MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

FRANCISCO CÉSPEDES | Libertad por encima de la vida | ROBERTO GARZA / GABRIELA ARENAS | Noviembre 2021

Por: Roberto Garza / Gabriela Arenas
Fotografía: Cortesía Francisco Céspedes



FRANCISCO CÉSPEDES
Libertad por encima de la vida

Francisco “Pancho” Céspedes, es sin duda un eterno enamorado de la vida, o como el mismo se describe: “un alma y mente libres, congruente con lo que piensa y hace, alguien que ve y siente la vida desde el corazón”.

Este eterno romántico, que tiene la virtud de lograr enamorar y hacer viajar a través de sus canciones, es un cantautor de origen cubano con grandes convicciones. Alguien que hace algunos meses, nos sorprendió cuando realizó un ayuno de tres días para manifestar de manera pacífica, que el régimen de su país natal debía abandonar el poder después de más de 60 años.  

En interesante entrevista, conoceremos al Francisco Céspedes que pide que le llamen “Pancho” para sentirse cercano a la persona con quien charla, a ese personaje que muestra humildad en cada una de sus palabras y que se muestra agradecido con la vida por todo lo que le ha dado.

Cantautor, Músico y Compositor; sin embargo, ¿también Médico de profesión?

“Para mí fue una experiencia maravillosa. Fueron 6 años. Yo quería estudiar Historia del Arte, pero esa carrera, ese año, no se ofreció en la universidad. Vengo de una tradición de médicos y veterinarios en mi familia y como 2 amigos se fueron a estudiar medicina, siendo yo un adolescente irresponsable, también me fui a estudiar con ellos”. 

“Esos 6 años aportaron mucho a mi vida. La medicina es una profesión muy importante, una prioridad para cualquier sociedad. Aprendí mucho sobre la vida, el amor, el dolor, la enfermedad y de cómo es el ser humano, el porqué no sólo es la parte somática, además de adquirir el hábito de la lectura”.



¿En qué momento decides cambiar todo eso por la música?

“Termino los 6 años de Medicina y de pronto me contratan para cantar, ya que es algo que siempre he hecho, es mi pasión. Luego me doy cuenta que la música es mágica y ahí fue por donde empecé. Uno a veces, puede tener al maestro adentro, hasta que un día lo descubres”.

“Cuando canto en el escenario, se crea mi momento de mayor libertad, es cuando aparece el “Pancho” que yo conozco o al que quiero reconocer. Porque ese Pancho es libre, claro, con las normas que puedan existir, pero es libre, es intuitivo, es un entendedor de lo que es un escenario. El Pancho que está ahí es libre y aunque parezca drástico, yo antepongo la libertad por encima de la vida. 

“Con ‘Pensar en Ti’ los astros se alinearon a favor mío, después de haber pasado tantas necesidades en la tierra donde nací”

¿Tu vida ha sido tan loca o mucho más que la canción?

“No, ¡mucho más! Si empezamos a filosofar, la vida de todos es mucho más loca que la canción, soy un hombre de libre pensamiento, mis padres me enseñaron a ser libre. Me enseñaron que hiciera lo que quisiera, siempre y cuando no dañara a una tercera persona”.

“He explorado, investigado y andado por la vida. Me encanta la experiencia de vivir y sin entrar en detalles, he podido hacer todas las locuras posibles, aceptadas por mi ética y moral”.

¿Cuál es el impulso al éxito, que recibe Pancho Céspedes?

“Ya en México, fui a buscar una compañía que me sonara grande, en Cuba no existen las empresas de este tipo. Me acordé de Bugs Bunny y me dijeron ¡Warner Bros no!, es Warner Music. Estuve dos meses yendo, no me pelaban, me ignoraban, mis amigos me decían ya no vayas más, no te hacen caso. Sin embargo, no tenía nada que perder y ahí estuve hasta que me recibieron.

“Casualmente, un día anterior, Luis Miguel había hecho una convocatoria para compositores, que casi siempre eran conocidos. Recuerdo que la primera canción que canté fue “Pensar en ti”. Yo no voy a estar hablando de que soy religioso ni nada de eso, pero a veces las casualidades son maravillosas y en ese momento llamaron al director, le canté la canción y me dijo, ‘haz un demo y que se lo manden a Luis Miguel para el disco de Aries”. 

