MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Música, Forma de vida y satisfacción del alma | VICTOR ORDUÑA | Marzo 2020

Por: Victor Orduña
Fotografía: Especial

Música, forma de vida y satisfacción del alma


Es cierto que la música necesita disciplina, trabajo duro y estudio, pero la creatividad y el sentimiento se convierten generalmente en su verdadera esencia.

Para mi forma de ver las cosas, existen sólo 2 tipos de músicos: 
• El que produce música y ejecuta sólo por dinero 
• El que toca música por amor y vocación 

El músico que hace sonar un instrumento sólo por dinero, es aquel que tiene una habilidad que utiliza sólo para su beneficio económico. Eso no es malo, conozco a muchos que se han vuelto muy ricos de esa forma. Se convierte en algo negativo, cuando lo hacen solamente por dinero, haciéndose pasar como parte de la industria musical con el único fin de satisfacer sus bolsillos.

Muchos hemos visto como infinidad de artistas, empiezan su carrera con calidad y poco a poco, les va ganando la ambición y empiezan a venderse sólo por dinero. Un ejemplo claro es Shakira. Si ustedes tuvieron oportunidad de escuchar sus primeras producciones como cantante y compositora, encontrarán temas tan buenos que hasta hacen alusión al artista plástico “Botero”. 

Ella habla en dichos temas de religion, amor de una manera profunda y sin salirse de su estilo pop por supuesto. Ahora es muy común, escucharle temas con contenido tan malo como “WAKA WAKA” o “LOCA LOCA” y eso ¡sin llegar a los reggaetones! Lo mismo ocurrió con el “Rockero” Alex Lora, ¿dónde quedaron sus composiciones como la de “Triste Canción de Amor”? 

El múisco que toca por amor y vocación a la música, por experiencia propia se los digo, lo hace porque le da una completa satisfacción. Para un músico esa sensación es inigualable. El estar arriba de un escenario, sea chico o sea grande, no es intercambiable por nada. Lo importante ocurre en el momento en que se toca el primer acorde y el músico se empieza a elevar y a sentir los sentimientos a flor de piel. Ese artista siente su alma al cantar o tocar y percibe como mis sentimientos de unen y empiezan poco a poco a generar un efecto dominó que lo envuelven. Esa persona les aseguro está disfrutando y sintiendo su alma vibrar, al igual que provocando que el público se llene de ese mismo sentimiento y diga: “se me puso la piel chinita al escúchalo”.  

Es cierto que la música necesita disciplina, trabajo duro y estudio, pero la creatividad y el sentimiento generalmente se convierten en su verdadera esencia. En algún momento de mi vida, un gran amigo músico me dijo algo que me dejó pensando profundamente. Me dijo:

“No existen los ex músicos, todo aquel que ha tocado y que diga que se retirará de la música por completo, esta mintiendo, ya que regresará a tocar y lo hará porque su ser se lo pide” 

Ser músico no es como las otras profesiones. Alguien puede ser albañil un día y luego convertirse en vendedor, sin embargo, el ser músico lo llevas desde que naces y al igual que tu signo zodiacal, tampoco lo podrás cambiar.


Victor Orduña es un músico y compositor regiomontano, que desde muy joven incursiona en el ambiente artístico participando tanto en videos musicales como películas mexicanas. Ha formado parte de bandas como XO, Conspiración, Contraste, Cherokee y actualmente Coyote Rock Band