MIGUEL SAHID | En acción por la actuación | EDU TIJERINA | Noviembre 2021

No todo lo que brilla es Roma | ROBERTO GARZA | Enero 2019

Por: Roberto Garza
Fotografía: Archivo


No todo lo que brilla es Roma

El cine que propicia el intercambio de ideas, que incita al análisis y que promueve la diversidad en formas de pensar, debería tener también el reto de ser lo suficientemente atractivo como para llegar a un mayor número de personas.

¿ Quién no ha escuchado hablar de “Roma”? el largometraje del cineasta Alfonso Cuarón, que recién ganó los premios a Mejor Director y Mejor Película Extranjera en la ceremonia de los Globos de Oro. 

Roma es una película autobiográfica, inteligente y emotiva, que narra las realidades de un México contemporáneo, visto a través del mismo director de la cinta, que nos comparte su vida a través de recuerdos muy personales, que va plasmando a través de múltiples imágenes, en una cinta que es mitad ficción. 

El film también ganador del León de Oro en la Muestra de Venecia, fue recientemente nominado a los premios BAFTA y a los del Sindicato de Guionistas de los Estados Unidos. Adicionalmente, esta cinta es candidata oficial para competir por México en los Premios Oscar y Goya, dentro de la categoría a Mejor Película Extranjera.

En el sitio web Rotten Tomatoes, especializado en evaluación y reseña de films, esta película recibió un 96% de calificación por la crítica de profesionales. De manera general, ha sido ovacionada por la prensa internacional con comentarios como el de Adam Graham de Detroit News que expresó: “la película es viva como pocas, “Roma” es una suntuosa pieza de producción cinematográfica”, mientras que Michael Phillips, de Chicago Tribune manifiesta: “el film da tanto que ver en cada nueva viñeta, en cada composición, de hecho ver la película dos veces se convierte en una agradable necesidad”.

Sin embargo por otra parte, estoy seguro que si usted se da el tiempo de preguntar su opinión a personas que hayan visto esta película, muchas de ellas le dirán que estaba tediosa, lenta y que se quedaron dormidas mientras la veían. La cinta que se creyó sería aclamada por los mexicanos, resultó ser duramente criticada en redes sociales, calificándola de pretenciosa, aburrida, sin trama y poco entretenida. 

Me llamaron mucho la atención algunos comentarios recurrentes, que mencionaban que la película sólo le gustaba a los que se creían cinéfilos o a los amantes del cine de arte, siendo ahí precisamente donde creo tenemos todavía mucho por hacer como audiencia en México o mejor dicho como industria del cine toda. ¿Será la falta de formación de públicos?, ¿Nos han acostumbrado sólo al cine “palomero”?, ¿No somos capaces de entender un cine más serio, reflexivo y de análisis?, ¿Se nos dificulta tener una mirada crítica hacia relatos del pasado de nuestra sociedad?

Ciertamente todo lo que arriba se menciona tiene algo de verdad, ya que como público tenemos todavía un largo camino por recorrer en lo que nos falta por aprender. Ahora bien, en mi muy personal punto de vista, considero que el buen cine, ese que propicia el intercambio de ideas, que incita al análisis y que promueve la diversidad de formas de pensar, debería tener también el reto de ser lo suficientemente atractivo como para llegar a un mayor número de personas. Esas producciones como la de “Roma”, también tendrían qué contar con más elementos que le permitieran “ganchar” a esos públicos que las critican, dando la oportunidad a más gente de entrar en el círculo del disfrute del buen cine. ¿Usted que opina?