MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

México Metal Fest IV Parte 2: La Mejor Experiencia en un Festival | RENO ALDRETTE | Diciembre 2019

Por: Reno Aldrette
Fotografía: Archivo



México Metal Fest IV Parte 2: La Mejor Experiencia en un Festival

El Festival de Metal más importante al norte de nuestro país, sobrepasa expectativas al contar con bandas nacionales y extranjeras dispuestas a darlo todo por el público, que no paró de celebrar cada uno de los temas.

El evento en sí fue la mejor experiencia que un servidor ha vivido en un festival de esta magnitud. Las bandas tanto nacionales como extranjeras llegaron dispuestas a dar lo mejor de sí y así se notó durante sus presentaciones. El apoyo que la gente brindaba al celebrar al final de cada canción. 

Han pasado 420 días desde que se llevó a cabo la edición pasada del MxMF (Mexico Metal Fest). Han sido 13 meses y 24 días, equivalentes a 60 semanas o a 10,080 horas… pero ha valido la pena la espera.

Ese día el amanecer en Monterrey fue hermoso, lo pude ver al despertar y correr la cortina de mi habitación, abrí la ventana y pude sentir la fresca brisa que corría al exterior. Tomé un baño y me preparé para salir rumbo al estadio de baseball Monterrey, en punto de la una de la tarde. Al llegar al lugar donde se llevaría a cabo el evento, caminamos en dirección al acceso entre muchas personas que se dirigían al mismo destino que nosotros, todos uniformados con camisetas negras. Entramos rápidamente gracias a la buena organización que hubo para evitar contratiempos y que los que asistimos pudiéramos disfrutar sin necesidad de hacer largas filas. Una vez dentro, pude comprobar que en verdad los dioses del Metal me habían escuchado, pues en el artículo anterior hablé sobre algunas de las cosas que esperaba para ese día sobre el clima, el ambiente y el festival… y se cumplieron.

 En el cielo no se apreciaron nubes y no las extrañamos, pues no hay mejor techo para un evento al exterior que un cielo despejado. Se podía sentir la fresca brisa otoñal que corría entre nosotros y que nos hacía más llevadera la larga jornada que nos esperaba por delante, cargada de la energía más pura que sólo la música te puede brindar. El ambiente entre los asistentes era de fiesta, claro unos más enfiestados que otros, pero fiesta al fin. El respeto mutuo, las buenas vibras y las ganas de pasarla bien, eso también los dioses lo cumplieron. Salvo una sola cosa… los dioses del Metal no son como cualquier otro dios, ellos son como esos dioses antiguos, de los que exigen sacrificios y enviaron a su fiel heraldo el Sol, a cobrar el tributo que les debíamos por concedernos tantas buenas cosas en ese día. Y éste llegó implacable… supremo, arrancando el sudor de nuestros cuerpos, llevando a los menos habituados al calor de Monterrey, casi al punto del desmayo y a otros secando sus gargantas. Y entonces el dios del vino, aquel que se dice libera al hombre de la esclavitud de la vida diaria, tuvo su victoria en algunos metaleros. Era como ver una versión moderna de “El triunfo de Baco” de Diego Velázquez.

El evento en sí fue la mejor experiencia que un servidor ha vivido en un festival de esta magnitud. Las bandas tanto nacionales como extranjeras llegaron dispuestas a dar lo mejor de sí y así se notó durante sus presentaciones. El apoyo que la gente brindaba al celebrar al final de cada canción fue algo que los músicos agradecían y de igual manera ellos respondían al dar la mejor de sus ejecuciones. Todas y cada una de las bandas al bajar del escenario hacían notar su alegría con una sonrisa mientras dirigían sus pasos al área designada para firmar autógrafos o para convivir con los afortunados ganadores de un meet & greet.

Por nombrar algunas de las actuaciones quiero apuntar que la frescura de SKULL FIST no tiene parangón, los canadienses saben lo que hacen y es por eso que se les augura un crecimiento bien merecido en un futuro bastante cercano. SIX FEET UNDER logró que el headbanging fuera un movimiento general y obligatorio gracias a sus ritmos súper heavy y “aderezados” con unos riffs diseñados para no parar de cantar y moverte a su ritmo. DEICIDE, con el controversial Glen Benton nos hizo recordar aquellas canciones que escuchaba en la preparatoria. DARK ANGEL con Gene Hoglan en la batería, trajo los ritmos acelerados y de perfecta ejecución en cada canción que tocaban, fué un sueño el verlo en vivo y también DYING FETUS… ¿Cómo es posible que 3 músicos solamente puedan hacer ritmos así de pesados? Nunca los había visto en vivo y te puedo decir que su Technical Death Metal es: ¡im-pre-sion-an-ti! La voz de Gallagher es brutal en todos los sentidos, yo sólo esperaba el momento en que se abriera el portal al infierno que parecía estar invocando.

Pero el momento cumbre de la noche, al menos en eso coincidimos con la mayoría de la gente con la que lo comentamos, fué cuando tocó el turno de salir a escena a la banda estadounidense de Death Metal: POSSESSED. Todo fue locura desde el principio y hasta la última canción de su repertorio que incluyó lo más representativo de su corta pero influyente trayectoria discográfica. Pero más allá de eso, su presentación quedó marcada en el corazón del público por la presencia del legendario Jeff Becerra, voz principal y el encargado de llevarnos de la mano por ese recorrido musical que abarca ya 35 años teniendo tan sólo 3 álbums de estudio. Canciones como “Seven Churches” y “The Exorcist” fueron de las más aclamadas y esperadas por lo presentes y en las que más energía brotaba desde el escenario para que la gente enloqueciera al escuchar a esa icónica banda. Becerra, quien desde 1989 está postrado en una silla de ruedas, víctima de un asalto fallido donde unos delincuentes le dispararon en 2 ocasiones al tratar de despojarlo de $100 dólares, cuando hizo una parada a comprar unos cigarrillos. Y aun así, el hombre sube al escenario para hacer lo que más le gusta y eso lo demuestra en cada momento. Es increíble como alguien irradia tanta energía y tanto carisma, a pesar de que sus movimientos están limitados por el uso del aparato que le brinda movilidad motriz. Jeff se ganó la admiración de todos gracias a eso, se le veía contento y entregado a su público. Simplemente es una persona digna de toda mi admiración porque a pesar de su condición, él hace su trabajo como todo un profesional y merece nuestros aplausos.

En resumen: No se podía pedir más, porque ya no había nada más que pedir. 

Las bandas cumplieron con creces, el ambiente fue de fiesta de principio a fin y la fría cerveza nunca faltó. Las viejas amistades y las nuevas que hicimos, no nos hicimos amigos, nos hicimos hermanos. La plática, la pirotecnia, las fotos, las risas y los momentos… esos vividos en un festival que quedará marcado en nuestra memoria por haber sido una noche grande, en un festival grande, donde Jeff Becerra fue MUY grande…

Y estuvimos ahí para vivirlo. 

¡Nos vemos en el 2020!



René “Reno” Aldrette 
Instagram: @blackmetalmvffin666 
FB: @BlackMetalMvffin 
Twitter: @blackmetalmvfin 
blackmetalmvffin@gmail.com 
Arquitecto, artista plástico, músico y promotor del género del Metal. Actualmente conduce el canal digital Black Metal Mvffin, promociona la cultura de la escena musical, así como realiza reseñas de bandas y eventos musicales del Metal en México y el mundo.