ALEX STAM | Siempre hacia adelante | ROBERTO GARZA | Agosto 2022

Si te metes con uno, te metes con todos… | |RENÉ ALDRETTE | Julio 2022

Si te metes con uno, te metes con todos…

“Somos conscientes de que falta un apóstrofe en “Hell’s”, pero ¿y qué? Eres tú quien lo extraña… nosotros no”. 

El título de este artículo es el lema usado por una de las pandillas más grandes y conocidas del mundo, los HELLS ANGELS. El club de motociclistas fundado en Fontana, California en 1948, por veteranos estadounidenses de la segunda guerra mundial y que cuenta con alrededor de 3,600 miembros, divididos en 467 capítulos, en 59 países alrededor del mundo.

HELLS ANGELS MOTORCYCLE CLUB (HAMC), es una de las organizaciones más temidas, por los actos vandálicos y criminales en los que se ha visto envuelta en sus casi 8 décadas de existencia. Y eso, no solo por los actos que esta comete, sino también, porque la organización cuenta con una fuerte estructura basada en la jerarquía militar impuesta por los miembros fundadores, quienes formaron parte de escuadrones de bombarderos de la fuerza aérea.

Durante años, los miembros de HAMC han sido catalogados como forajidos, narcos y criminales. Y sí, muchos de ellos calzan perfectamente dentro de una o varias de estas descripciones, pues algunos han sido condenados por crímenes violentos. Pero esto no define a todos los miembros del club, pues ellos prefieren verse a sí mismos como “guerreros”.

Y es así, como basados en la estructura militar antes mencionada, los miembros de HAMC viven bajo un estricto código, el cuál deben cumplir tanto para ser aceptados entre sus filas, como para permanecer dentro de la organización. Pues, aunque son pocas las reglas, éstas son vitales para la supervivencia del club. Y si algún miembro llegara a romperlas, las consecuencias podrían llegar a ser severas.

A veces podrían solo ser expulsados de las filas del club, obligados a abandonar todo lo relacionado a HAMC, amistades, relaciones, etc. Mientras en otros casos, los que se hayan pasado de la raya según el código, podrían llegar a ser menos afortunados y hasta llegar a perder la vida.

El proceso de selección para formar parte de los HELLS ANGELS no es rápido. Este puede llegar a tomar años, sin garantizar la aceptación del aplicante. Todo eso, con la finalidad de que en el tiempo en que sirves como prospecto, demuestres lealtad y utilidad para los fines de la organización. El proceso puede llegar a tomar hasta 5 años para llegar a ser considerado como un “Official Friend”, a través de un patrocinador o alguien que te recomiende para entrar, seguido por una votación anónima. El siguiente paso puede igualmente tomar varios años más, para así llegar a ser considerado “Hangaround” y luego “Prospecto”, antes de ser votado para convertirte en un “Miembro Oficial”.

Los miembros del club llevan con orgullo sus parches y logos cuando hay reuniones, pues es una de las reglas establecidas en el código. Pero también saben que hay que ocultarlos cuando es necesario, para así evitar problemas con la ley o si hay riesgo de ser relacionados con algún crimen.

La regla #1 del club es: “Siempre respalda a tus hermanos”, que como se dijo en un principio, se resume en “Si te metes con uno, te metes con todos”. Otra regla del club es nunca discutir tus actividades personales en las reuniones con los miembros de HAMC. Pues, aunque ellos no se consideran una organización criminal, están al tanto que algunos de los miembros rompen la ley o se dedican a hacer actos ilícitos en su vida cotidiana. Obviamente, tampoco se puede hablar fuera de las reuniones acerca de las actividades del club. Todo esto, con la finalidad de hacer difícil los esfuerzos de la policía por infiltrarse dentro de las filas de la organización. Y esta regla les ha dado hasta ahora buenos resultados.

Siguiendo la jerarquía dentro de la organización, cuando los miembros del club se desplazan en motocicleta hacia algún lugar, el líder del capítulo (presidente), viaja al frente de la caravana seguido por el “VP” (vicepresidente), el “capitán de camino” y el “sargento de armas”. Después de ellos, la pandilla se acomoda de manera aleatoria con excepción de los “prospectos” que viajan hasta el final del contingente.

Una condición importante dentro del club, es que no se pueden unir violadores ni pederastas. Tampoco candidatos que hayan formado parte de algún cuerpo policiaco, o que hayan sido guardias o tenido alguna relación con instituciones policiacas. El solo hecho de haber aplicado o haber pedido información para entrar a la policía, sería considerado como elemento para impedir la entrada al club. Tampoco los “soplones” son aceptados en el HAMC. 

Y a pesar de lo que podríamos creer, el club no acepta tampoco el uso de “drogas duras”, sólo apoya el consumo de “hierba” y alcohol. Si esto no es obedecido por algún miembro, este sería expulsado de HAMC, obligado a entregar toda la parafernalia relacionada a los HELLS ANGELS, no tendría el apoyo de sus hermanos y hasta sería obligado a “quitarse” los tatuajes que lo puedan relacionar al club; ya sea cubriéndolos con otro tatuaje o siendo obligado por sus ex compañeros a quitárselo con ayuda de un soplete.

Por todo lo anterior, sin duda la HAMC, sigue siendo una de las organizaciones más enigmáticas que actualmente existen, a casi 75 años de su fundación.

No se ocultan, no te temen, son guerreros, son HELLS ANGELS.


René “Reno” Aldrette 
Instagram: @blackmetalmvffin666 
FB: @BlackMetalMvffin 
Twitter: @blackmetalmvfin 
blackmetalmvffin@gmail.com

Arquitecto, artista plástico, músico y promotor del género del Metal. Actualmente conduce el canal digital Black Metal Mvffin, promociona la cultura de la escena musical, así como realiza reseñas de bandas y eventos musicales del Metal en México y el mundo.