MARTÍN ACHIRICA | Eutanasia para vivir | ROBERO GARZA | Noviembre 2021

El mago de la Inovacción, la creatividad | LUGI GOGA | Diciembre 2019

Por: Lugi Goga
Fotografía: Especial



El mago de la Inovacción, la creatividad

La innovación es un proceso atrevido, disruptivo y en muchas ocasiones también muy complejo.

Definitivamente el mago de la innovación es la creatividad y esto se ve reflejado diariamente en los descubrimientos en todo el mundo. Actualmente no basta con tener grandes ideas, sino que es imprescindible saber cómo expresarlas y encontrar el punto de fusión que existe entre el conocimiento científico y las necesidades reales donde puedan ser útiles para la sociedad. En este contexto se tiene que direccionar a la creatividad, en generar nuevas ideas para un servicio o producto que sea convergente entre sí, que permita desarrollar lo que se pretende, mediante un análisis detallado y con una medición de riesgos en un punto común. 

Ese proceso atrevido, disruptivo y en muchas ocasiones también complejo, es comúnmente llamado innovación. Esta última junto con la creatividad, son dos conceptos que no suelen estar enlazados en el entorno empresarial, pero ya en la realidad son intrínsicamente parte de un mismo proceso donde uno depende del otro. La creatividad se vincula más con toda aquella actividad que tiene un alto componente artístico, en cambio, a la innovación se le relaciona más con el uso y las aplicaciones en empresas tecnológicas y de la industria. Hoy por hoy son la mejor inversión que pueda tener una compañía que cuenta operacionalmente con sus diferentes áreas integradas.

En los mercados Internacionales más exigentes, la creatividad e innovación no son parte de una moda, tienen ya varios años en que son un requisito importante para la supervivencia, viabilidad y competitividad de las empresas. De este modo pueden asegurar y propiciar un escenario de crecimiento económico para toda la organización, haciendo en paralelo sinergias y estrechando lazos con los centros de conocimiento y parques tecnológicos. Esto permite que su estructura se vuelva más creativa e innovadora dentro de las mismas y a la vez impulse un ambiente de integración para el desarrollo de nuevas ideas entre sus estrategias, potenciando así su imaginación para ofrecer un contenido con el que puedan acercarse a sus consumidores de una forma única, creando una experiencia mágica en el cliente para generar un sobresaliente recuerdo de la marca.

La clave de todo este proceso es ir entrenando a la mente en pensar en forma disruptiva, para ayudar a “surfear” la ola de cambios mediante actualizaciones del medio. También a través de la integración de novedades a la organización, sin perder la identidad del producto o servicio, que se coloca donde estás como punto de partida para evolucionar, adaptarte y avanzar.

Es común pensar que la creatividad promueve solo el individualismo, principalmente por el tema artístico, pero también es muy importante motivar el desarrollo de la creatividad de forma colectiva, donde todos ponen su granito de arena en un entorno de un equipo diverso y complementario, con participantes de distintos perfiles. La sociedad está evolucionando de una forma acelerada hacia una economía más colaborativa y comunitaria, en la necesidad de estar al día con los avances tecnológicos para idear nuevos productos o servicios que puedan satisfacer las necesidades de mejor forma. En contraste, el apego instintivo de querer hacer las cosas sólo a “nuestra manera”, nos niega a la gran oportunidad de tener diversidad de opiniones, y es aquí donde está el verdadero crecimiento para cada participante.

En este escenario tan complejo, se requieren verdaderos lideres con mentalidad abierta, capaces de crear un futuro y no esperar a que éste llegue y nos pase por encima. Hoy estamos rodeados de empresas con tecnologías exponenciales, lidereadas por personas audaces y dispuesta a tomar riesgos, que están quitándole mercado a grandes empresas ya existentes de tiempo atrás. Para algunos esto puede sonar aterrador, pero se estima que casi la mitad de las 500 empresas con más fortuna en el mundo, no existirán dentro de 10 años y muchos puestos laborales estarán ocupados por la inteligencia artificial. 

Hay que estar preparados para esta enorme ola de cambios que nos acechan, y que cada día se multiplican, implicando nuevos retos y responsabilidades. La inteligencia artificial avanza día con día y con los recientes equipos de cómputo cuántico, estamos a punto de pasar con ella a una nueva era. 

La sociedad tiene que integrarse para trabajar en equipo y crear en forma conjunta nuevas soluciones a los problemas que enfrentamos actualmente, primeramente, seleccionando las necesidades prioritarias, creando ambientes donde se pueda estimular el cuerpo de manera sana y crear nuevas relaciones sociales que ayuden a retroalimentar las ideas. 

Es muy importante buscar siempre una gran motivación que nos llene de energía cada día, reconocer nuestros talentos y habilidades que se puedan potenciar para ser competitivos ante los cambios, desarrollar un plan maestro a corto, mediano y largo plazo, soñar despierto con las metas claras para los diferentes escenarios que se puedan presentar, vencer los miedos, poner objetivos accesibles para avanzar y agarrar confianza en controlar las emociones, hasta que se hagan un hábito de vida. Todo lo anterior se requiere para preparar al cerebro en pensar y crear nuevas ideas de manera individual y de forma comunitaria para que el mago de la innovación esté siempre presente.

Luis González “Lugi Goga” 
ing.luis.gonzalez.g@gmail.com 
Graduado de Ingeniería Civil por el ITESM con especialidad en Innovación Empresarial. Ha participado de forma integral en varios desarrollos incorporando ingenierías de valor y optimación de procesos, principalmente en proyectos de Edificación Vertical.