MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Manifestación holográfica de la realidad | LUGI GOGA | Octubre 2020

Manifestación holográfica de la realidad

La materia no es como nos la enseñaron en la escuela, sino es más bien energía a baja velocidad y de información densa.

Desde las antiguas civilizaciones, ya se tenía conocimiento de que nuestra realidad era una ilusión “mágica”, una experiencia en un mundo de tres dimensiones donde todos los que estamos somos realmente uno, pero viviendo de manera independiente. Es por esto, que nuestra vida se sugiere como un viaje insólito, que anteriormente ya he tenido oportunidad de compartirles.

Por lo anterior, es importante despertar, saber quiénes somos y encontrar nuestra misión que nos permitirá no pasar inadvertidos en esta realidad. Si estamos ya aquí, es por alguna razón y debemos ayudar a nuestros semejante a salir adelante, ya que pudiéramos ser nosotros en otras circunstancias.

Actualmente, varios investigadores del tema han llegado a la conclusión de que efectivamente la materia no existe, como lo habían ya dicho algunos chamanes de antiguas civilizaciones. Sin embrago, desde un punto de vista científico, la materia no es como nos la enseñaron en la escuela, sino es más bien energía a baja velocidad y de información densa. Cuando ésta, se combina con otros elementos, provoca todo lo que percibimos de manera holográfica, que inclusive se manifiesta como algo “natural” ante nuestros sentidos.

Es importante mencionar, que el inconsciente de nuestro cerebro, recibe una gran cantidad de información, que permite crear cosas de manera automática, haciéndolo a través de patrones establecidos por la “matrix”. Por otra parte la forma consciente, que es una mínima parte dentro de nuestro cerebro, tiene el poder de crear la realidad que nosotros queremos y no precisamente la que el inconsciente automáticamente realiza, de acuerdo con la información que cada uno recibe y almacena de manera subliminal.

Por lo anterior, es de vital importancia prestar atención a todos los detalles que pasan a nuestro alrededor y percibir todos los elementos para concentrarlos en una sola percepción. Esto nos permitirá entrar a un flujo donde podremos ver las cosas de manera neutral, sin juicios ni intenciones. En ese momento, estaremos ampliando nuestro rango de visión, a través de un eje evolutivo hacia la conciencia absoluta que es Dios, invitándonos a evolucionar y a ser mejores personas cada día.

Desde la conciencia, podremos manifestarlo todo, pero es importante que antes, liberemos o al menos controlemos, ese ego con el que todos nacemos. Así podremos lograr que nuestras decisiones sean más para el beneficio común y no sólo para el nuestro. En esta nueva óptica, no hay jerarquías y todos somos iguales.

Para manifestar lo que verdaderamente queremos, requerimos ser coherentes en todo, es decir, que lo que pensemos lo hagamos y lo que sintamos lo digamos. Ese sería el primer paso, para luego, tener certeza de lo que deseamos y estar en una vibración de alta frecuencia; que permita que nuestra intensión tenga la suficiente potencia, para darse a conocer en esta realidad holográfica.


Luis González “Lugi Goga” 

ing.luis.gonzalez.g@gmail.com

Ingeniero Civil con especialidad en Desarrollo e Innovación Empresarial por el ITESM. Ha participado en diferentes proyectos con base en ingenierías de valor y optimación de procesos.