MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Hacia una civilización empática | LUGI GOGA | Junio 2020

Por: Lugi Goga
Fotografía: Especial





Hacia una civilización empática

La Inteligencia Artificial es sin duda una herramienta que nos puede ayudar a acortar tiempos y aumentar la eficiencia de nuestras tareas, pero es nuestra responsabilidad limitar y decidír hasta dónde es éticamente correcto hacerlo.

Empecemos a reinventar nuestra sociedad en base a las emociones que hemos experimentado en esta cuarentena y hacia una civilización más justa.

Durante la cuarentena, hemos experimentado diferentes tipos de emociones y sido motivados a que la sociedad empiece a ver algunos aspectos de la vida, a los que antes por cuestiones de tiempo, no se le daba tanta importancia. Uno trascendente, es el de ser más empáticos con otras personas, que ahora curiosamente es algo que hacemos a través de los medios electrónicos, para socializar, buscar un arraigo personal o compartir afecto. Y es que todos necesitamos empatizar colectivamente de algún modo, para demostrar solidaridad hacia nuestra familia y seres queridos.

Lo más sorprendente de todo, es que hemos utilizado la tecnología como nunca antes, para acercarnos más a nuestros círculos de amistades, tratando de aprovechar el tiempo para reconectar con gente que habíamos dejado de ver, sabiendo que esta vida tiene un principio y un final. Estamos de cierta manera, formando un nuevo futuro hacia una civilización más empática y apoyándonos impredeciblemente con las redes sociales, que trabajan como una liga catalizadora de relaciones para manifestar solidaridad a todo ser viviente de este planeta.  

Nuestra consciencia, ciertamente se ha extendido en este tiempo de sensibilidad y nuestro entorno, ha traspasado ya fronteras como si fuéramos una sola comunidad compartida, que vive de manera colectiva muchos sucesos en su tiempo y espacio. Esta nueva ficción que se está gestando día a día, pronto se convertirá en una tendencia global, donde podremos ver a todo el mundo como una familia extendida sin límites y donde la gran biosfera planetaria será la única frontera para nuestra nueva civilización empática, sin perder las identidades de cada comunidad y región del planeta.

Empecemos a reinventar nuestra sociedad en base a las emociones que hemos experimentado en esta cuarentena y hacia una civilización más justa. Seamos también más conscientes con el medioambiente y con todos los seres vivos. Esto lo podremos lograr fácilmente, realizando los debidos ajustes en nuestras vidas, negocios y empresas, al igual que compartiendo dichos cambios de manera digital a todos los rincones del planeta. Estamos ante la transformación más importante de la historia y es el momento de enfrentar el miedo al cambio, para así ofrecer una vida más digna a todo ser viviente que habite este mundo. 

Las cartas están ya sobre la mesa y el reto es el de construir una sociedad sostenible y empática. Utilicemos todos los recursos disponibles de manera justa y ordenada, armando este rompecabezas que sólo podrá concluirse con la ayuda eficiente de la tecnología. Esta revolución será la más importante de la humanidad, ya que gestará un modelo completamente nuevo, valorando principalmente a la vida y basándose en una economía que resurgirá de manera exponencial, en la medida que se creen nuevas herramientas y oportunidades para todos. Nuestra conciencia global será siempre, el beneficio común en una sociedad empática y libre. 

Luis González “Lugi Goga” 
ing.luis.gonzalez.g@gmail.com
Ingeniero Civil con especialidad en Desarrollo e Innovación Empresarial por el ITESM. Ha participado en diferentes proyectos con base en ingenierías de valor y optimación de procesos.