MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Cierra Museo Cuatro Caminos | GABRIELA ARENAS | Mayo 2020

Por: Gabriela Arenas
Fotografía: Especial


Cierra Museo Cuatro Caminos

Crimen organizado, corrupción, robo y el COVID-19, fueron las causas que orillaron al Maestro Pedro Meyer a cerrar el Foto Museo Cuatro Caminos, considerado el más grande de Latinoamérica dedicado a la fotografía.

“Es prudente reconocer cuando los vientos los tienes en contra, y si no buscas el puerto más cercano para resguardarte, lo más seguro es que te ahogues en esta aventura. No es cuestión de echar discursos elocuentes sobre la adversidad”, escribió Pedro Meyer en un comunicado.

El crimen organizado, que pedía derecho de piso, corrupción para todos y cada uno de los trámites necesarios para operar la institución, cancelaciones por la pandemia y robo por parte de los propios policías contratados para resguardar al museo, fueron los motivos del cierre del mismo.

El proyecto inició a principios de 2012 y fue inaugurado el 8 de septiembre del 2015, en una nave industrial que albergaba una fábrica de plásticos de más de 5,000 metros cuadrados. En ella se acondicionaron tres galerías, cuatro salones para clases y un auditorio destinado a la fotografía. 

El financiamiento para su realización se obtuvo a través de la Fundación Pedro Meyer y por el apoyo económico del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, ahora Secretaria de Cultura. 

Abrió sus puertas al norte de la Ciudad de México en la calle de Ingenieros Militares 77, en el municipio de Naucalpan de Juárez, no sólo como un espacio de exhibición, si no como un lugar de producción de conocimiento, de formación y de experiencias múltiples. Un proyecto cultural al servicio de la sociedad y de su desarrollo, que se vio obligado a cerrar sus puertas por falta de apoyo del gobierno.

“A todos quienes hicieron posible el levantar nuestras velas, sepan que nada fue en vano, porque los resultados son tan grandes o chicos como las experiencias individuales de quienes lo vivieron. En nuestra grata memoria quedan consignadas historias valiosas y profundas. Y si de eso se trataba, eso sí se logró”. Termina el comunicado.

Tristemente sin un plan de rescate se avecina un proceso de pauperización dentro del sector cultural de nuestro país. Es urgente invertir en el sector durante y después de la crisis. Las restricciones de movilidad que los gobiernos se han obligado a adoptar durante la pandemia, han frenado drásticamente el acceso a la cultura a corto plazo y si no se toman medidas podrían debilitar el sistema cultural de manera irremediable.

Los organismos culturales actualmente se enfrentan a uno de sus más grandes desafíos ante la presencia del COVID-19. No sólo deberán rediseñar sus formas de financiamiento, también replantear sus estrategias para la formación de nuevos públicos “virtuales”, migrando sus contenidos a una oferta en línea. 

La cultura en todas sus disciplinas, no puede ser frenada, debe continuar y seguir siendo parte de nuestra vida misma. 
gabyarenas1@gmail.com