MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Adiós, Caifán mayor | ESTHELA RUEDO | Mayo 2020

Por: Esthela Ruedo
Fotografía: Archivo

Adiós, Caifán mayor

Con 85 años de vida el actor, compositor y cantante Óscar Chávez, está “fuera del mundo”. Una víctima más del coronavirus.

E n 2017 cuando la película “Los caifanes” cumplió 50 años, Óscar Chávez aún lucía corpulento, fuerte y con una agudeza mental digna de alguien medio siglo más joven. Ese año, el cumplía 83 y no se imaginaba que 24 meses más tarde debutaría en uno de sus últimos grandes eventos: el Festival Vive Latino.

Chávez estaba sorprendido de su arrastre. Miles de personas, desde chavitos, nietos o bisnietos de la generación Caifán, hasta seguidores de Chávez que, como él, ya tenían la piel marcada por el paso el tiempo y que entonaban a todo pulmón “Por ti”, “Perdón”, “Macondo”, “Flores negras”, “Mundo triste”, “La mariguana” y “Fuera del mundo”, lo vieron y ovacionaron.

Fue una presentación emblemática, que quienes la vivimos la llevaremos por siempre en nuestra memoria. No sólo porque a esas alturas, Chávez ya era un icono indeleble de la cultura pop mexicana. 

“No sé qué es eso, pero suena bien…”, dijo en su momento. “Suena bien, ¿verdad?”.

Pero su mayor orgullo era una carrera que había superado la barrera del tiempo y que todavía le daba satisfacciones como esa tarde-noche del Vive Latino. 

“Seguiré trabajando hasta que la energía me lo permita”, añadió.

Y energía tenía de sobra. La gallardía de su pasado también se rehusaba a abandonarlo. No en balde su cita anual con su público en el Auditorio Nacional era todo un acontecimiento, celebrado por sus contemporáneos y nuevas generaciones que descubrían y se enamoraban del Canto Nuevo, de la canción contestaria, a veces, difícil de asimilar. 

Pero en ocasiones también hacía de la vía pública un gran escenario. Cientos de personas se arremolinaban para verlo cantar.

“¡Es Óscar Chávez!”, gritaba la gente asombrada y decidida a quedarse de pie viéndolo y escuchándolo. 

El Estilos, personaje que interpretó en “Los caifanes”, lo marcó de por vida. De ahí adelante comenzó una carrera fructífera en cine.

“Santa”, versión de 1969; “México de mis amores”, “Flor de durazno”, “El cuerpazo del delito”, “Las cautivas”, “La generala”, “Rompe el alba”, “El oficio más antiguo del mundo”, “María de mi corazón”, hasta completar 15 largometrajes formaron parte de su legado.

Siempre con semblante serio, tranquilo y con una personalidad fuerte, pero amable. Ese era Óscar Chávez quien parecía indestructible, hasta la tarde del 30 de abril, cuando 48 horas después de haber ingresado al hospital 20 de Noviembre del ISSSTE con dificultad para respirar y síntomas de neumonía, perdió la vida.

Coronavirus, fue el diagnóstico. Un diagnóstico que parece ser ya cosa de todos los días, aunque Óscar Chávez no sea un artista que veamos a diario.