MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Editorial: El Arte del Reconocimiento | ROBERTO GARZA | Diciembre 2019


El Arte del Reconocimiento

El reconocimiento es sólo una de varias pequeñas acciones, encaminadas a dar el lugar que le corresponde a la cultura y las artes en nuestra sociedad.

Hace un par de semanas nuestra revista Arte Cultura y Sociedad, tuvo el honor de entregar a Javier López Garay, líder de la agrupación Witchy Band, un Reconocimiento por sus 50 años de trayectoria artística. El evento que se llevó a cabo en el Centro Cultural Rosa de los Vientos, reunió a diversas personalidades del medio artístico, que se dieron cita para felicitar a nuestro querido amigo, ícono de la comedia del norte del país.

Cabe destacar que desde su creación, esta revista ha tenido dentro de sus principales objetivos, el impulsar al talento y el reconocer a las grandes personalidades del medio. Ésto con el fin de comunicar de una manera propositiva lo que se está haciendo bien y de honrar en vida a los responsables de importantes logros. Siempre se ha tenido en mente el tratar de distinguir a quienes por su talento, entrega y trabajo, han logrado consolidar un proyecto de vida exitoso dentro del medio de la cultura y las artes.

Es de todos conocido que en cualquier organización, el reconocimiento es utilizado para desplegar la visión y los valores de la empresa, para así generar patrones de conducta que impulsen al interior, a seguir los caminos que llevan al éxito laboral. En el ámbito organizacional, la práctica del reconocimiento es periódica y va muy enfocada a brindar confianza, al igual que a motivar a los empleados a aportar más valor a la compañía, al mismo tiempo en que se sienten útiles para la misma empresa en la que trabajan.

Sin embargo, dentro de la Cultura y las Artes, ¿Cuál sería la función del reconocimiento?

Ciertamente, la función principal sería la de darle el lugar que le corresponde a la persona que es reconocida, comunicando al gremio y a la sociedad, los logros que lo llevaron a convertirse en un ejemplo dentro de su campo de acción, función que va ligada también, a la de crear patrones y conductas que pudieran servir a otras personas a desenvolverse favorablemente dentro de sus respectivas áreas.

De tal manera que otorgar un reconocimiento, es sólo una de varias pequeñas acciones, encaminadas a dar el lugar que le corresponde a la cultura y las artes en nuestra sociedad, que está también muy lejos de contar con una infraestructura que permita y garantice el desarrollo exitoso de artistas y actores culturales. Actualmente en nuestro país, los presupuestos asignados para esta área, siguen siendo bajos e insuficientes para crear una plataforma que permita proyectar un desarrollo económico en la industria Cultural y Creativa, como hoy se le denomina.

No queda la menor duda que como país, seguimos sin querer ver el verdadero potencial de esta industria, mientras otros países, principalmente asiáticos y europeos, están ya empezando a consolidar este sector como un motor de desarrollo y generación de empleos.

robgarza@att.net.mx