MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

¿Dónde está Samuel Noyola? | GABRIELA ARENAS | Febrero 2020

Por: Gabriela Arenas
Fotografía: Especial



¿Dónde está Samuel Noyola?

Samuel Noyola era considerado por Octavio Paz como el poeta más inspirado de su generación y lo mantuvo bajo su protección.

Navegando por internet hace algunos días, me encontré entre miles de historias, una que, aunque creo es algo fantasiosa, por alguna extraña razón llamó poderosamente mi atención. Era el relato de una aventura entre dos personajes de la cultura regia. Siendo uno de ellos totalmente desconocido para mí, me di a la tarea de investigar acerca de él. Mi sorpresa fue mayúscula, al encontrarme con una intensa historia y además con un misterio aun sin revelar.

Su nombre era Samuel Noyola, nacido en Monterrey, Nuevo León, un 8 de febrero de 1965, poeta, profesor e investigador de la lengua y literatura española en el Instituto de Cooperación Iberoamericana de Madrid. Era corrector y traductor de las editoriales Vuelta, Santillana y Mondadori, al igual que fundador de Perro Bravo, Editores.

Octavio Paz lo consideraba el poeta más inspirado de su generación y lo mantuvo bajo su protección. Poco después de la muerte del Nobel de Literatura en 1990, el cineasta regiomontano Diego Enrique Osorno conoció a Noyola. Diez años después intentó reencontrarse de nuevo con el poeta regio, pero simplemente había desaparecido. Entonces inicia una búsqueda con cámara en mano, que da como resultado el documental “Vaquero de Mediodía” (como se denominaba el mismo Noyola), donde fotógrafos, escritores y periodistas hablaban acerca de su poesía, su cercanía con Octavio Paz, su participación como guerrillero en la Revolución Sandinista y de su alcoholismo.

Por las mismas indagaciones de sus amigos, se sabe que su último empleo fue como franelero del estacionamiento de los artistas que iban a tocar a La Maraka, un populoso centro nocturno de la CDMX.

En octubre del 2007 Noyola publicó para la revista Letras Libres, uno de sus últimos textos del que se tiene conocimiento, en donde habla justamente de sus días en La Maraka. Su personalidad intensa, brillante, irreverente y sensible, le acarreó varios enemigos en el mundo cultural, dando como resultado que su obra fuera difícil de conseguir en librerías y que su nombre fuera borrado de los diccionarios de escritores, a pesar de su gran talento. 

Algunas personas dicen que Samuel Noyola falleció en la calle a causa de su alcoholismo y que su cuerpo se encuentra en la fosa común. En nuestro país miles de mexicanos actualmente se encuentran desparecidos y es muy probable que éste haya sido también el final de Samuel Noyola, aunque tal vez el poeta eligió perderse y escapar de la terrible rutina de la vida.  

gabyarenas1@gmail.com