“Les dejé el teléfono colectivo de la casa donde vivía y dije, la historia se repite, ya no me llamarán. Entonces, a los 3 días, me llamaron. Recuerdo que cuando escuché la maqueta de la versión de Luis Miguel de ‘Pensar en ti’ empecé a llorar, por poco me desmayo”.

“Una canción mía en la voz de Luis Miguel... sucedió lo que sucedió, ‘Pensar en Ti” es una canción que viajó bastante. Ahí decía: los astros están a favor mío, porque he pasado muchas necesidades en la tierra donde nací”. 



¿Dónde está la vida?

“¿Dónde está la vida en estos tiempos?, es muy subjetivo, por ejemplo, yo pierdo la vida cada vez que salgo a la calle, yo soy mucho de casa y veo a todo mundo enmascarado. No estoy cuestionando la máscara, porque son asuntos científicos, ese es otro tema, ¿pero, cuando veo la realidad en la que vivo? A mi tercera edad, he llegado a algo que no comprendo”.

“Bueno, la vida es el amor, es la comprensión, la sabiduría, es tratar de amar, pero no sólo a la mujer, aunque sea algo que me encanta. Es el amor, es el otro que no necesita nada, que sólo brota, son filosofías que ni yo practico completamente, eso sería para mí el ser una persona iluminada”.

¿Existe un filtro entre la mente y el alma al momento de componer? Al escuchar tu música pareciera que no existe dicho filtro.

“¿Dónde está el alma? Porque a veces, anteponemos la virtud a la emoción, por encima de la virtud del pensamiento. Yo pienso que es un canal, que se limpia de percepciones y prejuicios, que hemos adquirido a través de la enseñanza. Nos formaron con prejuicios, entonces, cuando limpiamos ese canal, la parte espiritual o el alma hace más clara la emoción, aunque a veces, el exceso de emoción lastima mucho”.

“Hay gobiernos que son despreciables y el gobierno de Cuba para mí, es despreciable”

Pancho Céspedes en concierto.

¿Se puede componer sin exceso de emoción?

“La emoción para mí es total, no puedo hacer una canción donde no sea absoluta la emoción que yo siento. Esto, porque además las canciones, en mi caso, son muy direccionales, muy definidas, muy particulares de ese hecho que estoy tratando de crear. Siempre existe un exceso de emoción, nunca la escondo”. 

La música generalmente está influenciada o motivada por acontecimientos que afectan a nuestros pueblos, Cuba-México, en ese sentido, tú que eres de origen cubano, pero nacionalizado mexicano ¿Qué opinas del actual régimen de Cuba?

“Ya he expresado mi inconformidad cuando vino el presidente de Cuba, no estoy de acuerdo con él, porque coarta las libertades. Yo soy un libertario, la vida sin libertad es limitada, en la isla donde nací, están coartadas todas las libertades, le dicen dictadura, le dicen tiranía, yo le diría gobierno inadecuado. Para mí, casi todos los gobiernos son inadecuados, pero hay los que son despreciables, y el gobierno de Cuba para mí, es despreciable”.

¿Qué opinas del gobierno de México?

“Tenemos que ir a la historia, a través de sus presidentes. Cada presidente viene con su agenda y después está el pueblo, la demagogia es parte de sus campañas. Estoy muy alerta y muy nervioso con el actual gobierno, no lo entiendo. Si un 15 de septiembre, en el grito de la Independencia Mexicana, de la libertad, ¿Qué le de protagonismo al sistema cubano a través de su presidente, en el día de la Independencia de México? No es que no se inviten a los presidentes de todos los países, es el derecho de un presidente. Sin embargo, a mí me pareció un acto fallido, muy fallido”.

“Yo amo a México, porque México no es el país, ni son los presidentes, México eres tú, México soy yo”

“La música clásica es mi preferida, es la música con la que siento que puedo volar hasta el cielo”.



