MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

JESÚS RAMÍREZ Y PIEDAD CARMENTA | Detrás de "La rebelión de los alias" | ROBERTO GARZA | Junio 2021

Entrevista: Roberto Garza
Fotografía: Cortesía invitados


JESÚS RAMÍREZ Y PIEDAD CARMENTA
Detrás de "La rebelión de los alias"

La Rebelión de los Alias es, sin duda, una serie de televisión que dejará huella, no sólo por su calidad en cuanto al abordaje de su tema central, sino, también, por la esencia detrás de su realización. Trasmitida a través de la plataforma Skyblackvideo, esta producción nos narra algunos hechos reales ocurridos durante los años 80’s al norte del Valle de Cauca, Colombia, en una época marcada por la violencia, el narcotráfico y la presencia de paramilitares.

En interesante entrevista, realizada en colaboración con Teresa Cabrera, de Voz del Arte Intercambio Cultural, Jesús Ramírez - el director de la serie- y Piedad Carmenta - directora creativa- nos comparten cómo lograron, incluso, que los mismos pobladores de la comunidad se convirtieran en los protagonistas de la trama, al igual que de cómo, con un presupuesto mínimo y mucha creatividad, lograron una propuesta por demás atractiva y fresca.  

Escena de la serie La Rebelión de los Alias


¿Cómo surge y qué temática aborda LA REBELIÓN DE LOS ALIAS?

Piedad Carmenta: “La Rebelión de los Alias es creada en el 2015 por el guionista y director de cine y televisión, Jesús Ramírez Lemos. Surge de algunas historias de la vida real y actividades de violencia sucedidas durante los años 80 ́ s, en una época marcada por la confrontación entre narcotraficantes, guerrillas y paramilitares, que ocurrieron en la región norte del Valle del Cauca, Colombia. Narra, también, el reclutamiento forzoso de menores, por parte de las guerrillas colombianas, para adoctrinarlos y exponerlos a la guerra contra el Estado” 

“De toda esa amarga experiencia que ha dejado infinidad de víctimas, desplazados y violación de derechos humanos, surge esta serie que tiene como hilo conductor la historia de un par de hermanos afrodescendientes, de entre 8 y 10 años, que son arrancados de los brazos de su madre por un violento comandante guerrillero que, sin mediar palabras, los recluta a la fuerza, asesinando también a la mujer por tratar de oponerse. Uno de los niños logra fugarse del cautiverio junto con otros tres, pero su hermanita no lo logra y luego de ocho años de permanecer en la guerrilla, se convierte en ideóloga y posteriormente en comandante de frente; mientras que su hermanito y los otros tres menores son adoptados por un poderoso ex narcotraficante, quien, al morir, otorga todo su poder y fortuna a quienes adoptó como sus hijos, convirtiéndolos en máquinas asesinas”.

Voz del Arte Intercambio Cultural – Colaboración especial.


Los actores que aparecen en la serie no eran actores de profesión, sino muchos ellos verdaderas víctimas de la situación que se vive en la región. ¿Cómo se capitalizó ese factor en la producción de la serie?

Jesús Ramírez: “Sabíamos que no teníamos los recursos para pagar a actores de reconocimiento, por lo que tendríamos que formar a nuestros propios actores”. 

“Lo primero fue brindarles talleres en La Casa del Poeta, con la maestra Carmenta, donde se les brindaron, de manera diaria, conocimientos de actuación, expresión corporal, ortografía oral, vocalización y tridimensionalización de los personajes. Entonces tu veías niñas, niños, abuelitas y abuelitos, actuando de una manera maravillosa. Veías indígenas que actuaron en español, pero también en su lengua. Nos dio el lujo de trabajar con todos los sectores de nuestra comunidad, dejándoles la puerta abierta a todos los pobladores”. 

“Todo esto se dio a través de La Casa del Poeta, dirigida por la maestra Carmenta, que siempre ha tenido las puertas abiertas para el desarrollo de la gente”.

