MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Despierta PROVERICYT vocación científica | EDUARDO RODRÍGUEZ | Agosto 2021

Por: Eduardo Rodríguez Palacios
Fotografía: Archivo



Despierta PROVERICYT vocación científica

Como resultado de su participación en el programa de verano de la Máxima Casa de Estudios, más de 18 mil alumnos se han dedicado a la investigación en empresas y diferentes centros de investigación o universidades de México y el extranjero.

Pese a la pandemia por el coronavirus, el Verano de Investigación Científica y Tecnológica (PROVERICYT) de la Universidad Autónoma de Nuevo León cerró exitosamente su edición número 23 con la participación de más de mil estudiantes y 558 investigadores.

Y ante la situación mundial que se vive por el COVID-19, el Secretario de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico de la UANL, Juan Manuel Alcocer González, señaló que la pandemia ha hecho ver que la única alternativa que se tiene para encontrarle soluciones a este problema de salud es a través de la ciencia e investigación.

“Un héroe que encuentre una solución a la contaminación, a una enfermedad nueva, así como a explicar un problema social que estamos teniendo, y que la gente se beneficie de estos resultados. Si hay héroes en la sociedad, son todos aquellos que hacen cosas por los demás y los investigadores son prueba de ello”, recalcó Alcocer González.



SENSIBILIDAD SOCIAL

Desde 1999, el PROVERICYT se ha convertido en un semillero de jóvenes talento del nivel medio superior y superior de la UANL en la investigación científica y aplicada.

“Gracias al haberme inscrito en este verano científico hace dos años atrás fue que me decidí por la carrera de Ingeniería en Manufactura en FIME. Además, también me ayudó a desarrollar mi confianza al desenvolverme ante el público al exponer, ya que se me complicaba hacerlo.

“En esta edición 2021, me enfoqué más en la parte de la educación, porque siento que cada ingeniero de alguna manera llevamos ese pedagogo dentro de nosotros y esa persona a la que le encanta la educación”, argumentó la estudiante de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL Rosario García Banda.

En este mismo sentido, Juan Manuel Alcocer añadió que el Verano de Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Autónoma de Nuevo León es más que un programa de terapia ocupacional en donde parecería que solo se entretiene a los profesores y alumnos, sino que es despertar una vocación científica, cambiar una vida, es avivar el gusto por la ciencia.