MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

PONCHO SALDAÑA | El sueño aún no ha terminado | Agosto 2020

Por: Roberto Garza
Fotografía: Cortesía Poncho Saldaña




PONCHO SALDAÑA
El sueño aún no ha terminado

Con más de 37 años al aire, Poncho 25 Saldaña se ha convertido en toda una institución y referente del Rock en la radio regiomontana. 

El egresado de la Facultad de Ciencias de la Información y creador de ‘Museo de Rock’ y de los ya legendarios bailes de ‘Rolando los Años’, nos platica cómo fue su incursión en los medios de comunicación, sus programas de radio más emblemáticos, sus mentores y fieles colaboradores, al igual que sus futuros proyectos. 

Primer programa de Museo del Rock en 1983.


¿Por qué ser locutor? ¿Por qué entrar en el mundo de los medios de comunicación? 

“El ser locutor fue una ambición que tuve desde niño. Inclusive más que locutor, yo empecé como productor de radio, me gustaba programar canciones, dar datos y compartir información. De hecho así fue como inicié, produciendo radio primero, para luego entrar en la locución”.

“Entrar a los medios de comunicación siempre fue mi pasión, la radio siempre me ha envuelto por completo, formando parte de mi vida desde que era un niño. Recuerdo que inclusive me subía al techo de la casa, para que con una antena alta, poder escuchar estaciones de Estados Unidos y estar enterado de lo que pasaba en la música antes de que llegara a la ciudad de Monterrey”.

¿Cuándo y cómo se dio tu incursión en la radio? 

“En 1976 me fui de estudiante de intercambio a Glenwood Springs, Colorado, ahí la señora que me daba hospedaje en su casa trabajaba en una estación de radio que es la KLGN. Un día le dije que me gustaría tener un programa, ella habló con el dueño de la estación y él me sugirió trasmitir un programa que se llamara “La Hora Mexicana”, le mandé pedir a mi papá discos de José Alfredo Jímenez, Pedro Vargas y de otros. Pero pues esa música no era mi sentimiento. Un día se me ocurrió hablar de la ascendencia de músicos mexicanos dentro del Rock and Roll, hablando de Richy Valens de La Bamba, de Rudy Martínez de Question Mark & the Mysterians y de Sam the Sham, quien es Domingo Zamudio el que cantó el tema de Wooly Bully”

“Fue así como poco a poco, se fue interesando la gente en ese tema y en sólo dos semanas el programa ya se había convertido en un programa de Rock and Roll”.

Durante entrevista con el grupo KISS


¿En algún momento pensaste cumplir profesionalmente más de 40 años de carrera en la locución? 

“La verdad no, para mí era una urgencia entrar a la radio, no pensaba en el tiempo ni en cuanto iba a durar, lo que quería era ingresar. Recuerdo que una vez llegué a una iglesia en San Pedro Garza García y ví a los Sacerdotes postrados en el piso. En ese momento, le pregunté al Sacristán, qué estaban haciendo y me dijo: “Están pidiendo con toda su alma a Dios por sus intensiones”. Entonces lo que hice fue tirarme al piso y pedirle a Dios con todas las ganas del mundo, para entrar a la radio. Y así fue como en 1983 entré a la radio con el programa Museo del Rock”. 

Con el bajista de la banda IRON MAIDEN.


¿Cuáles han sido los programas más emblemáticos en cada una de las etapas que has vivido? 

“El más emblemático definitivamente fue “Museo del Rock”, que duró 31 años consecutivos al aire, todo un record. También los programas “TV Rock” del Canal 12 de 1987 a 1990, “Museo del Rock” en el Canal 28 durante 10 años a partir de 1995, al igual que los llamados “Metallica 7” y “Modulo Central 7”, que se trasmitían a través de la frecuencia de Stereo 7”.

“Pero con el que más me he divertido ha sido con el programa de “Al Máximo” que hasta el pasado mes de marzo todavía estaba al aire en Classic 106.9 FM de Multimedios Radio”.


“Entrar a los medios de comunicación siempre fue mi pasión, la radio siempre me ha envuelto por completo, formando parte de mi vida desde que era un niño”.

Sin lugar a dudas el programa “Museo del Rock” hizo historia en la radio regiomontana. ¿Hay planes para relanzarlo después de haber estado 31 años al aire? 

