MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

Aislamiento social y solidaridad | IRMA IDALIA CERDA | Abril 2020

Por: Irma Idalia Cerda
Fotografía: Especial


Aislamiento social y solidaridad

Para evitar la propagación del COVID-19, ahora es cuando más debemos usar las redes sociales para estar comunicados y mantener el contacto con nuestros familiares y amigos a la distancia.

Con el indiscriminado uso de la tecnología, muchas personas dejaron de practicar algún deporte o actividad recreativa para ir a pasear, hacer ejercicio o simplemente caminar. 

En su lugar, las redes sociales empezaron a dominar nuestras vidas y nos pasamos gran parte del día frente a la computadora.

Desde hace un par de semanas, hemos recibido indicaciones por parte de la Secretaría de Salud, para evitar la propagación del coronavirus COVID-19 y entre las mas importantes es permanecer en casa .

Y como dato curioso, a muchos usuarios de Facebook, Twitter o Instagram, no nos importaba que se nos fuera el tiempo en estas plataformas virtuales antes de que se tuvieran que tomar medidas preventivas, luego que registraran los primeros contagios del COVID-19 en nuestro país.

Pero desde que empezaron las recomendaciones por parte de las autoridades sobre el aislamiento social, de repente sentimos la urgencia de salir al cine, al teatro, a una reunión con amigos, ir de “shopping” a Mc Allen o a Laredo, en fin, a donde sea con tal de no permanecer en la casa.

Y ahora es cuando más debemos usar las redes sociales para estar comunicados y mantener el contacto con nuestros familiares y amigos a la distancia. De igual manera podemos informarnos sobre lo que está sucediendo en relación a esta pandemia que ha cobrado miles de vidas en todo el mundo.

Debo reconocer que muchas personas sí han entrado en razón y organizan sus salidas para traer los víveres del supermercado, ir a trabajar, pues muchos no pueden darse el lujo de no faltar, y ni hablar.

Pero desgraciadamente, hay otro sector de la población que se resiste a tomar las precauciones y hace todo lo contrario : organiza reuniones, va a centros comerciales, incluso hemos visto en las noticias que toman estos días de aislamiento social como si fueran vacaciones y se van a la playa.

Parece increíble, pero es cierto. Probablemente esas personas no estén conscientes de la magnitud de este problema de salud, de lo rápido que se propaga dicho virus, y simplemente no saben lo que significa estar en cuarentena.

Es momento de que nos solidaricemos, que pensemos en todos nosotros. Es una situación que nos tomó por sorpresa y estamos solucionando sobre la marcha, pero es muy importante darnos cuenta que solamente unidos vamos a poder enfrentar al coronavirus y reducir sus embates. ¡Ánimo, juntos lo lograremos!

irma_idalia@hotmail.com