MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Circo, maroma y teatro | VOZ DEL PUEBLO | Agosto 2020



NI LA PANDEMIA NI LOS AGUACEROS DETIENEN A LOS “POLACOS” QUE YA ANDAN HACIENDO CAMINITO RUMBO A LAS ELECCIONES DEL 2021.

Unos de plano ya andan en campaña, otros saben que calladitos se ven más bonitos, algunos otros entran al trote nomás por si las moscas, pero lo cierto es que ya se oyen los nombres de quienes suspiran por despachar sus palacios y secretarías.

Y si eso pasa en la “polaca” pos el circo CULTURALERO no se puede que-dar atrás, por eso ya andan levantando el dedo poetas, académicos, teatreros, bailarinas, promotores, consultores, exchoferes, activistas, polacos sin chamba, coaches de vida y hasta uno que otro cercano de alguien que quién quite y en una de esas sale bien parado.

Así que como el CIRCO pinta pa’ ponerse bueno, les recomiendo que compren sus palomitas pero ¡ya! No tardan las conferencias sobre “temas importantes para el desarrollo cultural”, las mesas para analizar “problemas urgentes de la escena artística”, los diálogos para “conocer propuestas que favorezcan al desarrollo del gremio” y hasta la presentación de organizaciones “para sumar esfuerzos” o para “llevar la cultura a todos los sectores del estado”.

¡AGARREN ASIENTO! Que la historia que se vive cada 3 años esta por comenzar… 

OJALÁ QUE EL CONSEJO QUE MUEVE LOS HILOS DE PARQUE FUNDIDORA, YA SE DEJE DE “DIMES Y DIRETES” Y SE PONGA CREATIVO PARA OPERAR EL PARQUE. 

Es difícil pensar como se pasan la pelotita entre todos y al final de cuentas, el ciudadano es el afectado como siempre. 

¿Qué se ocupan 60 millones para operar de aquí a diciembre el Parque Fundidora? ¿Pero por qué tanto? Lo que el ciudadano requiere es sólo tener acceso al parque para realizar actividades que le permitan mejorar su salud física y mental. ¿Por qué no se ajustan los horarios para consumir menos luz y agua? ¿Por qué no se racionalizan los recursos humanos? ¿Por qué no se busca el cómo si se pueden hacer las cosas? 

LAS UNIVERSIDADES PRIVADAS Y ALGUNAS PÚBLICAS, SON LAS QUE NO PARECEN TENTARSE EL CORAZÓN ANTE LAS DURAS AFECTACIONES ECONÓMICAS QUE HAN SUFRIDO LAS FAMILIAS REGIOMONTANAS.

Excusas hay muchas, por más que digan qué están ayudando a los alumnos más vulnerables a que continúen sus estudios. Lo cierto es que el apoyo que se ocupa es para todo el alumnado, para aquellos estudiantes que han estado manteniendo a dichas instituciones y ahora requieren del apoyo de las mismas. 

¿Cómo que sí aplica un descuento, no? Y máxime cuando los alumnos no estarán usando instalaciones, infraestructura y servicios ofrecidos por dichas escuelas. ¿Pos quien las regula apá?

aculturaysociedad@gmail.com