Piedad Carmenta: “Importante es agregar, que el haber contado con un número significativo de actores ‘naturales’, que de una u otra forma fueron víctimas reales del conflicto y la violencia en Colombia, les sirvió a ellos, según sus propios testimonios, a enfrentar sus miedos y las cicatrices que marcaron sus vidas”.

“Por tal motivo y como reto personal, asumieron esa amarga experiencia para convertirla en una magistral actuación en la serie”.

“Sabíamos que no teníamos los recursos para pagar a actores de reconocimiento, por lo que tendríamos que formar a nuestros propios actores” Jesús Ramírez

¿Qué papel jugó La Casa del Poeta en la producción de la serie?

Piedad Carmenta: “La Casa del Poeta no solamente se convirtió en el punto de encuentro para más de 200 personas seducidas por las artes escénicas, sino en el refugio y hogar para todos estos artistas que, poco a poco, fueron llegando desde distintas regiones del país, incluidas veredas y corregimientos apartados del casco urbano de Bolívar, Valle”

Staff y actores en La Casa del Poeta.


En tiempos en los que las series acaparan la atención de la audiencia y, por tanto, la competencia es cada vez más fuerte, ¿cuál es el mayor reto que se enfrenta para sacar adelante un proyecto como este?

Piedad Carmenta: “Hay varios elementos importantes que diferencian esta serie de las demás que se ofrecen al consumidor de este tipo de contenidos.  

1. El guión. Una literatura muy cercana a las vivencias de las víctimas reales y muy poca ficción.

2. La fotografía. Son imágenes exquisitas y provocativas de lugares aún vírgenes de una geografía envidiable y apasionante.

3. La inclusión de comunidades indígenas como la Embera / Chamí / Katío, ubicadas en una zona selvática denominada el cañón de garrapatas.   

4. Inclusión de adultos mayores.

5. Inclusión de niños, adolescentes y adultos jóvenes

6. La banda sonora con tema inédito. 

7. La post producción.  

8. La dirección artística”.

“Y sobre todo el empoderamiento de todo el talento técnico y humano, para sacar adelante una serie con escasos recursos económicos”.

Durante el rodaje de la serie.


¿Cuál es el objetivo detrás de LA REBELIÓN DE LOS ALIAS?

Piedad Carmenta: “El objetivo fundamental es que a través de estos contenidos de entretenimiento, se puedan generar alternativas de empleo y ocupación de los jóvenes, y que éstas sean una  oportunidad única de valorar sus aptitudes artísticas y desviar su camino a la drogadicción y a la violencia”.

¿Consideran que se corre algún riesgo al abordar temas tan sensibles como los que plantea la trama de la serie?

Jesús Ramírez: “El ejercicio de acercar tanto la lente cinematográfica a los actores de la violencia en Colombia, crea ciertos riesgos inminentes que pueden, de cierta manera, provocar retaliaciones; sin embargo, la serie fue tan bien lograda y orientada, que se obtuvieron puntos de vista importantes por parte de personas anónimas, que manifestaron su admiración por el manejo “quirúrgico” de las escenas”.

Durante el rodaje de la serie.


¿Cuáles fueron los principales inconvenientes que se sortearon durante el proceso de producción de la serie?

Piedad Carmenta: “Dentro de los principales inconvenientes que se debió sortear, puedo mencionar la ausencia de algunas herramientas técnicas como la carencia de micrófonos de alta calidad, Stady Cam, Dolly, Grúa, Set de luces adecuadas, vehículos, etc.” 

La calidad no tiene, necesariamente, que ver con la inversión. ¿De qué depende que los pocos recursos no afecten el resultado en la pantalla?

“Sin duda, la formación, la creatividad, el ingenio y la experiencia, son los factores preponderantes para este tipo de producciones” Piedad Carmenta

Piedad Carmenta: “Sin duda, la formación, la creatividad, el ingenio y la experiencia, son los factores preponderantes para este tipo de producciones, donde con poco dinero se hacen propuestas que denotan una calidad audiovisual sorprendente”.

