MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

La innnovación disruptiva | LUGI GOGA | Octubre 2019

Por: Lugi Goga
Fotografía: Archivo


La innnovación disruptiva

Para poder innovar de una manera disruptiva, se requiere la voluntad de poder salir del entorno habitual y rodearse de gente que vea el cómo si es posible llevarla a cabo.

La palabra disrupción es un término que se utiliza cuando se realiza un cambio súbito y significativo que impacta de energía positiva, razón por la cual la innovación disruptiva sería la generada a partir de un cambio radical, que al ir rompiendo paradigmas estaría cubriendo una necesidad no satisfecha y creando también así, una nueva forma de hacer negocios.

Para desarrollarla de la mejor manera, se requiere tener en el proceso de gestación, la flexibilidad y la rapidez de un modelo de empresa pequeña, que brinde soluciones de manera casi inmediata y que a su vez experimente nuevas formas de hacer las cosas a menor escala. Lo anterior hasta que el concepto madure y el producto o servicio pueda ser implementado satisfactoriamente en el mercado.


Una verdadera idea en este modelo de pensamiento, sería algo que se considerara verdaderamente genial, que cuando se expusiera diera inclusive “miedo” implementarla. En otras palabras, se refiere a esa idea que pudiera hasta parecer demasiado atrevida o inclusive loca, por el cuestionamiento de ciertas formas de pensar ya muy establecidas en nuestra sociedad. 

Cabe agregar que para el desarrollo de estas “nuevas ideas”, es importante poder salir del entorno habitual y rodearse de gente que vea como es posible llevarlas a cabo. Es recomendable involucrar otras disciplinas para ampliar la visión, sin olvidar el propósito inicial, al igual que dedicarle tiempo y esfuerzo haciendo pruebas piloto con la tecnología adecuada para alcanzar el éxito.

Es común en estos procesos, que durante la fase de experimientación se falle en repetidas ocasiones, partiende casi de cero en cada uno de los intentos. Sería interesante también mencionar que Thomas Alva Edison, erró en más de 100 ocasiones, al momento de inventar la bombilla incandescente, mejor conocida como foco. 

ing.luis.gonzalez.g@gmail.com
Graduado de Ingeniería Civil con especialidad en Desarrollo e Innovación Empresarial en el ITESM. Ha participado en diferentes proyectos de edificación vertical con base en ingenierías de valor y optimación de procesos