MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

Editorial: El camino para el desarrollo | ROBERTO GARZA | Agosto 2019


El camino para el desarrollo

El enfoque en hábitos que permitan generar un cambio en la forma de pensar y actuar de la gente, es fundamental para lograr un desarrollo económico de la población a largo plazo.

Hace algunos días tuve la oportunidad de leer a Chris Hogan, reconocido escritor, orador y experto financiero, quien a través de los años ha transmitido un mensaje de esperanza a miles de personas, a quienes ha enseñado a adquirir control sobre su dinero, al igual que a cumplir sus metas financieras. Muchas de esas personas tenían grandes deudas en tarjetas de crédito y otras vivían prácticamente al día, sin lograr cubrir sus necesidades más básicas. 

En su libro Everyday Millionaires, el autor detalla como llega a una serie de importantes conclusiones sobre el comportamiento de personas que pudieron acumular riqueza a través de sus vidas. Estas deducciones fueron obtenidos a través de entrevistas a más de 10,000 individuos, que habrían logrado reunir más de un millón de dólares de riqueza en ese momento de sus vidas.

No es mi intención entrar en detalles sobre el libro, que por cierto les recomiendo ampliamente, sino solamente resaltar aquellos puntos que permiten lograr un desarrollo económico en la población que menos tiene, a través de cambios en su forma de pensar y actuar.

Algunos datos que nos comparte el autor acerca de los resultados de su investigación, son los siguientes: A ocho de cada 10 entrevistados les llevó en promedio 28 años llegar a juntar su primer millón de dólares, casi el 80 porciento no heredó nada de sus padres y el 66 porciento nunca logró llegar a producir más de 100,000 dólares en un solo año laboral.

Ahora bien, quiero destacar los puntos que arriba menciono, debido a que por nuestra propia naturaleza y cultura, tendemos a pensar que la gente que cuenta con riqueza económica, la acumuló por herencias, por haberse ganado “la lotería” o por haber recibido ayuda de algún familiar o amigo cercano. Es difícil para nosotros aceptar, que fue a través del trabajo duro y hábitos bien establecidos, que la gran mayoría de estos individuos lograron obtener su libertad financiera. Inclusive un punto que resalta el autor, es el que se refiera a que muchos de los entrevistados, son personas comunes y corrientes, de trato humilde y de bajo perfil, no son los individuos que se pudieran catalogar como engreídos, presumidos o “faramallosos”.

El autor nos comparte los cinco atributos que se repitieron en la mayoría de los entrevistados y éstos son: la responsabilidad, la intencionalidad, el enfoque en objetivos, la consistencia y el trabajo duro. También nos habla sobre el desarrollo de hábitos necesarios para poder generar un cambio sustancial en las personas, como por ejemplo: No adquirir lo que no sea necesario, dejar de querer impresionar a los demás, ser perseverantes en el alcance de las metas, desarrollar planes a largo plazo en el uso de los recursos y ahorrar siempre un porcentaje de los ingresos. Es interesante darse cuenta que lo que importa no es precisamente la cantidad que se genera, sino lo que se hace con ésta después de generarla. 

Me gustaría concluir con una cita del Ex Secretario de Defensa de los EUA, Colin Powell: “No hay secretos para el éxito. Es el resultado de la preparación, trabajo duro y el aprendizaje del fracaso”.

robgarza@att.net.mx