¿Qué modelo de financiamiento siguió la serie? ¿qué apoyos se recibieron y qué gastos enfrentaron?

Piedad Carmenta: “Desde un principio, tanto talento técnico como humano sabíamos que la financiación de la serie era con nuestros propios esfuerzos y recursos. Al ser una iniciativa nueva en la región, la capitalización de recursos era escasa y se optó́ por un modelo de financiamiento basado en rifas, aportes de algunos donantes y, sin duda alguna, del apoyo que en términos económicos brindó La Casa del Poeta a la serie, siendo este último invaluable”.

“Los gastos económicos durante el rodaje también fueron cuantiosos, sobre todo debido a que accidentalmente perdimos algunos equipos como drones y micrófonos”.

Escena de la serie La Rebelión de los Alias.


¿Cómo fue posible realizar la serie LA REBELIÓN DE LOS ALIAS desde la concepción de su guion, rodaje y distribución de la misma en cerca de un año en medio de una pandemia?

Jesús Ramírez: “Tuve mi formación de cine en la Universidad de Cali, precisamente con profesores mexicanos. Recuerdo que uno de ellos me enseñó a no hablar mucho, pero sí concretar. Vengo de una escuela donde lo importante es lograr simplificar los tiempos y hacer de ‘la nada’ cosas grandes”. 

“Sabíamos que debíamos tener materia prima en el tema de actuación, siendo fundamental el haber contado con el apoyo de la maestra Carmenta, a través de La Casa del Poeta, para lograr formar a todos estos actores”.

“También muy importante fue la dinámica que tuvimos durante el rodaje, ya que era común que yo le mandara los guiones del día siguiente a los actores durante la madrugada previa a la filmación”.

“Fue así como logramos concluir en un año con todo el proceso cinematográfico, llevando en abril pasado la serie al aire”.

Escena de la serie La Rebelión de los Alias.


¿Qué satisfacción les ha dejado a ustedes la serie y que beneficios dejó a los pobladores de la región?

Piedad Carmenta: “La satisfacción más grande fue el haber logrado producir la serie con talento de la región y, sobre todo, el haberla dado a conocer al mundo a través de nuestra propia plataforma digital”. 

“Los pobladores quedaron orgullosos y sorprendidos de lo que se logra cuando hay disciplina y amor por el trabajo y respeto por las artes escénicas”.


¿Los han buscado algunas otras plataformas para mostrar la serie a un mayor público?

Jesús Ramírez: “Estamos en la labor de socializar la serie, buscando alternativas para mostrarla, así como otros trabajos, a un mayor público”. 

“De hecho, tenemos el deseo de producir contenido cinematográfico para las grandes plataformas como Netflix y Amazon, encontrándonos actualmente en el proceso de poder llegar muy pronto con nuevas propuestas para ellas”.

Semblanzas


Jesús Ramírez Lemos es un periodista, guionista y director de cine y televisión colombiano, con más de 32 años de experiencia. Es autor de obras como Metamorfosis, Fénix El Resurgimiento, Remodelando Sueños, Ricaurte, El Patrón de la Lipo y La Rebelión de los Alias, entre otras. Ha obtenido diversos reconocimientos a través de los años, de parte de Univisión, Antena 13, El Tiempo y TV&Novelas.




Piedad Carmanta Rojas
es administradora de empresas, profesora de teatro, escritora, actriz y directora creativa, fundadora de La Casa del Poeta, Bolívar Valle. Siendo tallerista de artes escénicas y literarias, se ha especializado en proyectos productivos y de desarrollo humano. En el 2019 fue declarada por el alcalde Nodier Cardona Patiño, como hija adoptiva de Bolívar Valle, durante la ceremonia del Primer Encuentro de Escritores.