, Yolanda Santos de Hoyos; Yolanda Garza Santos de González, presidenta; Aurora Cantú de Cagnasso, secretaria; Gretchen Backhoff, tesorera; Comité ejecutivo: Gabriela Elizondo de García Iza y Yolanda Garza Santos de González. Consejeros: Adriana Garza de Santos, Aurora Cantú de Cagnasso, Bárbara Navarro de Garza, Cristina Barragán de Viejo, Gabriela Elizondo de Iza, Gretchen Backhoff, Hugo Garza Leal, Isabel Runes de Martin, Leonor Guzmán de Martínez, Luis Montemayor, Manuel Camelo, Mónica Sada de Iriondo, Oswaldo Ponse, Roberta Barrera de Selem, Rodrigo González Barragán y Samuel Sandler”, remata la irreverente de mi Gaby.


Plácido Garza. 
placido.garza@gmail.com 
placido@detona.com 

Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe para prensa y TV. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista ha conquistado las cumbres más altas de América.