¿Existe alguna canción que, al escucharla digas, porqué no la compuse yo?

“Muchísimas, canciones en inglés del blues. Soy heredero de ese feeling, hay una canción que hubiese querido componer, se llama Interludio, de un compositor cubano que se llamó César Portillo de la Luz. Es la declaración o la oferta a una pareja. En este caso, a una mujer, se cohíbe uno de ofrecerla tan limpiamente”.

“Estaba viendo Casablanca hace 2 días y hay un momento en que Ingrid Bergman le dice a Humphrey Bogart, “bésame como si fuera la última vez”. Yo creo que parte de mi gusto, que siempre es subjetivo en el arte, es que ningún compositor ha logrado dar con “ese beso” tan importante, tan urgente, como lo hizo Consuelo Velázquez, con “Bésame Mucho”. Mucho no es en cantidad, es en calidad, como si fuera la última vez …”.

La música en cierta forma es una manera de combatir los males, ¿qué males combate tu música?

“No puedo verla así, como si estuviera en un campo de batalla, sería como muy brusco y dramático. Personalmente, creo que las canciones no son algo tan profundo y filosófico, a veces he revisado algunas de mis canciones, que hice para alguien de manera directa y después de los años me pregunto, ¿qué quise decir ahí?”.

“Yo hago canciones para relaciones de pareja, otras sociales, le acabo de componer una canción a mi hijo. Yo pienso en música. Cuando veo un cuadro de algún pintor que me gusta, lo veo con música adentro. Para mí la música es muy importante, hay música en todo, en los árboles, hasta en los coches, el sonido de los cláxones es un FA sostenido. La ciudad tiene música también, así que la música está presente en todo”.

“He podido hacer todas las locuras posibles aceptadas por mi ética y moral”

¿Qué opinas del reggaetón? 

“El reggaetón es el reggaetón. No estoy queriendo ser suave o conservador, pero la vida me ha enseñado a aceptar los cambios según el comportamiento de la sociedad. Sin embargo, eso ha sucedido siempre, cuando surgió el jazz pensaban que era satánico, ahora surge el reggaetón como una manifestación actual que tiene que ver con la educación y las políticas insertadas, que van encaminadas a que la moral y la ética desaparezcan. Es un culto al dinero”.

“Pero otros universos de jóvenes están en otra cosa, por ejemplo, mis hijos, que no son especiales, tienen otra actitud ante el arte, es la educación también de los padres”.



Sé que es eres un gran lector ¿qué libro es el que más has releído?

“Tengo varios libros que he releído, pero te diré los de mi infancia: La Ilíada, La Odisea, La Eneida. También los Tres Mosqueteros. Ahora ya de adulto, he incursionado en otros temas interesantes. En mi casa se escuchaba música clásica y se leía mucho. La música clásica es mi preferida, es la música con la que siento que puedo volar hasta el cielo”

“Ahora los libros son en forma digital, creo que actualmente los jóvenes no valoran el perfume y la textura de las hojas. Soy un poco pesimista, pero al ritmo que va la vida, no te enseñan a pensar. Aprendes, pero no entiendes y mucho menos comprendes”.

“Yo amo a México, porque México no es el país, ni son los presidentes, México eres tú, México soy yo”

¿Qué sigue para Pancho Céspedes?

“Tengo discos que están ahí. El primero que estoy haciendo incluye canciones inéditas. También estoy trabajando un disco con canciones de Alejandro Sanz, amigo mío, que incidió de una manera maravillosa en mi vida. Me gusta como compone, lo que es un reto para mí, porque compone de una manera diferente a la forma en que yo lo hago, razón por la cuál tengo que hacer el disco llevándolo a mí”.

“Tengo en proceso otro disco con Pablo Milanés. Desde hace algunos años empezamos a hacerlo. Lo estamos grabando en varios lugares, porque Pablo a veces está en España y otras en Cuba. Se va haciendo con la paciencia de los años, somos viejos, maravillosamente viejos”.

“Quiero también incursionar en el cine, a mí me encanta la actuación. Mis planes son: ser, componer, escribir y divertirme un poco en lo que pueda”.