“De hecho el programa lo sacamos al aire durante un año, hace exactamente poco más de doce o quince meses. Estuvo saliendo al aire durante ese tiempo y en el mismo participaba toda la familia. Sin embargo, era muy pesado porqué el programa era de 10 a 12 de la noche los sábados. Fue por eso que decidimos mejor dejarlo de trasmitir. En lo personal creo el programa ya hizo su historia, rompió sus records y se logró convertir en toda una tradición musical en Monterrey”.

“Me va a dar mucho gusto que la gente lo recuerde y también que las nuevas generaciones se interesen cuando se les platique del mismo. Es por eso que “Museo del Rock” yo creo ahí se va a quedar”.

“Pero bueno, no quiero decirlo, porque que tal si al rato me convenzo a mi mismo y decido sacar nuevamente el programa”.

Yuli Tellez y Poncho Saldaña

¿Quiénes han sido tus grandes mentores? ¿Colaboradores más fieles? 

“Mi más grande colaborador, inspirador y compañera de toda la vida ha sido Yuli Tellez, quien ha estado conmigo en la radio, en la televisión, quien ha ayudado a producir mis programas, administrado los eventos de Rolando los Años, ha sido mi fuente de inspiración y guiado mi camino durante todos estos años”. 

“Mi más grande mentor ha sido Polo Álvarez, con quien conviví, aprendí mucho y trabajé durante 25 años. El estuvo tomando unas clases conmigo en el carrera de “Ciencias de la Información” en la UDEM y ahí fue donde tuve la oportunidad de pedirle “chance” de entrar a la radio. De hecho organicé todo un festival de la canción para invitarlo a él de jurado y podérmele acercar para que me invitara a la radio. Me invitó varias veces a la XRG690 a ver cómo se transmitía, lo cual a mí me emocionaba mucho. Yo le insistía que quería entrar y el me decía “No es para tí, mejor dedícate a la Industria, a la comunicación en la Industria o a otra cosa”. 

“Entonces un día hizo un maratón Ricky Luis en 1981 que duró 24 horas continuas, y las 24 horas estuve fuera de la estación XRG de Multimedios. Ya en la medianoche, Ricky Luis baja el micrófono y me deja presentar una canción dentro del maratón y la verdad me emocioné porque era la primera vez que mi voz se escuchaba en la radio de Monterrey. Cuando termina el maratón a las 12 del mediodía del día siguiente, espero a Polo y le digo: “ahora si estoy bien decidido, me urge entrar a la radio”. Polo estaba cansado, después de 24 horas continuas de transmisión y me dijo “Estoy muy cansado, olvídate de esto, no es para ti, por favor ya no me vuelvas a molestar”. Después de eso, me di una vuelta, di unos pasos, volteo la cabeza y le digo “Ey Polo, algún día vamos a trabajar juntos” y el siguió su camino y yo el mío. Esto fue en 1981 recuerdo muy bien”.

“Resultó que en Noviembre de 1982 empiezo a crear el primer concepto de Museo del Rock en papel, fui a ofrecerlo a Radio Monterrey donde ahorita es la Invasora, pero no se logra, luego fui con Luis Lauro Hinojosa en Stereo 7 y le gustó mucho. Me preguntó que si tenía patrocinadores, a lo que contesté que sí y entra al aire el programa. A los 10 meses se asocia Multimedios y le dice, vamos a quitar todo lo que hay en Stereo 7 excepto Museo del Rock, pero necesitamos que un productor de noso - tros lo dirija, a quién quieres que sea: Lacho Pedraza, Adrián Peña o Polo Álvarez. Y dije, definitivamente Polo Álvarez. Ahí fue cuando lo vi y le dije: “¿Recuerdas que te dije que íbamos a trabajar juntos? Pues aquí estamos”.

“Alguien muy valioso que ha estado conmigo durante más de 35 años es Mike Dares, quien ha trabajado conmigo en los eventos de Rolando los Años, Museo del Rock y en muchos otros programas y eventos en donde hemos estado participando, un gran amigo y un gran colaborador durante una gran parte de mi vida. Mike es una persona muy hábil y talentoso para operar y crear”. 

En entrevista con Ronnie James Dio.

“Mi programa de radio más emblemático fue definitivamente Museo del Rock, que duró 31 años consecutivos al aire, todo un record”.

¿Cómo nacen los tan conocidos: “!He he heey!” y “!Al Máximooo!”? 

