MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

La dura realidad de tener que cambiar de profesión | VÍCTOR ORDUÑA | Agosto 2020


La dura realidad de tener que cambiar de profesión

Muchos músicos han tenido que ponerse a vender tapabocas, gel para manos y pólizas de seguros, en lugar de dedicarse a crear melodías y ejecutar su instrumento.

El talento y la vocación es algo con lo que la gente nace. Pueden desarrollarse, pero es necesario ya contar con ellos. Muchos colegas han vivido de la música toda su vida, algunos modestamente, otros de mejor forma; sin embargo, el poder vivir de ella, cada día se está volviendo más complicado.  

Gente muy talentosa y con una extraordinaria carrera musical, se ha visto obligada a emigrar a otros campos de trabajo. Pandemia, huracanes y gobiernos que no se dan cuenta que la gente del gremio cultural requiere trabajar, han sido las principales causas. No me dejarás mentir, que son pocos los gobiernos que apoyan actualmente al talento artístico.

Los músicos, en su gran mayoría, somos gente soñadora y damos el alma en el escenario. Sentimos nuestra música, la amamos y disfrutamos al grado que nos envuelve en un mundo, donde lo que suceda afuera simplemente no nos afecta. Es triste darse cuenta como el talento musical, se está desperdiciando por falta de oportunidades de trabajo. Muchos compañeros han tenido que ponerse a vender tapabocas, gel para manos y pólizas de seguros; en lugar de estar creando melodías y ejecutando su instrumento. 

Esto se debe en gran parte a la gente que lleva el mando, esas personas que piensan que la cultura y las artes no son actividades esenciales, razón por la que simplemente ni las apoyan, ni las impulsan, ni mucho menos piensan en cómo sacarlas adelante.

¿Lo pueden creer? 

Imagínense que Beethoven, Freddy Mercury, Beto Zapata, Luis Miguel, Ricky Luis o Alicia Villareal, se hubieran tenido que dedicar a otra cosa por falta de oportunidades. Imagínatelos vendiendo tapabocas en un mercadito. ¡No es justo y no es posible! No estoy diciendo que vender en un mercadito sea malo, sin embargo, cada quien a lo suyo: El comerciante a vender y el músico a hacer música. 

Necesitamos un gobierno incluyente que apoye a TODOS a salir adelante. No sólo a los músicos, sino a todos los que conformamos el gremio cultural. Me gustaría aclarar, que sí hay gobiernos que apoyan al talento musical, siendo un buen ejemplo el de San Nicolás de los Garza, N.L., que lleva ya varios años haciéndolo a través de creativos programas dentro de la Dirección de Cultura.

Ojalá los demás gobiernos e instituciones pudieran seguir su ejemplo...


Victor Orduña 
email: victororduna@hotmail.com
instagram: victor.orduna

Músico y compositor regiomontano, que desde muy joven incursiona en el ambiente artístico como músico y actor. Ha formado parte de bandas XO, Conspiración, Contraste, Cherokee y actualmente Coyote Rock Band.