MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Editorial: El gran negocio de las encuestas | ROBERTO GARZA | Junio 2021

El gran negocio de las encuestas

Y cuando pensábamos que la desinformación ya no podría ponerse peor, aparecieron las encuestas virales manipuladas y los prescriptores informales, que hacen a todos los candidatos virtualmente ganadores.

Bienvenidos nuevamente a esta su revista ARTE Cultura y Sociedad. Como siempre es un gusto poder coincidir en este espacio de convivencia y participación.

No me dejarán mentir, en el hecho de que es difícil alejarse de la comunicación política, particularmente en esta época electoral. Conozco mucha gente que se jacta de mantenerse al margen de lo que acontece en su ciudad, en su estado o inclusive en México, evitando así “contaminarse” de las ráfagas de información o mejor dicho desinformación, que invade medios de comunicación tanto tradicionales como digitales. Sin embargo, no es posible desconectarse con tanta facilidad y mucho menos cuando se vive en sociedad y en sentido de comunidad.

Si a lo anterior le agregamos qué, con la llegada de los medios digitales, también aumentó la cantidad de informalidad en la información y surgieron los prescriptores, que tienen el sólo y único mérito de influenciar a un gran número de personas o nichos de mercado, ¡ahhh! y que lo anterior no está siendo regulado de ninguna manera, pues… ¡imagínense!

Ahora bien, cuando pensábamos que la desinformación ya no podría ponerse “pior” (aunque la norma culta del español diga que está mal escrita, quise decir “peor que lo peor”), aparecieron las encuestas manipuladas. Usted me dirá que esas siempre han existido y en eso tiene toda la razón, sin embargo… cuando esas se combinan con medios digitales virales, influencers que comunican lo que el cliente quiere que digan y le agregamos la desregulación del canal…

De este modo, tenemos que los responsables de realizar encuestas, justifican que cumplen con todos los elementos para hacerla estadísticamente fiable y válida; sin embargo, la redacción de sus preguntas es tendenciosa, la realizan en zonas geográficas donde saben obtendrán el resultado que el cliente quiere, manipulan respuestas, sus muestras no son representativas y muchos etcéteras más. Pero bueno, hay otras “empresas” que las elaboran inclusive sin realizarlas, ya que sólo hacen las gráficas a como el cliente quiere que salgan…digamos que esas son las “piores” (sí, ¡piores!).

¿Resultado? Ahora todos los candidatos son ganadores y hasta por amplios márgenes. Inclusive esto llega al punto, donde a pocos días de la elección, nos damos cuenta que hasta algunos de los candidatos de la “chiquillada” se colaron al primerísimo lugar.

Si bien una encuesta no determina ganadores de manera institucional, sí puede polarizar una elección y confundir al ciudadano sobre por quién debe de votar y sobre qué estrategia seguir para ejercer su voto de una manera responsable.

Y es así, como a unos pocos días de las elecciones que renovarán la Cámara de Diputados y diversos cargos en 32 Estados de nuestro querido México; todo puede suceder, o al menos así lo indican las muchas encuestas “maquilladas” que existen a todo lo largo y ancho de nuestro territorio nacional.

robgarza@att.net.mx