MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

La presencia de la ciencia en el arte | IRMA IDALIA CERDA | Octubre 2019

Por: Irma Idalia Cerda
Fotografía: Archivo


La presencia de la ciencia en el arte

La exposición se compone de 25 piezas que constantemente están sorprendiendo a los espectadores. 

Hace algunas semanas, se inauguró la exposición “Rafael LozanoHemmer . Presencia Inestable” en el Museo de Arte Contemporáneo MARCO, y cómo es costumbre fui al recorrido especial que hacen para medios de comunicación un día antes de la apertura al público.

Debo decir que las exposiciones ocupan un gran porcentaje de mi rutina laboral, así que ni si quiera puedo imaginar a cuántas he ido en los años que tengo como reportera cultural.

Y cabe mencionar que muchas me han sorprendido , agradado, interesado y también disgustado; pero esta exposición en la que MARCO alberga las instalaciones creadas por Rafael Lozano Hemmer y su equipo, me impresionaron por su complejidad en la elaboración, pero al mismo tiempo por su estética minimalista.

Rafael Lozano-Hemmer es químico de profesión, pero en los terrenos del arte, se autodefine como “director de escena”, ya que cuenta con un equipo de 15 personas con diferentes talentos que trabajan para desarrollar los proyectos que les presenta, que luego serán las instalaciones de futuras exposiciones.

Entonces el mexicano que actualmente radica en Canadá, realiza instalaciones con perfil de “performances” artísticos pero con el apoyo de la ciencia y la tecnología , y la mayoría de sus obras tienen estas características.

El visitante encontrará desde un enorme respirador que captura el aliento de los visitantes que entran a una cámara sellada herméticamente “Respiración Circular y Viciosa (2013)”, y lo hacen bajo su propio riesgo, ya que pueden contagiarse de alguna bacteria o virus del aire ya contaminado por las anteriores personas que ingresaron a la cabina.

En otra sala se encuentra “Espiral de corazonadas (2008)”, una especie de candelabro con 300 focos que están conectados y cuando el participante toca el sensor, estos producirán un sonido y se iluminarán en forma circular, de tal manera que podrá sentir su propio ritmo cardíaco.

En total son 25 piezas que constantemente están sorprendiendo a los espectadores, como “Nombras el agua (2016)”, que consiste en unas pequeñas fuentes de las que emergen letras que forman palabras, como si fuera por arte de magia, pero en realidad es ciencia.

“En mi equipo la mitad de nosotros somos científicos; yo tengo una carrera en Química, y luego me hice programador, y luego empecé a trabajar con teatro y en Artes Visuales.

“Pero en mi equipo tenemos programadores, ingenieros, diseñadores, arquitectos, músicos, pero también colaboramos con filósofos, lingüistas; depende de la pieza buscamos a los especialistas”, señaló Rafael Lozano-Hemmer.

Aunque el título “Presencia Inestable” , no sugiere realmente lo que ofrece esta muestra, sí puedo asegurar es que es una serie de instalaciones con efectos especiales que devuelven al público su capacidad de asombro. 

irma_idalia@hotmail.com