MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Entre el progreso y el retroceso | IRMA IDALIA CERDA | Septiembre 2020

Por: Irma Idalia Cerda
Fotografía: Especial



Entre el progreso y el retroceso

¿No se supone que todos vamos hacia la misma dirección?

¿ No han tenido la sensación de estar entre dos mundos: el mundo del futuro y el mundo del pasado? Por un lado la tecnología avanza a pasos agigantados, pero por el otro, parte de la humanidad está en franco retroceso. 

Y ¿a qué me refiero con ello? que en nuestra cotidianidad utilizamos dispositivos que nos ayudan con pedir comida y el súper en línea, organizar nuestras agendas, hacer “home office” y llevar clases virtuales- los que tienen hijos en edad escolar- entre muchas cosas.

Pero por otra parte, hay un sector de la población que piensa y actúa como hace 20 o 30 años en cuanto a la doble moral, ideas machistas, pensamientos radicales, por mencionar algunos.

Y me pregunto : ¿no se supone que todos vamos hacia la misma dirección? o bien, reflexionar que en nuestro imaginario colectivo sabíamos que tendríamos todas estas facilidades y herramientas que nos harían la vida más amable, independientemente lo inesperado de la pandemia.

Pero esto nada tiene que ver con la nostalgia, pues una cosa es ir hacia atrás reviviendo viejos traumas y otra es sentir nostalgia por ciertos aspectos como : las tendencias en la vida social y cultural que siempre serán un referente para las próximas generaciones.

Pero ahora, siento que en materia de política no sólo no hemos avanzado, sino que hemos retrocedido. El actual presidente de nuestro país, Andrés Manuel López Obrador con sus acciones, algunas veces me recuerda a los ex presidentes Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo, ambos priistas y censores, pues la prensa no podía publicar nada negativo de ellos.

Y aunque se supone que ahora no existe la censura, AMLO ha protestado más de una vez cuando se le ha criticado o señalado. Y en vez de favorecer el diálogo y llegar a un consenso, fomenta la división entre los que son sus incondicionales y los que no simpatizamos con él.

Creo que este tipo de cosas nos estancan y si queremos estar a tono con el progreso debe haber un cambio en este sentido, pues ya estamos en la última etapa del 2020, este año marcado por el coronavirus, que además de la crisis sanitaria, está provocando una crisis económica que habrá que enfrentar y superar, pero tenemos que estar unidos para lograrlo y optimizar los pocos recursos que nos queden.

Convendría desde ahora ir preparándonos tanto física, psicológica y emocionalmente, porque no se necesita ser adivino para advertir que nos esperan meses difíciles y necesitamos claridad y fortaleza para reparar la nave que nos llevará a un mejor puerto.

Tenemos mucho por hacer y por el momento se nos recomienda mantener la calma, la paz, reforzar nuestro sistema inmunológico, conservar la energía para cuando salgamos de la cuarentena y empecemos una nueva vida, en un mundo nuevo.

irma_idalia@hotmail.com