“Una vez estábamos en la cabina de Stereo 7, al estar escuchando lo que estaríamos transmitiendo después de la música que estaba al aire, el operador me dice “se acabó la música”, entonces me voy corriendo a la cabina y me resbalo y en lugar de decir “escuchamos a…”, lo que alcancé a decir mientras me resbalaba fue “!he he heey!”. Y desde entonces se quedó esa frase.

“Lo de “!Al Máximo!” nace como una forma de referirme al gusto de levantarme temprano cada mañana. Todo el tiempo me dicen que me levanto “al máximo” porque no batallo para hacerlo. De hecho mi mejor horario y el que más aprovecho está entre las 5 y las 9 de la mañana”.

Platícanos cómo inician los eventos de “Rolando los Años” ¿Cuál ha sido el secreto para que continúen siendo todo un éxito? 

“Cuando estuve en Glenwood Springs, Colorado, recuerdo había una rocola donde entre clase y clase, la poníamos a funcionar. Pero solamente se escuchaban dos canciones: La de “Walk this Way” de Aerosmith y la de “Play That Funky Music” de Wild Cherry. Mientras estaba yo ahí sentado, me imaginaba a todo esa gente bailando esos ritmos y me dije: “Algún día voy a hacer un evento con esto”.

“Cuando nace “Museo del Rock” noté que mucha gente seguía atraída a la música de los “oldies” y de los “sesentas” y es cuando se nos ocurre hacer el primer evento, al que llamamos “La noche de Museo del Rock” en la discoteca Ajá de la colonia Vista Hermosa.

Recuerdo eso ocurrió un 10 de Noviembre de 1983. Como ya no cupo la gente, decidimos irnos al Club de Leones, ubicado sobre Gonzalitos y Paseo de los Leones. Desde ahí no hemos parado, cumpliendo 31 años de estar haciendo nuestro ya emblemático evento de “Rolando los Años”. 

“El secreto de que haya durado ya tanto tiempo, son dos cosas. La primera es sentirme nervioso cada vez que va a ser un evento de Rolando los Años. El sentirme nervioso en cada evento, me empuja a seguir esforzándome para que las cosas salgan cada vez mejor. La segunda es la consistencia, no aflojar, aguantar muchas cosas y seguir con el evento para continuar con lo que ya es una tradición en Monterrey. 

“Mi más grande mentor ha sido Polo Álvarez, con quien conviví, de quien aprendí mucho y trabajé durante 25 años”.

Entrevistando a Bon Jovi durante su visita a Monterrey.


¿Qué formulas estás trabajando para futuros proyectos? 

“Estamos actualmente trabajando en la Riviera Maya, transmitiendo en vivo desde marzo para el programa “Classic a la Carta” de Classic 106.9 FM. Por otro lado, estamos esperando que terminen las restricciones por la plandemia, para comenzar a hacer eventos nuevamente. De hecho traigo muchas ideas para desarrollar dentro de lo que son los eventos de “Rolando los Años” que sólo estoy esperando poder ponerlas en práctica”.

“También Multimedios está abriendo canales y líneas de comunicación en la península de Yucatán. Razón por la cuál esperemos poder adaptarnos a los mismos, para poder seguir trabajando y apoyando a esa gran empresa Multimedios, que es la que más he querido en toda mi vida y hacia la que estoy más agradecido también.

¿Cómo visualizas a los medios de comunicación tradicionales (radio, TV y medios impresos) en el futuro? ¿Hacía dónde crees va el desarrollo de los medios? 

“Definitivamente, pues la realidad es que actualmente todo está en las redes sociales, sin embargo la radio es la radio y la televisión es la televisión. Ahorita por ejemplo, la empresa donde trabajo le está apostando a la televisión abierta en la península de Yucatán. En cuanto a la radio, mientras los automóviles sigan teniendo un radio, este medio de comunicación seguirá siendo grande. Inclusive ahora con las nuevas aplicaciones digitales, me doy cuenta que nos escuchan en Estados Unidos, Sudamérica y Europa”.

“Seguiremos aquí hasta que Diosito nos de la oportunidad de seguir vivos y poder seguir gritando “!He he heeey!”.

Durante un evento de Rolando los Años.


“El sentirme nervioso en cada evento de Rolando los Años, me empuja a seguir esforzándome para que las cosas salgan cada vez mejor”.

Poncho Saldaña y Polo Álvarez durante la transmisión del programa Museo del Rock.